A los “camaradas” que quieren implotar la revolución bolivariana

Primero haremos unas preguntas, ¿Acaso, no tenemos más enemigos y, tenemos que atacar nuestra propia revolución? ¿Es que las ansias de figuración, los tiene obsesionados? ¿Es que la crítica les parece un ejercicio necesario para mantenerse en forma, y por eso critican por criticar?

No entendemos como esto “camaradas” son capaces de dispararle a nuestra revolución cuando ésta, está siendo atacada de forma inmisericorde por parte del más cruel e insensato enemigo de la Patria venezolana, que no es otro que el imperio gringo y adláteres. Por ahí, hacen mucho uso de un pensamiento del apóstol cubano José Martí que dice “La mejor forma de decir, es haciendo” esto se le puede aplicar a estas personas que “critican” y “autocritican” todo lo que hace el gobierno revolucionario.

Si les disgusta, que el gobierno revolucionario sea arriesgado e intente contraatacar la guerra económica con formas y medios diferentes a los preconizados por el socialismo secular, ellos deberían, primero, intentar hacer algo que justifique lo que quieren decir, esto es, que si les parece que el gobierno en su estrategia favorece al enemigo o es blando al aplicar el contraataque, entonces estos criticones, deben gastar sus facilidades de comunicación y sus conocimientos de historia, economía, política entre otras, para instruir al pueblo, en, qué es el socialismo, cuáles son sus ventajas, como el pueblo puede ejercer su poder y, como el pueblo puede, mediante el poder popular y una conciencia alimentada por el conocimiento de la patria y su ejercicio, ser el protagonista de su propio desarrollo, y además de ello blindar su mente contra la agresión imperial.

La patria requiere gente pensante con capacidad para avizorar, peligros y posibilidades y, soluciones que puedan coadyuvar para impulsar las comunas, asesorarlas y aplicar todo ese bagaje de conocimientos adquiridos probablemente, a la sombra de la casa que rompe las sombras, que se creen una elite del conocimiento, pero solo lo usan para criticar a la revolución, son notables y pensadores sesudos. Algo parecido al Honrado que describe Andrés Eloy Blanco en un Poema, que dice en alguna parte, “Te llaman honrado, ni le matas el hambre a nadie, ni le quitas a nadie el frío, pero te llaman honrado, Pendejo con palmas académicas”. Bien, entonces dedíquense a hacer, para que lo que quieren decir, se oiga y sea de utilidad para el pueblo.

Pero este grupo de camaradas, por el contrario aprovechan la guerra económica para reforzar sus argumentos, culpando al Presidente Maduro, pareciera que la oposición trabaja para los criticones dándole insumos, ello al final convierte a estos camaradas en unos cómplices de la oposición. Esto se deduce cuando observamos el resultado de las zancadillas que estos camaradas le dan a la revolución diariamente, porque uno determina con facilidad a quien realmente favorece la guerra económica, que no es a otra, que a la oposición, pero como a los criticones no les gusta el gobierno del Presidente Maduro y, por ello lo atacan, entonces, no nos queda otra conclusión que asumir que la oposición y los criticones son la misma cosa, o sea caimanes del mismo pozo.

Quien piense que estos falsos héroes, inundando a aporrea y otro medios, con sus “criticas” y “autocríticas” están haciendo uso de la libertad de expresión, están pelando pedal, eso es igual a la muletilla del “voto castigo” que no es más que un voto suicida. Para demostrar cuan equivocados están estos camaradas, les cuento que mientras ellos están “corrigiendo” al gobierno con sus críticas fundadas con los insumos de la mediática canalla, el imperio alista su Comando Sur para venir a “beneficiarnos” con un bombardeo humanitario. Una muestra de esa “solidaria” intención: El Jefe del comando Sur declaró este día, que sí Venezuela colapsara el estaría aquí con toda su fuerza letal para ayudarnos a bien morir incluidos los ingenuos.

Por otro lado estos “amigos Camaradas” deberían estar enterados, que mientras ellos hurgan en su mente loca cualquier motivación para criticar y trabar la marcha de la patria, despotricando del Presidente Maduro, el imperio hace uso de todos los medios malsanos, para derrumbar los precios del petróleo, por ejemplo crearon ese monstruo del Ejército Islámico, para robar el petróleo de Irak y Siria, y además han creado una maniobra, para inundar los mercados, bajar los precios internacionales del petróleo, obligando a los países miembros de la OPEP, que le son afectos y, están atemorizados por el peligro que representa el ejército islámico. Todo este plan contra Venezuela pretende, bajar los precios del petróleo hasta límites que caigan más allá del precio referencial, con el que se calcula el presupuesto de la patria y, la consecuencia sería catastrófica.

Sí a éste oscuro panorama, de llegar a ocurrir, le agregamos la desesperación que induce en el pueblo la guerra económica, sería precisamente la motivación que espera el Comando Sur para intervenir en Venezuela. Este nefasto escenario, -que no sucederá- pero, que, si llegara a suceder, sería consecuencia de las zancadillas que los criticones le ponen al carro de la revolución.

Mientras tanto, el Imperio engaña a su propio pueblo haciéndole creer que con la explotación del petróleo de esquisto en su país, podrá pasar de importador de petróleo a exportador de petróleo y con eso, liberarse del gasto inmenso en que incurre para cubrir sus importaciones. Pero no le explica a ese pueblo, que el costo de la extracción del petróleo de esquisto es sumamente alto, además que ese tipo de explotación es altamente erosivo y, el resultado de esa explotación será la destrucción del territorio del país.

En nuestro país, el Gobierno del Presidente Maduro, Impulsa las cinco revoluciones, con mucha fuerza, para avanzar hacia la consolidación del socialismo, al mismo tiempo que debe realizar grandes esfuerzos para defender la patria ante los múltiples e incesantes ataques de la derecha y el imperio. Pero los criticones, en lugar de colaborar, continúan halando la carreta en otro sentido con su ridículo ataque.

Quiero terminar este mensaje, recordándole a ellos -los criticones-, que esta revolución, en quince años de ejercicio de gobierno, dirección y protección de la Patria, tiene más logros totalmente verificables, que la cuarta República en cien años, todos en beneficio del pueblo, que representan, todos, un ejercicio de justicia social. Y como estoy seguro, que casi todos estos criticones, están viviendo en este país, desde la cuarta república y, deben recordar lo que sucedió en esa nefasta época, también les recuerdo, que las mentiras tienen patas cortas. No destrocen la oportunidad única que tenemos gracias a que nuestro eterno Comandante, nos dejó patria y un inmenso caudal de enseñanzas, que son tan formidables, que seguro convertirían en parias a los connacionales, que con sus críticas, tratan de atar las manos de la revolución, cuando ésta está en plena batalla, por defender la patria, eso es sencillamente traición, es asqueroso.

Dejen lo que están haciendo y, hagan buenas las palabras del Comandante Supremo, súmense a la unidad, a la lucha, a la batalla y la Victoria. Porque esta revolución es irreversible.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA Y SOBERANA!
¡CHÁVEZ VIVE!
¡LA PATRIA SIGUE!
¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2266 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a196484.htmlCd0NV CAC = Y co = US