La Revolución, burocratismo y corrupción

La Revolución Bolivariana no es el resultado de una sola persona o de unas elites. La Revolución estalla como culminación de un proceso histórico, cuando el pueblo ya no quiere tolerar más las antiguas formas de opresión y explotación del puntofijismo y de la burguesía. El objetivo del Comandante Chávez era abolir la explotación y la desigualdad entre las clases, crear una nueva sociedad socialista basada en la propiedad colectiva de la tierra, y los medios de producción, lograr una distribución racional y justa de los productos del trabajo entre todos los miembros de la comunidad.

Nuestra Revolución es pacífica, sin costo de vidas, caso único en la historia de los pueblos. El Comandante Chávez, líder de la Revolución, se preocupaba y estaba pendiente de que no se fuera por derroteros violentos, y posibilitara grandes avances en la recuperación de la tierra y los medios de producción a través de la economía planificada, que permite el desarrollo de las fuerzas productivas del país.

}Si el nivel tecnológico de Venezuela fuera tan elevado como el de los países, llamados desarrollados, hubiera producido desde el comienzo lo necesario para satisfacer las necesidades cotidianas de los venezolanos. En esas circunstancias el burocratismo y la corrupción por parte del funcionario público no pudieran jugar un rol importante, ya que el alto nivel tecnológico, implica un alto nivel cultural, y el pueblo no permitiría que el burocratismo y la corrupción imperaran libremente y le pusieran obstáculos, ni le dieran ordenes. Pero somos un país subdesarrollado motivado por siglos de explotación por los imperios y la corrupta y parasita burguesía; todavía no se pudo producir la cantidad de mercancías e insumos para satisfacer las necesidades cotidianas de la población.

El Estado a través de las Misiones Sociales, debería facilitarle a los consejos comunales toda la ayuda técnica, económica y administrativa, el control sobre la producción y la distribucción de las mercancías, dándoles la oportunidad de concentrar toda la autoridad en sus manos, evitando que la burguesía tuviera acceso al monopolio de los productos de primera necesidad. De esta manera, el pueblo se elevaría por sobre los opresores y explotadores de siempre, dirigiendo las fuentes productivas en su beneficio.

La Revolución está construyendo masivamente nuevos colegios para la educación primaria y secundaria, creando nuevas universidades, preparando y capacitando ingentes cantidades de profesionales y técnicos para impulsar el desarrollo de la Nación.  Creando grandes empresas para la masificación de la economía y la creación  de puestos de trabajo para la clase trabajadora. Se están formando miles de profesionales de la medicina. La Revolución sigue construyendo nuevos Hospitales, para suministrarles los servicios gratuitos de salud y los medicamentos necesarios a todos los venezolanos sin distingos de clase o raza.

El control de boliburgueses de las distintas instituciones del Estado, como: producción, importación y distribución de alimentos, la distribucción de materiales para la construcción, la manufactura de distintos insumos, el otorgamiento de créditos y la adjudicación de viviendas, la distribucción de automóviles, etc., dio al burocratismo la oportunidad de concentrar toda la autoridad en sus manos y el pueblo que trata de salir de la necesidad y de la pobreza, albergue sentimientos de hostilidad hacia el Estado y las instituciones encargadas de suministrarle esos servicios que devora una gran parte de su trabajo.    

Los gobernadores y alcaldes, están más preocupados de mantenerse en el poder, haciendo negocios y gozando de las prebendas que este les proporciona, no toman en cuenta las necesidades de sus gobernados, se preocupan más de su reelección que de solucionar los problemas de sus comunidades. Tenemos que evitar que un sector parasitario, quinta columna y boliburgues se imponga a la marcha de la Revolución; la lucha del pueblo también se tiene que dirigir contra el burocratismo y la corrupción como obstáculo principal en el camino hacia el socialismo.

¿Por qué no le ponemos un parao’, a tanto delincuente?

Camaradas: No permitamos que el legado de nuestro Líder Eterno se pierda y tenga que exclamar como Bolívar: “Y todo, ¿para qué?”

¡Gringos Go Home! ¡Libertad para los antiterroristas cubanos Héroes de la Humanidad!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1734 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a189196.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO