La Ética, el Psuv y los Movimientos Sociales

No hay revolución si no hay cambio cultural. El cambio cultural debe construirse todos los días, no solo en el seno del PSUV, como el principal músculo de la revolución bolivariana sino también en las Organizaciones Sociales que lo acompañan (que debería ser en igualdad, según la ética) a través de un proceso de formación política y de praxis revolucionaria que permita adquirir la conciencia que nos aproxime, al ideal del hombre nuevo, en la cotidianidad revolucionaria. Toda acción o planteamiento debe ser horizontalizado mediante la puesta en práctica de la igualdad, como valor ético revolucionario.. 

La construcción de la nueva sociedad socialista requiere el compromiso ético de justicia e igualdad. Se debe desarrollar un pensamiento comprometido con la sabiduría del pueblo para despejar las incógnitas, en la transición de la “cultura política capitalista” a la militancia socialista. Igualmente sostener el valor de la autocrítica para ser capaces de admitir los errores propios y aceptar la critica de los compañeros de lucha. No se puede ser crítico ni autocrítico, en contraposición con el compromiso ético de la dignidad.

Un elemento estratégico de la revolución bolivariana es darle el máximo “protagonismo” al pueblo venezolano, explicándose en el contexto de la construcción de una democracia radical por protagónica, en la cual el poder constituido esta subordinado a la Organización Popular. En esto, nuevamente la ética juega un papel determinante. Puesto que seria incorrecto no entregar poder al pueblo, es decir, no subordinar las instituciones al Poder Popular. 

El comportamiento ético, desde una perspectiva socialista, supone una ruptura con la forma de hacer política y los valores inherentes a la sociedad capitalista. No es posible construir el socialismo venezolano con las prácticas, principios y acciones del modelo que se pretende cambiar.

Para asumir la ética de servir y no servirse del pueblo. Se debe estar orgulloso por expresar intereses colectivos (Poder Obedencial) y no ambiciones personales o de grupos. La ética revolucionaria requiere asumir abordajes intensos en la praxis, con el ejemplo militante por los asuntos públicos en la perspectiva del bien común. Esto hace, al revolucionario cualitativamente superior, comprometido -respetando la unidad en la diversidad- con los sueños o necesidades del pueblo humilde y fiel constructor cotidiano de la causa socialista.

Debemos asumir la ética de servir al pueblo,

guiados por sentimientos y valores humanistas.

yocatari@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2432 veces.



Oswaldo J. Flores C.


Visite el perfil de Oswaldo Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Flores

Oswaldo Flores

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a131092.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO