Algunas reflexiones ingenuas sobre las verdades expuestas en la mesa de diálogo

En realidad considero que toda iniciativa para lograr la paz en el país es buena, sobre todo cuando se han cobrado vidas de personas inocentes, en especial trabajadores, amas de casa, efectivos de la FANB y de la Policías Bolivariana de Venezuela, cuyo pecado ha sido defender la constitución y las leyes de la República.

Pero habría que definir que es la “Paz,” y cuáles son los elementos intervinientes en el actual escenario de violencia que vive nuestra nación, ya que la paz es el resultado de la armonía entre los factores que interactúan en una sociedad, un pueblo, una nación.

A nuestro entender la paz es un estado social en el que prevalece la armonía entre los diversos componentes que integran una sociedad, un país, una nación ya que las necesidades inherentes a los habitantes están satisfechas, así como las relaciones entre los mismos fundamentadas por el derecho y la justicia social.

Esta definición, basada en la CRBV (así diga Ramos A. que no aparece en la Constitución) constituye el punto de referencia que debe primar a la hora de establecer el marco conceptual sobre el concepto de “paz” que se espera en la nueva Venezuela, ya que la concepción de “paz” para la oposición es aquella que se sustenta en “el terrorismo de estado, a través de la represión y ocultamiento de las contradicciones con torturas, asesinatos y desapariciones. De ahí que debe establecerse sobre cual marco teórico se está discutiendo, a fin de llegar a una claridad en el debate y definir lo que queremos.

El problema está en que, es tal el grado de disociación psicótica de los representantes de la oposición en la mesa del diálogo, que tomaron como punto de referencia legal, para la defensa de los DDHH de los guarimberos terroristas, a la Constitución aprobada en 1999, aquella que ellos acusaban de comunistoide, totalitaria, represiva y otros epítetos similares; y contra la cual hicieron campaña. O sea…

Pero eso no es todo, daba pena ajena al ver a los que -cuerpo presente- defendían los derechos de los violentos “niñitos de papá y mamá ” que violan el derecho a la vida, el libre tránsito, la seguridad ciudadana, la tranquilidad de niños, ancianos, trabajadores, de los que aterrorizan y asesinan a la población venezolana, destruyen y queman bienes nacionales y privados, universidades, bibliotecas, preescolares, CDI, vehículos oficiales y privados, con tal desparpajo que ellos mismos volteaban la cara por no “aguantar la vergüenza” ante el pueblo venezolano que lo estaba mirando con indignación.

La verdad es que ¿Cómo pueden hablar de diálogo para la paz aquellos que devenidos de los partidos tradicionales como AD y COPEY, fueron cómplices de asesinatos a miles de venezolanos –entre ellos centenares de estudiantes que luchaban por la justicia social, no por causas desconocidas como los que ahora “fungen” de “levadura revolucionaria”; como pueden convocar a la paz aquellos que violaron embajadas, que arengaron a la violencia y asesinaron ciudadanos venezolanos para defender una “victoria frustrada” de su candidatura electoral; aquellos que “aromatizados por los olores del neofascismo europeo y del KKK americano, hoy hablan de justicia social, de derechos de los ciudadanos, de paz social pero financian a las guarimbas, los actos terroristas, los actos delictivos? Todos los que representaban a la oposición tienen su pasado a la luz pública. Todos son conocidos. ¿Qué se puede esperar de ellos?

Bueno, se puede esperar un retorno a la represión, a la tortura, a los asesinatos, a los allanamientos a las universidades, a la suspensión de garantías, a los estados de excepción, allanamientos y cierre de medios de comunicación, a las masacres como El Amparo, Centaura, a los T.O., a los CEJAP, a la privatización de los servicios públicos, de la educación, la medicina, a la entrega del país al Imperio, a Uribe, etc., etc. Jamás un llamado a la paz, a la deposición de la violencia, al abandono de las guarimbas, los actos terroristas y el sabotaje.

Opino que hizo falta una exposición cronológica para que los cancilleres de UNASUR, el Nuncio Apostólico y el pueblo televidente, tuviera una idea fresca desde cuando comienza el proceso de desacreditación, enfrentamiento, desestabilización y guerra económica contra el Cte. Chávez y la revolución bolivariana a fin de visualizar sus agentes, actores, financistas y promotores. Esto hubiera identificado a quienes son los propiciadores de la violencia y quiénes son sus exponentes.

Me gustaría agregar algo que considero importante. Entre sus medias verdades la oposición hizo señalamientos de los que vale la pena hacer un comentario. Van catorce años desde que se dio origen al proceso revolucionario que llevó al Cte. Chávez al gobierno. Entendemos, como dijo el camarada Ramírez que el transformar una sociedad lleva su tiempo y es difícil dado las resistencias y los intereses contrarios. Sin embargo, hay algunos aspectos que no están funcionando, en contra de la aspiración del Comandante Eterno y del pueblo venezolano. Entre otras tenemos: escasez de gas doméstico, cobro de vacuna por parte de los efectivos de la PNB y la GNB en las principales vías del país (a la vista de todos), demora y cobro de vacuna para la aprobación de los créditos en la banca pública, precios mayores que los de los negocios privados en las empresas del estado (AGROPATRIA, Abasto BICENTENARIO), acaparamiento y remarcaje a la vista de todos, contrabando de extracción, armamento en manos de reclusos dentro de las prisiones, servicios públicos ineficientes y en mal estado, maltrato a los usuarios en los entes públicos…y pare Ud. de contar. Mientras esto ocurra le estamos dando armas a la oposición para la instigación a la violencia y al referéndum revocatorio.

Y por último (por ahora, como dijo el camarada amigo) ¿cómo entra, circula y se comercializa el armamento, los explosivos, los equipos militares, la gasolina que utilizan los guarimberos sin que los servicios de inteligencia del estado se percaten de ello….? Que alguien me explique.


carrodcas@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1779 veces.



Carlos M. Rodríguez C

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a186434.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO