III Congreso del PSUV: ¿Era eso?

    Ha concluido el III Congreso del Psuv y como en esas conferencias o simposios a que uno asiste para fortalecer nuestra formación académica con experiencias novedosas, inicialmente va con muchas expectativas, asomado por una esquina o sentado en una butaca incidental las intervenciones que oye no acallan sus cavilaciones; o si accede a ello por la ventana que generosamente abren los medios de comunicación social,  al final uno termina preguntándose: “ah, ¿era eso?” y “¿qué vendrá ahora?, pensé que las disertaciones reinterpretarían el Universo- mundo hasta formar una nueva cosmovisión. Ya que en el transcurso del evento es tal la proliferación de discursos, ideas, proposiciones y requerimientos que se proyectan como tareas que ¡Madre mía!... hay que sacudir la cabeza para que ésta vuelva a donde es. Pensando que, como sostiene Edgar Morín en libro de igual nombre, ¿qué vale más? ¿Una cabeza muy llena o bien puesta?

No es que el III Congreso del Psuv haya sido malo sino que me parece que como tal es insuficiente, repetimos es como esos cursos de actualización a los que uno asiste, que los aprendizajes adquiridos realmente serán demostrados después del evento en sí, cuando los principios se apliquen en contextos reales y no en el auditórium o las aulas de clase.

Gracias al divino creador del laberinto de la tecnología de la información y la comunicación, mediante la ventana de VTV, medio audiovisual repotenciado por el Comandante Chávez, que es a quien en realidad debemos agradecer, pudimos “asistir” a las plenarias del antedicho congreso ideológico del Psuv; y  hasta vimos a muchos ahí con cara e´ ponchao y  la mirada extraviada como si estuvieran comiendo nabos… je ,je , je.

Que no es desprecio sino que creo que esos puestos de esa guisa no estaban entendiendo era nada… Espero no se ofendan esos camaradas. Aunque, bueno yo ahí a nadie conocía de vista, trato y comunicación. Aunque dizque estaban el Lic. Norberto Palmera y el Ing. Luís Ladino, alcalde y delegado electo y nato por el municipio Urdaneta, estado Lara; pero no es a ellos a quienes me refiero.

Pero nada grave. La mayoría tenía cara de alegría, como imbuidos en la idea de la patria socialista construida desde la aldea, para ser más universales.

Recordemos que Francisco Massiani en poema suyo dice que “La felicidad es una pequeña aldea donde tus dientes/ mordían uvas y naranjas/ nosotros no heríamos a nadie/ y nos curábamos de todos/ con una sangre de símbolos lavados/ que nos señalaban otra ruta…”

  Esos eventos maratónicos, para descarga de mis camaradas caras largas, circunspectas y atentas, son un reto y, al final, la gente está ya como guapeando, (…Guapea, Willey Colón, dice Rubén Blades por ahí, cuando ambos eran de izquierdas y progres…); y hay que aplicar la filosofía de Charly García: el aguante.

Pero, cierto es que, la Revolución Bolivariana, está obligada a buscar una nueva ruta que garantice mayor productividad; y, de hecho, se está a las puertas de algunos movimientos previsibles, de acuerdo con el economista Juan José Pérez, un catedrático de la UCLA, tales como: el aumento de la gasolina (Diario La Prensa, 01 de agosto de 2014, p. 8), lo que sería un nuevo palo cochinero al bolsillo de todos nosotros los pelabolas, pero dizque debe, según este neoliberal, reorganizar el concepto de la economía que el chavismo ha desarrollado ( que no sé cuál será: ¿estatismo improductivo con las expropiaciones y ocupación de tierras ociosas para romper así con las estructuras tradicionales del latifundismo, cooperativas improvisadas o asociaciones estratégicas que han dado lugar a las empresas mixtas, empresas socialistas, a qué se referirá con ese concepto el Dr. Juan José Pérez?); o, ya, es “tomar medidas para encaminar de nuevo la economía del país”, e ir al cambio único, se supone, que a la él y otros de igual ideología cantan hurras y aleluyas.

Pues según el citado economista: “…mientras más temprano se hagan los cambios, menos profundo será el daño que cada día crece en la economía venezolana”, (ídem). O sea, la revolución está dañando la economía venezolana. ¿Está Ud. Seguro? Como dice la propaganda de la TV, asegúrese bien.

A un amigo, medio anarquista él, con quien comentaba lo interesante de las intervenciones de Ramírez o Héctor Rodríguez, donde por fin entendí la función del Fondem y el Fondo Chino, pues nos dan capacidad de maniobra y no caer en las garras del FMI o BM y la importancia de los programas de asistencia social con fines de abatir la pobreza extrema, por la otra parte, me decía que ojalá del III Congreso salieran soluciones efectivas para los padecimientos económicos, políticos  sociales de Venezuela.

Al respecto recordé al amigo que leí que el comandante Luís Reyes Reyes, hombre de inmensa confianza de Chávez, en declaraciones de prensa señaló que Venezuela debe adoptar el modelo chino: que es una combinación entre desarrollo tecnológico por ingeniería de reversión, lo que hace superar la dependencia extranjera y un modelo mercado abierto de producción a escala, que fortalece el mercado interno, la inversión de capitales extranjeros sin complejos, entre otras medidas. Aunque, claro, de los modelos no se pueden hace copia ni calco.

El presidente Nicolás Maduro, a quien uno cada vez tiene mayor respeto como hijo de Chávez, señaló también por esos días en una entrevista que: “El tema principal de la revolución es el desarrollo de un modelo productivo de carácter socialista, avanzado, maduro, con alto nivel de inversión; la creación y desarrollo del modelo económico-productivo, así como la superación del rentismo petrolero o la dependencia del petróleo”, asimismo agregó que con China la república mantiene una alianza estratégica, con un gran nivel de respeto y confianza, a la que se han sumado “nuevos temas”, con proyectos de cooperación  financiera que han permitido invertir en seis años 56 mil millones de dólares, (Correo del Orinoco, Caracas, 25 de julio de 2014. P. 2).

se pudiera concluir entonces que efectivamente, Venezuela ha venido buscando una nueva ruta al desarrollo y para ello ha establecido una alianza con China, en atención a desarrollar un modelo económico productivo y con autonomía, ¿pero será menos voraz la economía China que la norteamericana? En eso, como afirma Ted C. Fishman en su libro China S. A. (Colección otras voces. Debate. Mondatori. Caracas. 2005), la creciente economía China genera una mezcla de admiración, euforia y temor (P. 37), porque: “En China la preponderancia de una tecnología nacional asequible está enseñando el mundo a gente asombrada como Zhai Ming, además de modificar el modo en que el país gasta su tiempo y su dinero, (…). No son solo las grandes empresas y los grandiosos designios del gobierno los que están cambiando el mundo. El cambio también nace de centenares de millones de empresas modestas que se extienden por toda China para fabricar lo que el mundo busca”, (P. 415); luego entonces, ¿se comprende porque hay que mirar hacia China? Así que ni tan calvo ni con dos pelucas… China es una opción pero a condición de que desarrollemos nuestro propio aparato productivo con ingeniería de reversa, si se puede hablar así.

Diremos finalmente que el III Congreso del Psuv, no ha terminado. Hay que ver cómo se continúan esas discusiones y, sobre todo, cómo se aplican sus acuerdos y resoluciones, no se pude quedar en eso de los discursos floridos de las plenarias donde las distracciones estaban a la orden del día y la emoción a flor de piel.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1548 veces.



Luís Saavedra

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a192706.htmlCd0NV CAC = Y co = US