¿Amnistía Política o Amnistía Económica?

Es importante, para aquellos que estamos prestados dentro de algunas instituciones y dentro del servicio público, no dejarnos consumir por lo inmediato. Sin duda tenemos tareas inmediatas, obligaciones, pero es importante que tengamos en cuenta que no debemos dejarnos consumir por lo inmediato, esto porque si bien tengo tareas que para mí pueden ser consideradas prioritarias, más sin embargo, en el mundo pueden estar ocurriendo otras cosas.

Uno de los principales problemas que aquejan a los venezolanos y venezolanas, de acuerdo a los más recientes estudios de opinión pública, es el tema económico, y es importante que le prestemos mucha atención. En las próximas líneas trataremos de señalarles el por que.

Quiero señalar, antes de entrar en las consideraciones que haré, que no soy economista ni pretendo serlo. Más como cuadro político militante de la Revolución, estoy obligado a hacer un estudio político de nuestra estructura económica, porque por ahí se pudieran estar cometiendo errores importantes por donde se nos puede ir la Revolución.

Nuestro Comandante Eterno y Supremo de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías, en su famoso “Golpe de Timón”, del pasado 20 de Octubre de 2012, señaló lo siguiente:

“…Entonces, venimos con el tema de la democracia, el socialismo y su esencia absolutamente democrática, mientras que el capitalismo tiene en su esencia lo antidemocrático, lo excluyente, la imposición del capital y de las élites capitalistas. El socialismo no, el socialismo libera; el socialismo es democracia y la democracia es socialismo en lo político, en lo social, en lo económico…”.

“…También lo dice Giordani en su libro Transiciòn venezolana hacia el socialismo”, de nuestro querido ministro y  amigo y maestro Jorge Giordani. Cuando habla Jorge ahí de unos factores que son determinantes en la transición: uno de ellos la transformación de la base económica del país para hacerla esencial y sustancialmente democrática, porque la base económica de un país capitalista no es democrática , es antidemocrática, es excluyente y de allí la generación de riqueza y de grandes riquezas para una minoría, para una élite, la gran burguesía, los grandes monopolios, y de allí  también la generación de la pobreza y la miseria para las grandes mayorías…”.

“…Por eso el socialismo del siglo XXI que aquí resurgió como de entre los muertos es algo novedoso; tiene que ser verdaderamente nuevo, y una de las cosas esencialmente nuevas en nuestro modelo es su carácter democrático, una nueva hegemonía democrática, y eso nos obliga a nosotros, no a imponer sino a convencer, y de allí lo que estábamos hablando, el tema mediático, el tema comunicacional, el tema de los argumentos, el tema de que estas cosas sean, lo que estamos presentando hoy, por ejemplo, que lo perciba el país todo; como lograrlo, como hacerlo…” (Subrayado del articulista).

Además de estas sabias palabras de nuestro eterno Comandante, también debemos destacar que en estos años hemos acumulado una experiencia importante, se han creado entes que antes no existían, acumulando recursos, inyectando recursos. Tenemos unos nuevos códigos, una nueva arquitectura legal, jurídica, empezando por nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; leyes de consejos comunales, de comunas, economía comunal, de los distritos motores de desarrollo; pero pareciera que no les hiciéramos caso a ninguna de ellas.

El Gobierno Bolivariano y Revolucionario, primero con Chávez y ahora con Nicolás Maduro, debe tener muy claro de que ha sido ratificado en varias ocasiones, pero a su vez muy criticado por nuestro pueblo y por varias razones, una de ellas, por la falta de eficiencia.

Todas esta larga introducción la hago, para adentrarnos en el tema que quiero formular en este artículo. Será un poco largo, pero necesario para el debate, y para corregir lo que desde mi punto de vista, son errores y concesiones que nos pueden costar el Legado de Chàvez.

Autocrìticamente tenemos que reconocer que nuestro país está afrontando en estos instantes una serie de problemas económicos serios, producto por un lado de la formación social y económica de nuestro país en el siglo XX con la aparición del petróleo, y producto de los daños que se nos han inflingido producto de esta guerra económica. De estos detalles podré referirme en próximos artículos, para la comprensión y darle una lectura política al hecho económico en nuestro país, para comprender las contradicciones que hoy estamos viviendo.

Estos problemas económicos que afrontamos, se comienzan a evidenciar con el fallecimiento de nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez. Exacerbado porque no contamos con un aparato productivo ni público ni privado que contribuya a la satisfacción de las necesidades de nuestro pueblo, y esa es una de las causas que agravan nuestros problemas.

De acuerdo al presupuesto de importaciones del año 2013, sin incluir las referidas a la industria petrolera, estas estaban por el orden de los 47 mil millones de dólares, de los cuales, 22 mil lamentablemente fueron usados de manera fraudulenta. Este hecho fue denunciado oportunamente por Edmée Betancourt, entonces Presidenta del Banco Central de Venezuela, e inmediatamente fue removida del cargo.
El hoy defenestrado Ministro de Planificación Jorge Giordani, de quien no quiero ni manifestar una solidaridad automática y a ultranza, porque considero que tiene su cuota de responsabilidad en la situación económica por la cual atravesamos, pero tampoco lo voy a estigmatizar y a cuestionar sus aportes que también desde mi punto de vista ha hecho a la Revolución, en el mismo período había señalado que 5 mil millones de dólares habían sido usados fraudulentamente porque muchas de nuestras divisas se están usando fraudulentamente, tanto por el sector privado como del sector público. Esto es parte del problema que hoy afrontamos.

También cabe destacar, que nuestro Ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, M/G Miguel Rodríguez, en diciembre de 2013 señaló que 40% de empresas que han recibido dólares de Cadivi son de maletín, es decir, lo que hemos estado viviendo en este último año y medio, entre otras cosas, es un desfalco sistemático del erario público a partir de la convalecencia y posterior fallecimiento de Hugo Chávez.

Salió Giordani, Salió Betancourt, pero la lista de las empresas que se han robado los dólares no termina de salir. Esa voracidad de la burguesía, junto a los problemas de no contar con un aparato productivo público y privado, es lo que induce y agrava el problema del desabastecimiento de alimentos, bienes y servicios a nuestro pueblo. Dicho por muchos: Por el mismo Presidente de la República de Ecuador, Rafael Correa, y por los diputados Ricardo Sanguino y Jesús Faría, Presidente y Vicepresidente de la Comisión Permanente de Finanzas de nuestra Asamblea Nacional.

Y aquí cabría una pregunta: ¿Quién pagará el costo de estos problemas económicos? ¿Los capitalistas o los trabajadores? Para ello, esto pasa por descifrar el juego de poder en estos momentos.

Es bueno acotar que desde el mes de marzo se han instalado las Conferencias y Mesas de Dialogo por la Paz. Hay una Mesa de Dialogo Política, y hay una mesa de Diálogo Económica. En la primera, hay que decirlo con todas sus letras, El juego está trancado y sin concesiones de ningún tipo a la derecha. Pero en la segunda, no ha ocurrido lo mismo, y de seguidas les vamos a explicar el por que.

El empresariado venezolano, si así se le puede llamar, hizo 59 peticiones al Gobierno Bolivariano, de las cuales fueron aprobadas 56. Como primer punto, y como lo señalo nuestro eterno Comandante en Jefe, Hugo Chávez en el “Golpe de Timón” del 20 de octubre de 2012, la democracia económica socialista arranca por la información.
Como lo señala el politólogo Heiber Barreto en su artículo “Venezuela: ¿Un paquete económico al detal?”, publicado en aporrea.org y que puede leer completo en el siguiente enlace http://www.aporrea.org/trabajadores/a188022.html, estos acuerdos los hemos ido conociendo primero en los hechos y luego a través de los anuncios dispersos que semana a semana viene realizando el Gobierno Bolivariano, como estrategia, presumo, para sortear y atenuar su impacto político y social, me voy a permitir, transcribir algunos de los acuerdos, que con meridiana claridad nos advierte Heiber:
“1. Flexibilización del precio de los alimentos en los comercios privados. Llámese también “ajuste de precios justos” en los comercios donde adquieren los alimentos alrededor de 36% de la población(7) . Esta medida fue dada a conocer públicamente por Consecomercio(8) en vista de que el gobierno se abstenía de gacetear o de publicar en Gaceta Oficial los nuevos precios acordados con el sector productivo del país(9) , pues los comerciantes y expendedores de alimentos estaban enfrentando los reclamos de los consumidores por su desconocimiento del acuerdo de palabra al que se había arribado en la Mesa de Paz Económica(10)”.

“Estas alzas “acordadas” o de facto, consensuadas entre gobierno y la oposición económica empresarial incluye el café, que pasó de Bs. 61,2 a Bs. 100,8, es decir un incremento de 64,7%; además del pollo que en Gaceta Oficial está regulado en Bs. 18, 73 Kg. y entre enero y marzo se encontró entre Bs. 66 y 68 Kg. en los comercios privados(11). A esto se suma el incremento del precio, incluso, de productos de la empresa estatal Lácteos Los Andes que según su Presidente mantienen “dos valores: uno para las redes de comercialización del gobierno y otro para los expendios y cadenas de supermercados privadas”, cumpliendo así “lo acordado en la Comisión de la Verdad Económica”. En Pdval, Mercal y Bicentenario la garrafa de jugo de 1.800 cc cuesta Bs. 22,50, mientras en las redes privadas es de Bs. 41,25 el precio del producto(12).

“2. Aumento de los precios de los alimentos en los comercios estatales. El Ministro del Poder Popular para la Alimentación anunció el aumento de los rubros alimenticios básicos por ser éstos una “grosería” de ganga para el pueblo(13), anunciando un incremento en la red Mercal que varía entre 38% y 112%, claro está, siempre y cuando se puedan conseguir estos productos básicos con o sin aumento, en un mercado que para marzo pasado reportaba un índice de 27% de escasez

“Este nuevo aumento lo sufragará el 64% de la población que se abastece en las redes públicas de distribución de alimentos(14). Adicionalmente, la Superintendencia de Precios Justos oficializó otro incremento de precios, cuando recientemente fijó el precio del pollo en Bs. 43 Kg., reportando así un incremento de 129% en relación con el establecido en Gaceta Oficial. Igual ocurrió con el arroz de mesa Tipo A que subió 32%, al pasar de Bs. 7,20 (regulación) a Bs. 9,50 el kilo; y con el azúcar cuyo incrementó alcanzó un 96% para ubicarse en Bs. 12 Kg(15). .

El impacto de esta alza de precios de los alimentos se incrementa con la caída que experimentó Mercal en 2013, el año de menor distribución y venta de alimentos en los último nueve. Incluso, mientras en 2012 se distribuyeron 1.421.815 toneladas a través de esa red pública, en 2013 esta cifra disminuyó en un 11% para ubicarse en 1.264.694 toneladas, según los datos recogidos en la Memoria y Cuenta del MPP para la Alimentación de 2013 (16)”.

“3. Devaluación del bolívar para los alimentos “No prioritarios”. Repentinamente el gobierno nacional anunció, a través de las autoridades del sistema cambiario, que los alimentos “No prioritarios” pasarían a importarse ya no a la tasa de cambio Cencoex de Bs. 6,30, sino a la tasa de Sicad 1 de Bs. 10 en promedio. Este aumento de 57% en el costo de importación lo sufrirían los alimentos “no prioritarios” como arroz partido, mantequilla, maíz, azúcar y frutas, entre otros(17).”
“4. Aumento del pasaje de transporte urbano e interurbano. El gobierno, seguidamente, anunció un aumento de un 40% del pasaje en transporte público. Esta medida afectó al 80% de la población venezolana, la cual no posee vehículo particular y se traslada diariamente en transporte de servicio público para dirigirse a su trabajo y de su trabajo a su hogar. La reacción en Guatire no se hizo esperar y más de treinta (30) consejos comunales comenzaron a promover la derogatoria de la medida publicada en la Gaceta Extraordinaria 6.130(18)”.

“5. El aumento pactado del salario mínimo. Jorge Roig, presidente de Fedecámaras, mostró su complacencia con el aumento del 30% del salario mínimo decretado el pasado 29 de abril, al considerar que “se hizo un aumento moderado, a mi juicio responsable”, luego de que este año el gobierno nacional se lo consultara con "suficiente anticipación"(19) . Esta inédita consulta en los últimos 14 años de gobierno bolivariano viene de la mano con el pedido realizado por el presidente Nicolás Maduro a su equipo de gobierno cuando sentenció: “Dejémonos de gamelotes mentales, porque la construcción del socialismo se hace en el desarrollo de las fuerzas productivas de la economía real”(20)” .
“7. Aumento de la gasolina y de las tarifas eléctricas. El gobierno nacional ya anunció que estudia el aumento de la gasolina y de las tarifas eléctricas. Para el Ministro de Energía y Petróleo, Presidente de Pdvsa y Vicepresidente para el Área Económica, Rafael Ramírez, el actual precio de la gasolina “no tiene sentido”(27), pues su costo de oportunidad o lo que Pdvsa deja de percibir por vender su gasolina en Venezuela y no en el exterior, asciende a 12 mil millones de dólares anuales. Para Víctor Poleo, exfuncionarios del gobierno bolivariano, el subsidio actual del servicio eléctrico es “dantesco”, pues para el año 2012 alcanzó la cifra de 4 mil 700 millones de dólares(28). Pero nadie dice nada similar al “sinsentido” y “dantesco” desfalco de miles de millones de dólares en los años 2012 y 2013 a través del Sitme y Cadivi como venimos de mencionar”.
“8. Liberación del dólar. El gobierno nacional viene preparando el camino para la liberación del precio del dólar y la fluctuación de su precio entre dos bandas, con lo que todos los productos que requiere la economía venezolana serán importados a un precio mucho mayor al actual y la burguesía parasitaria podrá devorar la ingente cantidad de divisas de la nación, además del consecuente aumento general de precios que depreciará aún más el ingreso de los venezolanos…”

“9. Reversión de la expropiación de tierras a terratenientes. El Instituto Nacional de Tierras (Inti) registró en 2013 un freno de las intervenciones y expropiación de latifundistas. Mientras en 2012 el Inti intervino y expropió 550.494,57 hectáreas, en 2013 está cifra disminuyó drásticamente en un 92% para ubicarse en apenas 43.620 hectáreas, no alcanzado ni la mitad de la meta trazada para ese año de 107.669 hectáreas para “la construcción del socialismo agrario”, según la última Memoria y Cuenta del Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras.

Este drástico freno al “socialismo agrario” parece mantenerse en 2014, pues el propio Presidente del Inti, William Gudiño, se reunió con 18 asociaciones de productores a quienes manifestó que el Inti trabaja en “subsanar errores del pasado”. En los primeros días de abril incluso dijo que el directorio del Inti “aprueba semanalmente improcedencias de rescates de tierras, a fin de resarcir algunas medidas en materia de regularización y revocar incluso títulos adjudicados”(30).”

“10. Privatización de empresas de alimentos ineficientes del Estado. Este es uno de los compromisos que la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) propuso al gobierno nacional en la Comisión de la Verdad Económica, con el fin de “ponerlas a producir a su máxima capacidad”. Esto se traducirá, según Cavidea, en 40 mil toneladas adicionales de azúcar al mes; 8 mil de leche; 8 mil de aceite y 25 mil de harina de maíz(31)” .

Habría que agregarle, a este aporte que nos hace Heiber, en los cuales nos cita fuentes que no han sido desmentidas hasta ahora por nuestro Gobierno Bolivariano, aplicando aquella sabia conseja de que “Quien calla, otorga”, y de la remoción que se hizo de Jorge Giordani a la cartera de Planificación y Finanzas de nuestro Gobierno Bolivariano, el reciente informe de la firma estadounidense de inversiones Merril Lynch, en la que se señala que “Reducida influencia del ala marxista radical de Giordani, facilitará ajustes económicos en Venezuela”. Por lo extenso del mismo, solo dejo el enlace de aporrea.org, para aquellos que lo quieran leer lo hagan y saquen sus propias conclusiones http://www.aporrea.org/actualidad/n253068.html . solamente, y con todo respeto lo expreso en estas líneas, aunque suene duro, el mismo Chávez en varias de sus intervenciones señalaba: “Cuando la canalla te aplaude, preocupate, porque algo malo debes estar haciendo”.

Lo que si puedo señalar, y que fue objeto más de este trabajo que formulo, que más que estar en presencia de una amnistía política, planteada para liberar a Forero, Vivas, Simonovis y a los criminales del golpe de abril de 2002, Por los datos antes suministrados, estaría planteada una “Amnistía Económica”, la cual me parece mucho más peligrosa, porque pareciera que los problemas económicos los pagarían los trabajadores, con las impredecibles consecuencias que no me atrevo a aseverar en estos instantes.

En nuestro próximo trabajo, trataremos de señalar el que hacer, ante esta situación compleja y difícil, y de medidas que nos plantearan una encrucijada, pero que algo debemos hacer.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2312 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a190273.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO