Lección de Dignidad

Más allá de la cantidad de votos en las elecciones internas del PSUV para escoger los candidatos a Diputados a la Asamblea Nacional, el chavismo se anotó una nueva victoria popular que se caracteriza por el levantamiento de la bandera de la moral, la dignidad y la ética revolucionaria contra los antivalores, la guerra mediática, la discriminación y los intereses extranjeros que mueven a la oposición venezolana.
 
La responsabilidad asumida por la mayoría de los candidatos que salieron con alegría y tesón a buscar sus votos en las calles, los barrios y las urbanizaciones venezolanas, se antepone a la cúpula opositora que decidió según parámetros económicos, quiénes serían los contrincantes del chavismo el próximo 06 de diciembre. Cabe destacar que nunca como el 28 de junio se había vivido el proceso de internalización de la conciencia libertaria que mueve al militante chavista tan vilipendiado y desacreditado por el odio opositor. Libertad, compromiso y lucha en un tiempo histórico para la humanidad, donde nuevas formas de dominación imperan sin el mínimo respeto a la diversidad, el ambiente y la vida.
 
No bastaron los acaparamientos, las diversas expresiones de vandalismo, el acoso mediático, la manipulación extranjera o las manifestaciones violentas de los grupos financiados por la derecha nacional e internacional para que este pueblo aguerrido, descendiente de la casta libertadora de Guaicaipuro, Bolívar, Camejo y las heroicas mujeres que combatieron contra el yugo español, se doblegaran a los intereses imperiales. Creyeron que nuestra conciencia se limpiaba con papel higiénico, que nuestro espíritu se alimentaba de Harina Pan, que nuestro compromiso disminuía en las colas, pero no contaron con nuestro temple para combatir las más aberrantes adversidades, con nuestra alegría infinita para sobreponernos a cualquier psicoterror.  Dijimos ¡NO VOLVERÁN, CARAJO! Al lado de nuestro líder eterno. Dijimos HASTA LA VICTORIA SIEMPRE, cuando lo despedimos físicamente y ahora decimos AQUÍ NO SE RINDE NADIE para honrar su entrega y dedicación a los pueblos oprimidos del mundo.
 
La militancia chavista tuvo la oportunidad de elegir entre rostros con miradas limpias, frescas y comprometidas. Pudimos elegir entre estudiantes, obreros, cultores populares, políticos, periodistas, luchadores sociales, hombres, mujeres, jóvenes, adultos y de edad avanzada. Pudimos estrechar nuestras manos con personas que comparten nuestros mismos intereses y realidades, y eso es lo que nos hizo ganar como pueblo nuevamente. Ese ejemplo de civismo, de alegría, de compromiso y responsabilidad patriota es lo que nos conduce a seguir siendo ejemplo de ejercicio democrático pleno.
 
"¡HOY MÁS QUE NUNCA TENEMOS PATRIA, QUE NADIE SE EQUIVOQUE!” Hoy más que nunca tenemos moral para exigir a nuestros dirigentes el cumplimiento de su tarea, el temple para enfrentar junto al pueblo noble y sabio cualquier dificultad. Hoy más que nunca podemos decir al Comandante que hemos cumplido, que NO VOLVERÁN.

 

francis.arguinzones@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1262 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas