¡Abajo el gobierno! ¡Viva el gobierno!

Varios aspectos de la vida nacional exigen lo que el Comandante Eterno siempre llamó las tres R. Sucede que los halagos de los funcionarios públicos del alto gobierno esconden el verdadero sentir popular y la percepción que sobre la eficacia y la eficiencia tiene del actual equipo que acompaña al camarada Maduro en su gestión. La gran mayoría de los Ministros tienen una maquinaria de información a su favor, más que a favor del proyecto socialista. Muestran más su cara que sus obras.

Hay gestiones de muy alta visibilidad aunque de bajos logros en la solución de problemas; otras, muy discretas, dan evidencias que se ha trabajado fuerte en la organización de las dependencias a su cargo y pocas, como la del Ministro de Interior y Justicia, son un ejemplo de la mejor de las combinaciones, mucha actividad, logros evidentes, y una mejora persistente de la opinión pública sobre el esfuerzo del gobierno en materia de seguridad ciudadana, muy a pesar que se dejó correr la arruga de la inseguridad por un tiempo importante, mientras los teóricos del tema se pusieron de acuerdo si era un fenómeno real o inventado. Resultó real, aunque no único de nuestra Patria, sino un fenómeno global, de una sociedad terráquea convulsionada por el modelo de desarrollo capitalista, madre y padre de todos los males del mundo, al menos de este en particular.

La mediática, informando o desinformando cubre varios fenómenos adicionales que deben ser asumidos en la rectificación. El aparato productivo nacional y el nuevo modelo de producción socialista están apagados, requieren más que una simple terapia de respiración artificial. Hay que ir al grano de la organización social para la producción. El stajanovismo no es un modelo a copiar, sino a estudiar para valorar la conciencia social en el incremento de la productividad social del trabajo. Por otra parte, el Sistema Nacional Público de Salud ha servido para armar alharacas sobre la inversión en remodelaciones que no terminan. Tampoco resuelve con transparencia el problema de los medicamentos, es posible que se requiera una mejor política informativa.

La corrupción ha sido una tragedia nacional, la figura de una alianza de la oligarquía parasitaria y la burocracia parasitaria, han desprestigiado la buena intención de un sistema de cambios de divisas para apuntalar el desarrollo nacional y satisfacer las demandas sociales de insumos diversos para la vida digna. Es por eso que no está demás decir que ese tipo de gobierno, permisivo, tolerante, espasmódico, no tiene cabida en la revolución. Pero, me solidarizo con una gran parte de quienes ven en el Presidente Maduro esa voluntad férrea para replantearse la revolución, no para huir, ni para retroceder, sino para retomar el camino de la refundación de un Estado Socialista, orgullo y ejemplo de América Latina.

La oposición presenta la reorganización del gobierno como un fracaso, sin percatarse que ellos carecen del ánimo, de la confianza y de la capacidad para proponer algo que tenga sentido en la ruta a seguir. El pesimismo los cunde, el odio los enceguece, sus carencias les envilece la crítica. Quieren un abajo el gobierno, tal cual lo plantean los ultraderechistas golpistas.

En tanto, en las filas de la Revolución hay que llenarse de optimismo; los cambios que vendrán deben reflejar un nuevo arreglo del equipo de gobierno, debe incluir nuevas caras, la idea central es cumplir el Plan de la Patria, manejar las coyunturas pero también y más importante es promover los cambios estructurales que allí se señalan. Los ex -ministros que serán deben dedicarse a repensarse y a mirar desde una atalaya las cosas que no pudieron ver, obnubilados por el poder efímero.

Con ese optimismo, me anoto entre los que dicen viva el gobierno socialista. ¡La Revolución continúa!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1397 veces.



Miguel Mora Alviárez

Profesor Titular Jubilado de la UNESR, Asesor Agrícola, ex-asesor de la UBV. Durante más de 15 años estuvo encargado de la Cátedra de Geopolítica Alimentaria, en la UNESR.

 mmora170@yahoo.com

Visite el perfil de Miguel Mora Alviárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: