La vida es una tómbola

“La vida es una tómbola”, se dijo el periodista Pedro Cuartilla y rápidamente se preparó para salir rumbo a Juangriego y llegó hasta su viejo Malibú, lo prendió y arrancó vía a la ciudad crepuscular, a comprar pescado fresco para prepararse una suculenta sopa. En el camino, como siempre, iba oyendo su estación preferida: Mundial Margarita (1020AM, 92.9FM y www.radiomundial.com.ve), en la cual escuchó: “El Consejo Nacional Electoral (CNE) informó que las elecciones parlamentarias se celebrarán el 6 de diciembre, con el corte del Registro Electoral hasta el 8 de julio. La presidenta del ente comicial, Tibisay Lucena, explicó que el lapso de postulaciones estará abierto del 3 al 7 de agosto. La campaña está prevista del 13 de noviembre al 3 de diciembre hasta la medianoche”, y pensó: “Espero que a esta oposición se le quite de una vez esa cantaleta: ¡Queremos la fecha de las elecciones!, pues ellos mismos saben que el CNE, en eso no ha fallado, siempre ha fijado el plazo de los comicios, tal y como está contemplado”.

  Siguió por la avenida Bicentenaria y llegó a Juangriego y se bajó en el mercado y ahí encontró a Hermógenes González Figueroa, un simpatizante de la gestión del gobierno y le dijo: “¿Qué te parece Cuartilla? Apenas el CNE anuncia la fecha de las elecciones y ya los opositores, agarraron las redes sociales para señalar que fue gracias a éllos, que el Ente Electoral tomó esa decisión. Llamarlos locos es poco y decir que necesitan un manicomio es mucho. Pero, bueno, ¿tú no le puedes pedir a una mata de cují que produzca patillas? Que sigan con su alharaca. Porque el pueblo que “es sabio y paciente” no se va a dejar quitar sus logros: las grandes y pequeñas misiones, las pensiones, los CDI, las canaimitas, las viviendas, a Pvdsa, la Cantv, el banco de Venezuela y así otros grandes beneficios que ha obtenido en este proceso revolucionario”.

  El reportero, quien oía atentamente a Hermógenes, mientras sus ojos observaban a los pelícanos revolotear sobre los botes que estaban en la inefable bahía de Juangriego, respondió: “Es verdad, este pueblo, no es el mismo que éllos mismos torturaban, asesinaban y desaparecían; ahora ha aprendido a leer, analizar, informar y actualmente no cree en “pajaritos preñados”. Así que vayan a llorar p´al Valle”.

P.S. Este domingo a votar todo el mundo para cumplir con la Patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1302 veces.



Emigdio Malaver

Margariteño. Economista y Comunicación Social. Ha colaborado con diferentes publicaciones venezolanas.

 emalaverg@gmail.com      @Malavermillo

Visite el perfil de Emigdio Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas