Pretender utilizar la dialéctica, que aparente la esencia de objetos conceptuales, es como engañar en forma subliminal a un pueblo

Son muchos los estudiantes, profesionales y académicos, que han utilizados los objetos conceptuales antes y ahora para expresarse en forma oral y escrita. Una apreciable cantidad de los que los manejan con suma horizontalidad: son los que no se arriesgan prefieren una vida cómoda y sin apabullamiento. Sin embargo, existen dos grandes minorías: los que se arriesgan y los contrarios. Los que se arriesgan, sobresalen en la multitud y son ignorados por la mayoría y perseguidos y enfrentados por los que se les oponen. Sin embargo, si los que se arriesgan son aceptados por la mayoría, se transforman en líderes o mártires, y trascienden por la fortaleza estructural humana. Entre los conceptos de gran significancia, que atraen a muchos filósofos e intelectuales, se encuentra la dialéctica; que es menester analizar la trascendencia historia, para comprender las mejoras del contenido de los conceptos, haciendo énfasis en los planteamientos filosofales e intelectuales de otrora.

Desde el punto de vista de la escala jerárquica del concepto, la dialéctica se presenta principalmente en tres (3) niveles: La dialéctica absoluta, la general y la específica. La dialéctica Absoluta, está relacionada con el conocimiento universales, donde la definición resplandece en toda la plenitud. Mientras que la dialéctica general, relacionada con el Metodo del conocimiento. La misma relación que existe entre espíritu y materia, es la misma relación que existe entre Alma y objeto conceptual. Mediante el análisis, que conduce a la concentración imaginaria que capta la identidad, la diferencia y la contradicción, pero no, en la transición entre ella, que es lo más significante, La Dialéctica. La materia eleva el conocimiento dado, al mundo inteligible; cuya repuesta es el pensamiento. Si no coincide con las representaciones absolutas en el cerebro, es puesto en conceptualizaciones. Y si coinciden, es “Lo que aparece” es puesto en definiciones.

Por medio el análisis se separa lo especifico, que comprueba la hipótesis, generando las teorías y aísla la diferencia, dándole forma Universal, o deja lo especifico como fundamento y por medio de la abstracción que aparenta ser esenciales; se pone en evidencia, la fuerza o la ley en sentido general. Que rige la dinámica de la materia y la transformación. Donde con rasgo de interpretación, Carlos Marx, en búsqueda de la solución de un problema generalizado de extremos económicos, en base a los conceptos: tesis, antítesis y síntesis. La primera como fuente de problema, la segunda como clase proletariado creadora del valor del trabajo y la última, despojada de todo medio de trabajo cuyas transiciones la llamó: Materialismo Dialectico. .
Como materialista dialectico, no solo se identifica al marxista. También, todos aquellos que mediante la profundización conceptual o mediante la expansión o superación del marxismo por diferentes vías, con perspectivas y pronósticos en un sentido especifico más general. Y mediante el análisis y con actitud positiva, empieza a caracterizarse como ciencia, y se aproxima a constituirse como dialéctica o materialista dialectico. Para que en sentido general, la dialéctica, se considere como la ciencia de las leyes generales del movimiento y de la evolución de los fenómenos naturales de la sociedad humana y del pensamiento

La dialéctica específica, se concibe como parte de La actividad humana que aproxima lo subjetivo (lo que pertenece al sujeto) con los objetivos. El fin subjetivo es el contacto del Sujeto con la objetividad exterior a él, pero lo que consigue es la aproximación, porque los intereses y las emociones; lo evita. Pero el actuar en colectivo lo minimiza. A través de un medio que lo aproxima, es la actividad conforme al fin. Con la tecnología el hombre adquiere cierto poder, al nivel de la naturaleza, que produce evolución. En la mayoría de las veces modifica parcialmente a la naturaleza exterior a él, que la desequilibra y genera catástrofe para optar a un nuevo equilibrio, en condiciones desmejoradas. En relación a los fines se encuentra a menudo sometida a ella. Lo que existen no es al azar, sino como repuesta a necesidad interna de todas las cosas, que con la intervención humana racional permite la evolución; mediante cambios según una dialéctica de oposición de los extremos.

Tesis, también puede ser: un objeto conceptual, o unas circunstancias históricas cualesquiera. Como las expresiones en sentido general, que no es completan y ni es perfecta, frente a esa oposición surge otra que se le opone. La antítesis, es la confrontación con el contrario y como consecuencia; surge la síntesis, que supera ambas posiciones previas, y alcanza una nueva expresión en sentido específico más general, donde se incluyen las dos. Abierta a una nueva contradición, conque evoluciona la realidad sensible, en busca de una expresión en general. Es concebir en la realidad sensible conformado por contrarios, en el conflicto inevitable que surge y engendra nuevos en contacto con la realidad sensible. Luego entra en contraposición siempre con cambios. También se indica, como Materialismo mecanicista al mundo de cosas y partículas de materiales que se combinan sin contaminarse. Y además, se considera en el materialismo dialectico además afirma: que los fenómenos materiales son procesos.

Al considerar el materialismo dialectico, la ontología y la epistemología en la profundización conceptual, con la pretensión de transformación Ideológica, es convertirla en un concepto absoluto, impregnada de verdades. En los actuales momentos es utópico, lo que significa que la situación histórica no depende de la verdad, sino de cosa verdadera impregnada de verdades y errores. Antes, hay que transitar por entender y comprender grandes leyes, tales como: - Leyes del paso de la cantidad a la cualidad. –Ley de la interpretación de los contrarios. – Ley de la negación de la negación. Por lo tanto, pretender como un fin ideológico, es una temeridad; al menos hasta que se devele el velo de la verdad y como resultados, imprima la transformación del materialismo dialéctico en ideología. O al menos que se pretenda enmascarar con la dialéctica la esencia de los objetos conceptuales, que un sector pueda considerarla como creíble; es como engañar en forma subliminal.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1914 veces.



Basilio A Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: