Cambiando paradigmas

En Venezuela desde hace 13 años ha venido surgiendo un proceso de cambios profundos en todos los ámbitos: político, económico, social, cultural, deportivo y educativo gracias a la llegada de la Revolución Bolivariana encabezada por el Presidente Chávez, que ha permitido la reconstrucción de la Patria Bolivariana, que estaba sumergida en las mas vil de las miserias y a paso acelerado se hundía en el abismo, en toda la expresión de la palabra y sin caer en exageraciones ni ambigüedades.

Las políticas entreguistas de viejos modelos hegemónicos que gobernaban en Venezuela nos llevaba al precipicio de la nación, con una educación totalmente viciada y cuantitativa, una cultura importada que deformaba valores propios del venezolano, una política deportiva inexistente y una sociedad sumida en el engaño, la mentira y la falacia. Para revertir dichas deformaciones, hacen faltan transformaciones en todos los niveles, rompiendo viejos esquemas burocráticos que corrompían la ética del noble oficio de la política; término que fue, y sigue siendo mal conceptualizado por muchas personas en diferentes paises, debido a la corrupción desmedida de gobiernos derechistas neoliberales y la ineficiencia de algunos gobiernos que decían ser de "izquierda" por lo cual la gente afirmaba que la política era una actividad que servía para lucrar personajes gobierneros, sean cuales fuere su corriente ideológica. Un ejemplo claro lo podemos percibir en aquella frase de algunos venezolanos, quienes decían: "Los adecos roban, pero dejan robar" ¡Qué maravilla!. Y es que no solamente se deformó el término política, se deformó la política en sí, haciendo de esta, una putrefacta actividad que nos llevaba al atolladero con diferentes medidas económicas que nos ahorcaban y la entrega de nuestra faja petrolífera al imperio norteamericano con aquella sumisión descarada que regalaba nuestra soberanía en manos extranjeras, en las manos macabras del capitalismo salvaje.

A través de la política sucia de estos gobiernos neocoloniales, dominaron también nuestra educación, donde nos enseñaron a aprendernos de memoria a aquellos barquitos de Colón "La niña, la pinta y la Santa María" mientras dejabamos en el olvido a nuestros indígenas de diferentes etnias, y el buque Leander de Miranda solo salía en algunos crucigramas de la revista Tricolor. Para ser un gran profesional solo debiamos caletrearnos los libros y "sacar 20" en el exámen con puros conceptos teóricos, que a los pocos días se nos olvidaban, empobreciendonos cada vez mas en conocimientos, y automatizando el aprendizaje como si fuesemos robots. No cabe duda que era una educación vertical y cuantitativa, en vez de ser horizontal y cualitativa, donde mas que un 20, se evaluara la cualidad de la persona, la calidad de los conocimientos, el pensamiento crítico y la capacidad analítica, a través de una educación liberadora que realzara nuestra humanidad, porque sencillamente no podemos pensar en un modelo educativo donde no esté enmarcado un modelo de ser humano.

A partir de estas anomalías educativas surgieron deformaciones culturales donde nos enseñaron a creer en super héroes extranjeros como "Superman, batman, la mujer maravilla, etc" mientras que de nuestros héroes patriotas, que derramaron su sangre por la independencia, solo se conocian, a parte de su nombre, su fecha de nacimiento y fallecimiento. Nos manipulaban con programas de televisión, haciendonos perder el tiempo con viejas propagandas de marketing comercial donde se ignoraba la realidad, sumergiendonos a un mundo paralelo de estereotipos e irrealidades. Nos ofertaban pistolas de juguetes para nuestros niños, mientras las bibliotecas y librerias eran lugares abandonados y aburridos. Nos volvian unos enfermos por la tecnología que venía surgiendo, mientras la naturaleza era solo un concepto en el diccionario y la pacha mama era un término totalmente desconocido. Y lo que mas duele, nos enseñaron a amar el dinero, mientras nuestra calidad humana era lo que menos importaba, pues la riqueza material era primordial para alcanzar el "éxito" independientemente de quien fueras como ser humano con ideas y sentimientos. Clásica tácticas del capitalismo.

El apoyo gubernamental al deporte era casi nulo, soñar con realizar un evento internacional de gran embergadura como La Copa América o el Mundial de Beisbol Femenino era una auténtica utopía, pues dichos gobiernos puntofijistas consideraban el deporte como una pérdida de tiempo, ya que no otorgaba grandes beneficios monetarios. La estrutura deportiva era casi un chiste, creer posible una Universidad del Deporte era un exceso de fantasía. Llegar a pensar que un venezolano llegará a ganar un Gran Premio de Formula 1 con el apoyo de la empresa petrolera estatal (a parte de su talento claro está) era sencillamente imposible.

Debido a estas anomalías, deformaciones, corrupciones y entreguismo que penetró en nuestra sociedad por largo tiempo no vemos en la necesidad de ir cambiando paradigmas en este nuevo proceso que viva nuestra Patria. Cuando hablo de cambiar paradigmas, me refiero a la creación de una nueva forma del pensamiento, donde el ciudadano desarrolle no solamente conocimientos, sino tambien calidad humana, que le permita asumir el rol de agente de transformación social, a través de una nueva conciencia que priorice los beneficios comunes por encima de los individuales y nos vaya deslastrando de esos viejos esquemas capitalistas, con valores de egoismo e individualismo, donde nos enseñaban a adorar al espejo como ser supremo, metafóricamnete hablando. La idea es ir creando un nuevo hombre y una nueva mujer que sean capaces de asimilar la realidad histórica y trabajar en pro del desarrollo de la nación, como lo soño el Che, ir creando las bases para la formación del ciudadano compenetrado con su país. Construyamos un sistema que nos permita ir formando conciencias emancipadoras y libertarias en cada uno de nosotros, forjando el camino y sembrando la semilla en el hermoso sendero revolucionario que nos hemos planteado. De eso se trata la Revolución de ir transformando, porque si no lo hacemos sencillamente estamos perdiendo el tiempo. Comencemos entonces, por ir cambiando paradigmas para la reconstrucción de la Patria que soño Bolívar, que soño Miranda, que soño Sucre, que soñaron nuestros heroes y heroínas que dejaron en nosotros un hermoso legado de libertad, igualdad y justicia.

lfgj5847@hotmail.com

Twitter: @LuisFGJ


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2017 veces.



Luis Fernando Guanipa Jiménez

Chavista crítico pero siempre leal. Cero medias tintas. Comentarista aficionado del Voleibol, Baloncesto, Fórmula 1 y Béisbol.

 LuisGuanipa94@gmail.com      @LuisFGJ

Visite el perfil de Luis Fernando Guanipa Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fernando Guanipa Jiménez

Luis Fernando Guanipa Jiménez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad