De los embriones de la cultura socialista en el estado

¡Echar para atrás La Ley de Emolumentos!

A… ¿RE-IMPULSAR LA CULTURA CAPITALISTA?:

¿Y la primera línea de acción política en el seno del PSUV? Leo: “De la “cultura política capitalista” a la militancia socialista.” Por supuesto, esto es para los militantes del PSUV, no necesariamente es una directriz ideológico-política para los altos funcionarios del Estado. ¿O sí? ¿Quizás? ¿Quién sabe?

Cuando el rio suena, piedras trae. Uno espera que al menos haya debate, que aparezcan argumentos desde diferentes posiciones. Pero creo que no será así. Apuesto que esta Ley será echada para atrás. Justamente porque allí se tejen los verdaderos intereses materiales en pugna en un proceso de transformación social: intereses de clase, grupos, estratos y sectores, los “privilegios económicos” para unos, la “remuneraciones acordes” para otros.

Más allá de los aspectos específicos de la Ley de Emolumentos, que entre-telones y a voces bajas es cuestionada por segmentos de la alta burocracia del Estado, ya sea por la ausencia de un estudio a profundidad de las medidas establecidas, ya sea por su falta de gradualidad en su aplicación, ya sea por su carácter no consultado con los principales sectores y estratos afectados por la misma, es interesante constatar que allí se ponen en tensión al menos dos visiones sobre la construcción de la cultura de los “servidores públicos” en el proceso de transición al Socialismo: el papel de los incentivos morales y de los incentivos materiales.

Insisto, este es el debate de fondo: el papel de los incentivos materiales y morales en la construcción del socialismo, en particular de las remuneraciones de los altos funcionarios del Estado en el marco de estas transformaciones que intentan al menos cambiar la cultura capitalista en el seno de las estructuras del Estado heredado. La llamada “Ley Orgánica de Emolumentos, Pensiones y Jubilaciones de Altos Funcionarios del Estado”, fijó en 12 salarios mínimos (14.700 bolívares) el tope máximo que pueden devengar el presidente de la República, los ministros, los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), el fiscal, los diputados y diputadas, el contralor, la defensora del Pueblo y los directivos del Banco Central.

Pero esta Ley ya ha sido demandada ante el máximo Tribunal de la República. Interesante prueba para la coherencia ideológica de muchos y pocos. Coherencia entre los discursos nominalmente revolucionarios y socialistas, por una parte, y las querencias adquisitivas y consumistas propias de la cultura capitalista. Hay quienes hablan de una tercera postura: las gratificaciones o incentivos materiales no son ajenas al Socialismo.

El espinosos tema será un indicador significativo de la calidad revolucionaria del grado de conciencia socialista de los diversos actores, de los intereses y concepciones en pugna, de las aspiraciones y demandas materiales de los altos funcionarios del Estado, de su malestar ante lo que consideran una medida regresiva frente a sus legítimos derechos a remuneraciones acordes con “sus altas investiduras”.

Como es un “hecho comunicacional, público y notorio”, habrá que seguir el devenir del tema. Pues en la Sala Constitucional reposan dos demandas de nulidad contra el texto; cuestionado por considerar que la Ley contradice, entre otros alegatos, lo establecido en el artículo 19 de la Constitución, la cual contempla el principio de progresividad de los derechos.  

En manos de los magistrados Francisco Carrasquero y Arcadio Delgado Rosales, Vicepresidente y miembro de la Sala Constitucional, respectivamente; pasará a dirimirse la controversia, para despejar si se ajusta a la letra y espíritu de la Constitución. Las acciones contra el instrumento legal fueron interpuestas, una por la síndico procurador de San Diego (Carabobo), María Concepción Mulino; mientras que la segunda la consignó el abogado Luis Cecilio Perdomo.  

Así mismo, la Ley Orgánica ha causado escozor en el interior del TSJ y de organismos como el CNE, cuyos integrantes consideran que el mismo vulnera además su autonomía administrativa y financiera, tal como aparece en diversas declaraciones en los registros de prensa.  

Frente a este debate quisiera referirme a algunos hechos históricos comparativos referidos a la edificación del socialismo. Todavía hoy resuenan aquellas palabras de Lenin en “El Estado y la Revolución”, por ejemplo: 

 "(…) La Comuna estaba formada por los consejeros municipales elegidos por sufragio universal en los diversos distritos de París. Eran responsables y podían ser revocados en todo momento. La mayoría de sus miembros eran, naturalmente, obreros o representantes reconocidos de la clase obrera (…) La policía, que hasta entonces había sido instrumento del gobierno central, fue despojada inmediatamente de todos sus atributos políticos, y convertida en instrumento de la Comuna, responsable ante ésta y revocable en todo momento (…) Y lo mismo se hizo con los funcionarios de todas las demás ramas de la administración (…) Desde los miembros de la Comuna para abajo, todos los que desempeñaban cargos públicos lo hacían por el salario de un obrero. Todos los privilegios y los gastos de representación de los altos dignatarios del Estado desaparecieron junto con éstos (…) Una vez suprimidos el ejército permanente y la policía, instrumentos de la fuerza material del antiguo gobierno, la Comuna se apresuró a destruir también la fuerza de opresión espiritual, el poder de los curas (…) Los funcionarios judiciales perdieron su aparente independencia (…) En el futuro debían ser elegidos públicamente, ser responsables y revocables. . ." 

El tema de los estímulos morales y materiales en el debate económico y político sobre la transición al socialismo debe ser encarado. Por otra parte,  lo que prima en el pensamiento de otro gran revolucionario como el Che es la opción política comunista, la vía estratégica hacia la construcción de un nuevo tipo de subjetividad histórica. Una subjetividad que no puede construirse a partir de “las armas melladas del capitalismo”, como, por ejemplo, a partir de los mecanismos o categorías mercantiles propios de una sociedad capitalista.

Para Guevara hay que incentivar la subjetividad revolucionaria apelando a la conciencia socialista. Los incentivos materiales deben ir despareciendo para dar paso al “reconocimiento de los compañeros y compañeras por haber cumplido el deber social de trabajar para los demás”. En una sociedad en transición al socialismo, vanguardia es quien más se esfuerza, el que va adelante, el que sobresale por haber cumplido un deber social, el que deja lo mejor de sí para mejorar la sociedad y ayudar a los demás. La palanca del estímulo pasa a ser entonces moral, no dineraria ni material. El terreno de disputa se traslada al ámbito de la conciencia. Se compite con el capitalismo, no en su mismo terreno sino en terreno de la cultura política, el de la conciencia socialista, el de la moral comunista. Allí se crea cotidianamente y se construye el hombre nuevo y la mujer nueva.

Llama la atención todo este debate, porque esta en el centro de lo planteado en las líneas políticas del PSUV: de la cultura capitalista a la militancia socialista. Así mismo, llama la atención lo planteado en el documento preparatorio al VI Congreso del Partido Comunista de Cuba en el 2011 donde se plantea, por ejemplo, incrementar la productividad del trabajo, elevar la disciplina y el nivel de motivación del salario y los estímulos, eliminando el igualitarismo en los mecanismos de distribución y redistribución del ingreso.

Este planteamiento retorna a la vieja polémica de los años 60 sobre incentivos materiales y morales. Así mismo se plantea que el socialismo es igualdad de derechos e igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, no igualitarismo. El trabajo es a la vez un derecho y un deber, motivo de realización personal para cada ciudadano, y deberá ser remunerado conforme a su cantidad y calidad.

Estas ideas están vinculadas directamente al fondo del asunto. La llamada Ley de Emolumentos, publicada el 12 de enero de 2011 en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 39.592, tiende a regular todo lo relacionado con los “salarios y beneficios sociales” del personal de alto nivel y de dirección de los órganos y entes del Poder Público.  Por tanto se aplicaría a todos los altos funcionarios públicos y de elección popular, personal de alto nivel y de dirección de los órganos y entes del Poder Público Nacional, Estadal y Municipal, y se extiende a las empresas del Estado (Art. 3, numeral 7).

Al fijar límites máximos para los emolumentos y pensiones, excluyendo de este límite máximo el bono vacacional y el pago de la bonificación de fin de año (Arts. 14 y 15), la Ley establece un límite en los sueldos y salarios que oscila en un rango equivalente que va de 5 hasta 12 salarios mínimos como límite máximo.

La “cultura capitalista” de apropiación y uso del poder político para modalidades patrimoniales de privilegio económico, cuyo origen es el modelo rentista petrolero, ha penetrado el alma nacional. Este argumento está planteado en las líneas políticas.

Lo que no está  planteado en las líneas es el debate entre incentivos materiales y morales en la construcción del socialismo, no solo desde la militancia del PSUV, sino fuera de ella. ¿La campaña electoral del 2012 tendrá algo que ver con la construcción del socialismo, o girará alrededor de la “profundización de la democracia”? ¿Se colocará sobre el tapete la contradicción entre capitalismo y socialismo en el proceso de transición, o se evadirá este debate? Veremos entonces, si las armas melladas del capitalismo tienen la última palabra. Pues son indicadores de las corrientes que se mueven en el seno del proceso de transformación venezolana. Cuando el rio suena, piedras trae.

jbiardeau@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4179 veces.



Javier Biardeau R

Articulista de Opinión. Promotor del Pensamiento Crítico Socialista. Profesor de Estudios Latinoamericanos-Sociología UCV.

 jbiardeau@gmail.com      @jbiardeau

Visite el perfil de Javier Biardeau para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a117002.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO