Disciplina, subordinación y obediencia pero con dignidad sin sumisión

En un instrumento jurídico del ámbito militar denominado: “Reglamento de Castigo Disciplinario Nº 6” nos refiere en su artículo número 2º que las bases fundamentales en que descansaran la organización militar serán las siguientes: La obediencia, la subordinación y la disciplina y; que la unidad de mando será las moralidad y el empleo útil del ejercito. Como podrán haber notado no llegue a mencionar el concepto, normativa legal vigente, y fue por una simple razón, hay quienes no están cumpliendo con estas normas establecidas en este instrumento jurídico tal vez por obsoleto. O por defesado de algunas realidades.

Ahora bien, las novedosas y complejas transformaciones, que están sufriendo las instituciones del Estado, en el marco constitucional de la Republica Bolivariana de Venezuela y del nuevo ordenamiento jurídico legal vigente; cuando hacemos el análisis en base a esas premisas, nos encontramos con que, hay quienes pretenden (claro está haciendo uso y abuso de la buena fe de los integrantes de la Milicia Bolivariana) reformar y transformar y reformar esos pilares fundamentales de la doctrina militar y el discurso, ya bien desgastado, del sacrificio ideológico necesario y de la defensa doctrinaria del proceso y crear una especie de serrallo con los integrantes de la Milicia Bolivariana y con legitimación en la conducta sumisa manipulada de las condiciones genuflexas de algunas debilidades mentales y alguna falta de consciencia y madurez política de subordinados que defiende intereses particulares.

Cuando a la gran y enorme mayoría de los y las integrantes de la gloriosa y portentosa MILICIA BOLIVARIANA, se nos exige y se nos pide sacrificios, en virtud y en pro de la consolidación del proceso de cambios profundos liderado por nuestro máximo y único líder y comandante en jefe HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, todos y todas y cada uno y una de los integrantes de esta organización están absoluta y completamente  dispuesto y comprometidos a hacer los sacrificios que fueren necesario por cumplir con nuestra patria y con nuestro comandante en jefe.

Pero cuando esos sacrificios son opacados por los supuestos manejos turbios de los recursos que son asignados para el buen funcionamiento de los distintos batallones que componen o integran la ORGANIZACIÓN Milicia Bolivariana; solo nos queda el pensar, que simplemente se nos quieren desintegrar, para de esa forma desarticular el primer anillo de seguridad de nuestro máximo y único líder y comandante en jefe HUGO RAFAEL Chávez FRIAS como lo es el glorioso y bravo PUEBLO de Venezuela.

En los actuales momentos, en algunos batallones de milicia se están viviendo situaciones que podrían conllevar a la desintegración de los mismos, debido a cierta incoherencia en cuanto a lo que se refiere al suministro de las condiciones mínimas, para que los milicianos que están prestando servicio de seguridad las 24 horas del día en algunos espacios recuperados, puedan recibir de manera y forma puntual el alimento correspondiente del día.

Ahora bien, si bien es cierto que esto está sucediendo en algunos batallones de milicia, no es menos ciertos que los encargados del funcionamientos de los mismos deben recibir los recurso necesarios y suficientes para el cumplimiento de la misión y no dejar a la improvisación una parte tan vital en los ejercito como lo es el alimento y es por ello que a los batallones de milicia deben dotarse de los instrumentos y las herramienta necesaria para poder cumplir con la misión asignada por nuestro comandante HUGO RAFAEL Chávez FRIAS.

Es solo un abre boca y no es un hasta luego es un pronto volveré, si es que ya no he muerto en el intento de hacer efectiva la novedosa y revolucionaria Ley de Contraloría Social.

cabacote@gmail.com

CHAVEZ es el camino

CHAVEZ es la razón

Sin  CHAVEZ no habrá ¡Patria! ni Revolución




Esta nota ha sido leída aproximadamente 11556 veces.



Jesus Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: