El verdadero plebiscito

Los resultados finales de la pasada contienda electoral donde las fuerzas bolivarianas ganaron 255 alcaldías de 335, lo que representa un 76% y con más de 54 % de los votos a nivel nacional, sacándole 12% de ventaja a la Mesa de la Unidad, reflejan en lo cualitativo la confirmación de un sólido piso político de los partidos políticos que integran la gran alianza alrededor del polo Patriótico, esto nos indica que lejos de haber sufrido un desgaste tras 14 largos años de gestión de gobierno y 19 elecciones con una frecuencia consecutiva casi que anual, y si sumamos a esto la lamentable y dolorosa desaparición física de nuestro comandante supremo, debemos concluir que se confirma que el Chavismo no es un fenómeno político dependiente de la figura de un caudillo o un líder carismático, tal como lo pregonaba la mediática opositora y sus operadores ideológicos formadores de opinión pública.

Mientras el 8D, las fuerzas Bolivarianas le rindieron tributo al Comandante Supremo al considerar esa fecha como el día de la lealtad y el amor, la oposición quería convertirla en un plebiscito, sin embargo, los resultados fueron todo lo contrario. Ya que fue una jornada democrática donde la participación del pueblo se aproximó al 60%, pero sobre todo el pueblo revolucionario, socialista y chavista volvió a demostrar con su apoyo a no dejar perder todos los beneficios que esta revolución le ha brindado.

Por ello hay que contextualizar el análisis de los resultados de manera regional, revisando los antecedentes del comportamiento electoral durante los últimos 5 años, y las diversas coyunturas que hemos tenido que enfrentar durante más de un año de ataque despiadados a la economía, los saboteos diversos a la electricidad, el terrorismo mediático que buscaba crear zozobra en la población y que inducía a los sectores de mayor poder adquisitivo de las clases medias a realizar compras nerviosas, colaborando por acción u omisión a crear desabastecimiento, ya que se sumaban al acaparamiento de productos básicos y alimentos, lo que sumado al acaparamiento de los empresarios y comerciantes y el alza exagerada de los precios de todo los productos, así como el ataque a las divisas de la nación, se buscaba ciertamente el colapso total del país y con ello la desestabilización que produjera una implosión social similar a la del 27 de febrero de 1989.

Vistos los resultados desde este contexto podríamos concluir que lo logrado hasta ahora con el saldo alcanzado por las filas revolucionarias es realmente satisfactorio, pero ojo no debemos de dejar de lado los factores internos, el sectarismo, los sectores disidentes que decidieron no plegarse al llamado unitario para ir con candidatos únicos, el descontento seguro de mucha gente votantes que no estaban conformes con los candidatos presentados y que produjo abstención y en el peor de los casos rechazo que llevo a gente del común, no militante a votar por la derecha.

Esto hizo que en Maturín, Barinas, y otras regiones del país se atomizara el voto Chavista trayendo como consecuencia la perdida de espacios propios de la revolución. Por otro lado, el caso de la alcaldía de Valencia presentaba una característica bien compleja dada la destitución y posterior enjuiciamiento del alcalde Parra incurso en un escándalo de corrupción, esto quizá incidió en el resultado que trajo como consecuencia la perdida de la ciudad de Valencia a manos de un corrupto, usurero y especulador del pueblo como lo es Cochiola, allí habría que analizar mas a profundidad que mas opero en la desmovilización Chavista y la movilización opositora.

Los casos de Mérida, Táchira son bien atípicos y hacen suponer la participación de elementos del paramilitarismo para incidir con el terrorismo en esta región para desmovilizar al Chavismo, aunado a esto pueden haber influido además el terrorismo mediático ocasionado por las medidas económicas tomadas por el ejecutivo regional en el Táchira para evitar la fuga indiscriminada a través de la frontera de combustibles, alimentos, y demás productos básicos hacia la hermana república de Colombia. Es posible que estas medidas no hayan sido bien entendidas por la población y esto haya sido malinterpretado por la población local a causa de la aplicación de operaciones de guerra psicológica, bien planificadas mediante la utilización de la intoxicación mediática vía prensa escrita, por radio y televisión regionales el psicoterrorismo mediático es sin duda un vehículo que no podemos subestimar ya que propende generar cambios de conducta y a movilizar o desmovilizar a las masas según sean sus objetivos.

En las alcaldías tradicionalmente controladas por la oposición donde la misma se ha hecho fuerte se realizo un trabajo bien interesante como son los casos de la ciudad de Maracaibo donde el antichavismo militante es bien conocido y donde nuestro candidato Miguel Pérez Pirela nos demostró que si es posible recuperar Maracaibo para la Revolución, dado el tamaño de la votación que redujo la brecha existente hasta ahora que era de 18 puntos a unos 5 puntos. Otro caso digno de mencionar es de la Alcaldía Metropolitana de Caracas que es bien difícil de controlar electoralmente dada la alta incidencia en la participación de las clases medias en La alcaldía de Libertador, Baruta, Chacao, Sucre y el Hatillo, sin embargo el trabajo realizado por el Camarada Ernesto Villegas fue bien interesante ya que de haber tenido más tiempo se estima que hubiese alcanzado una victoria cerrada, dada la aceptación y buena acogida de este por sectores no disociados de la clase media.

Donde la victoria fue rutilante y verdaderamente contundente fue en la alcaldia del Municipio Libertador donde el camarada Jorge Rodríguez le dio una revolcada al traidor de Ismael García, sacándole poco mas de 11 puntos, una holgada diferencia, como para no cantar fraude. La alcaldía del Municipio Libertador, era como muchos señalan la Joya de la corona, dado su carácter simbólico y estratégico por ser el asiento de los poderes públicos de la Nación, y porque este espacio territorial es el epicentro de las luchas revolucionarias, aquí podemos decir que Jorge Rodríguez derroto de manera mas que contundente a la sedición y la conspiración con votos y demostró que Caracas es Chavista patria o Muerte. Aquí en este territorio se dio el verdadero Plebiscito que puso en su sitio a la apátrida banda de la gusanera oposicionista que sigue soñando con conquistar la Ciudad de Caracas para así si dar algún lejano día su zarpazo final, cosa que no podrán, porque CARACAS ES CHAVISTA Y ANTIIMPERIALISTA.

Caracas no podía defraudar la Memoria de nuestro Comandante y la de nuestro Libertador Simon Bolívar. El municipio Libertador con sus tradicionales y combativas Parroquias Caraqueñas, una vez más demostró porque el himno Nacional le brinda especialmente una estrofa, porque ciertamente sobre los hombros de los Caraqueños y Caraqueñas de hoy se soporta la responsabilidad histórica y el compromiso de preservar para las futuras generaciones la independencia. Por eso de Caracas para el resto de Venezuela, Latinoamérica y el mundo, La gloriosa estrofa del himno nacional y que mas que estrofa es una consigna libertaria y Revolucionaria ”seguid el ejemplo que Caracas dio”.

El 8D, el pueblo manifestó la lealtad y amor a Chávez con este rotundo triunfo democrático y revolucionario, para ello es necesario participar de manera activa en todas aquellas decisiones que tienen que ver con el bienestar de la parroquia, dentro del marco del Plan de la patria, uno de los legados que nos dejo nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez. Ya no hay excusas, es el momento propicio para que el Presidente Maduro, los Alcaldes y Concejales conjuntamente con el pueblo organizado en comunas, consejos comunales, las UBCH y movimientos sociales, nos encaminemos a profundizar esta revolución. Viviremos y Venceremos.

Proverbio NO HAY PEOR PLESBICITO QUE AQUEL QUE SE PIERDE, CUANDO LA SOBERBIA DE UN NECIO LO INVOCA Y EL MISMO LE DA UNA BOFETADA EN LA CARA PARA DENUNCIARLE SU ESTUPIDES.

El verdadero Plebiscito se lo dio la Patria a esta Oposición lacaya para decirles FUERA usurpadores que se autonombraron y dejen tranquila a Venezuela que lo que quiere es Pan, Trabajo, justicia, paz y SOCIALISMO.


Rvillasana2010@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1815 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas