¿Por qué temer al socialismo?

Lo caduco acude siempre a reconstituirse y a mantenerse en el poder con formas nuevas; que intentaron siempre mantenerse contra el movimiento del pueblo que clama por cambios de verdad y justicia social. Creo en la juventud histórica de los hombres y las mujeres. Es joven todo aquel que, a los quince o a los sesenta, sabe responder al momento histórico, a lo que la Patria exige de él. Aunque muchos son los jóvenes que ya olvidaron la autocrítica y se dieron a la adulación y la maledicencia, formas degeneradas de la crítica. Poco creo en los viejos, confió poco en nuestra generación, pero tengo fe en los conceptos que están tomando cuerpo en nuestro pueblo. Examinen las ideas que se han puesto a rodar sobre el tapete de la discusión pública. Los politiqueros tienen poder para invocar los espíritus, pero no para hacerlos callar. Y las ideas son espíritus que hablan más de lo previsto por los que las invocan. Las ideas, una vez echadas a rodar, hacen la bola de nieve. Crecen, crecen, crecen. Y nosotros estamos frente a ideas nuevas. Los viejos politiqueros serán conjurados. Y Chávez tiene derecho a Hablar en esta cita y hablará siempre, sin temor a los que están ocultando su Legado, porque Él es ya un espíritu que ninguna fuerza puede acallar. Porque Él tiene el poder de matar a la misma muerte.

Se teme al socialismo desde posiciones aún contradictorias. No se puede ser socialista y burgués a la vez, así se admitan muchos argumentos y fórmulas del socialismo por su contenido positivo en la solución del fenómeno social. El socialismo, desde este punto de vista filosófico, es una doctrina para ser discutida en la calle, asambleas, en la prensa audiovisual y escrita, en las universidades, en los foros y los libros. El socialismo representa una teoría del Estado fundamentada en el hecho económico. El socialismo propugna cambios que van de lleno a la destrucción de los viejos sistemas de explotar el trabajo del hombre por el hombre y de gozar los bienes generados por el trabajo de otros. A los antisocialistas sistemáticos les espanta principalmente este aspecto real del socialismo, mucho más que sus propios medios y teoría, por cuanto saben que la prédica de la revolución la hace fecunda la comprensión negativa del hecho social. Si hubiera sobre el campo del pueblo una siembra de realidades, nada vendrían a mejorar las promesas de la revolución Bolivariana, Chavista y Socialista. ¡Tanto ídolo de Barro!

Adivina, adivinador: ¿En qué se parece el gobierno de Maduro al de Jaime Lusinchi? ¡En que todos raspan la Botija! Sólo falta que por allí salga alguien diciendo que lo engañaron.

¡Gringos Go Home! ¡Libertad para los antiterroristas cubanos Héroes de la Humanidad!

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!

¡Patria Socialista o Muerte!

¡Venceremos!

                                                                                                                                                                               



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1050 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a192435.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO