Las Líneas Estratégicas de Acción Política: la nobleza de la autocrítica y la acción redimensionadora

Después de oir al Profesor Gerson Zambrano "cerrar" práctica y magistralmente la discusión que se generó en la Sede del IUTE y organizada por la Brigada Comunicacional de la Fuerza Bolivariana de la Educación Universitarias de nuestra casa de estudios, sobre la aplicación o el cumplimiento, sin más demora, de los pedidos del Comandante-presidente Hugo Chávez Frías en  Las Líneas Estratégicas de Acción Política del Partido Socialista Unido de Venezuela, no me quedó duda alguna sobre la inmensa capacidad de autocrítica y la preocupación por el desempeño de la militancia PSuvista (incluídos especialmente los señores Gobernadores, Alcaldes, Diputados, Directores, Jefes, Coordinadores, etc.) que tiene nuestro presidente. Estas cinco líneas estratégicas surgen como un antídoto, como un antibiótico, o como un rejuvenecedor, ante  el evidente retroceso electoral que tuvimos en las elecciones parlamentarias, y ante la enfermedad de poder que poco a poco iba consumiendo la vida de la revolución,y como un potente antibiótico que acabe con la fuerte arremetida de la enfermedad del fracaso, de la desesperanza, del descontento, y como un atizador de las hormonas de cuerpo para luchar contra la pereza, el conformismo endémico. Tal como lo expresó el profesor Gerson Zambrano, estas 5 Líneas Estratégicas llevan el sello implícito de una profunda revisión crítica y autocrítica noblemente aceptada por el Jefe y , como consecuencia, un profundo redimensionamiento o Reimpulso  del proceso Revolucionario Venezolano, qué es demasiado jóven, y que fué "moteado" de Socialista por primera vez de boca del Comandante Chávez no hace tanto tiempo, aunque la revolución se inició en 1998.

Aunque cada Línea fue comentada por diferentes ponentes, el académico Gerson Zambrano puso el tejido conectivo que une a cada una de las líneas, y las relaciona y complementa, y las hace a cada una de ellas indispensable para la sobrevivencia de las otras, y la sobrevivencia del Partido Socialista Unido de Venezuela, y la sobrevivencia de la Revolución , de la esperanza y de .....nuestro Chávez.
Antes, la profesora Mariela Oliveros, Coordinadora de la FBEU del IUTE, inauguraba la nutrida discusión con las ideas indiscutibles de que el conocimiento de las líneas nos permite tener mas argumentos  para enfrentar la arremetida mediática y la arremetida opositora.

Línea 1


Los revolucionarios Gregoria Scorche y José M. Avendaño pusieron los puntos sobre las "-íes" sobre la Línea 1 que ordena trascender desde la Cultura Política Capitalista hacia la Cultura Militante Socialista; estos dos camaradas afincaron sus baterias en la necesidad de priorizar el SER ante el TENER. Y ese SER SOCIALISTA impone el contacto directo con el pueblo, exige una constante interpelación al púeblo y desde el  pueblo; exige una constante rectificación y la noble tarea de interpretar cada latido del corazón del Pueblo, cada suspiro del pueblo, para así poder satisfacer esperanzas y concretar deseos, dar voz a ese pueblo que había sido acallado por años de falsa Democracia y dar visión a los miles de Venezolanos quienes habían sido cegados de por vida por una malentendida representatividad democrática donde un político sagaz era TUS oídos, TUS ojos, TU voz, TU futuro, TU representante. Es acabar con la idea cuartarepublicana de que militar en un partido es la vía segura para acceder a puestos de poder, a colocación en primeras filas, y al soborno indeseable de "¿cuanto hay pa' eso?"

Línea 2


El Doctor Jesus Delgado propuso a los miembros del partido asistentes la urgente necesidad de acometer lo pedido en la Línea 2,  que es convertir la Maquinaria en un partido-movimiento al servicio no solo de los eventos electorales sino de las luchas del pueblo y de la transformación de la sociedad o el tránsito de un estado capitalista a una sociedad socialista. Este acompañamiento del partido al pueblo en movimiento necesita de una notable selección de dirigentes quienes tienen que ser democráticamente elegidos y no dedocráticamente impuestos. La puesta en revisión de los mecanismos de selección de nuestros candidatos a sitios de relevancia gerencial y a puestos de importancia vital es la autocrítica aceptación de  que lo que los revolucionarios descontentos han llamado COOPTACIÓN y todas esas triquiñuelas de los dedos, es un mal que existe y debe ser destruído. El partido no debe autoconfinarse o autosancionarse a estar encerrado en cuatro paredes administrativas y en espacios gerenciales, solamente, sino que debe energizarse cada día para dar la batalla en el terreno, en el barrio, en las comunidades, es decir, junto al pueblo. Las decisiones de cualquier índole y naturaleza, que sean de interés vital para el partido, deben ser tomadas luego de consultar a la base militante. El partido tiene que tomar la batuta en promover políticas de acción junto al pueblo para facilitar el trásito de la Cultura capitalista a la cultura Socialista, donde el centro de interés es el Hombre-mujer. El partido debe ser una canal, una vía de comunicación, entre el pueblo y sus gobernantes, y yo diría aún más, el partido debe convertirse en un canal de solución de las aspiraciones y los sueños del pueblo.


Linea 3


El periodista y profesor Nelson Corredor nos recordó con tristeza que una de las fallas más notables del proceso de Revolución Socialista Bolivariana es que no hemos sabido comunicar ni nuestros logros, ni nuestras debilidades, ni nuestras fallas. El contacto directo con el pueblo es la mejor propaganda, de allí que la "salida" del partido a la batalla de calle es la mejor manera de promocionar la revolución. Por supuesto, es necesario crear elementos técnicos de comunicación que faciliten la agitación (ojo, agitación aquí, no tiene el sentido negativo de "revuelta", sino de acción constante en la solución de eventualidades, incluyendo por supuesto, una defensa de los logros obtenidos), que recupere la táctica de la información de "bemba", y que active a los jovenes hacia el conocimiento de las bondades y los beneficios del socialismo y descubra los estertores del capitalismo.

Linea 4

La crítica mas acentuada estuvo aquí en esta cuarta línea que ordena el fortalecimiento del Poder Popular. La gestión gubernamental en innumerables ocasiones no ha dado respuesta positiva a los pedidos populares. El prof. Antonio Montilla, un insistente luchador y un participante activo en el quehacer revolucionario, puso en claro que la transferencia del control popular a la gestión gubernamental no tiene tiempo de espera. La relación entre el partido, el pueblo y el gobierno debe ser fortalecida, ya que un partido desvinculado del sentir del pueblo, de sus luchas, de sus demandas, de sus aspiraciones, de sus sueños, es un cascarón que no motorizará ninguna transformación social, sino que se petrificará en el tiempo y fenecerá por inacción. El partido y sus dirigentes estan llamados a canalizar las insatisfacciones expuestas por el pueblo, y es allí donde se observa desentendimiento por algunos personeros del partido. El llamado urgente es a profundizar los vínculos, las relaciones, entre el partido y sus dirigentes y las masas populares, para situarse  como un acompañante activo del pueblo en sus luchas por las reivindicaciones no satisfechas y en su devenir en la construcción de el Poder Popular.

Línea 5.

La Línea 5 propone la creación de toda una estructura funcional que facilite la acción, el seguimiento, y la construcción  del Socialismo Bolivariano. Tenemos que realizar los Consejos Patrióticos Bicentenarios en los municipios de nuestro estado, con el objeto de agilizar la creación de los Cículos de Patrullas Y Círculos de Luchas Populares y del Buen Vivir, para ejercer la efectiva Contraloría Social de las gestiones de los Gobiernos locales, estadales, nacionales, y proponer soluciones. Se pretende reunificar fuerzas en torno a la revolución y lograr alianzas con los sectores medios de la población, la famosa clase media, y de los empresarios en general. En ese sentido se ha avanzado a nivel nacional y el llamado es a formar el Gran Polo Patriótico que asegure el triunfo revolucionario y su consolidación. Este gran polo debe, primariamente, trabajar para asegurar la permanencia del Líder de la Revolución en los Comicios del 2012


¡Un gran trabajo por hacer y un gran corazón revolucionario para trabajar!

Patria Socialista o Muerte. Hasta la Victoria siempre. Venceremos.

(*) Profesor-

 villegas_41@hotmail.com
Brigada Comunicacional de la FBEU-IUTE.
Ejido, Mérida.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3922 veces.



Oswaldo Adelis Abarca

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor