La idelológia y el zapato de seguridad

Pareciera que esta analogía no tuviese asidero cuando hablamos de la ideología como un conjunto de ideas fundamentales que caracterizan una persona, una colectividad, una doctrina o una época, pero al referirme muy especialmente a la ideología aplicada en el campo laboral, en nuestras industrias, instituciones, empresas del estado o comunitarias, el término socialista nos queda muy grande todavía y obliga a esta pequeña reflexión:

A raíz de la llegada del Comandante Chávez, por no citar a Marx, Lenin, Mao, Fidel, el Che Guevara, Ali Primera y otros grandes del pensamiento revolucionario y socialista, a los cuales, confieso como muchos de esta gigantesca oleada de seguidores del proceso bolivariano venezolano actual, nos eran indiferentes o simplemente nos gustaba su música, su musa o su visión utópica del mundo, pero preferíamos el “Ta barato dame dos”, “Ponéme donde hay” o “con los adecos se vive mejor, porque roban y dejan robar”. Porque venimos de AD y Copey y no de Marte. Ahora bien, el año 2002 se convirtió para muchos de los trabajadores en una fuente de luces inimaginable, a pesar de lo que representó para la contraparte patriota. El choque de trenes entre los que defendían el modelo capitalista salvaje, con toda esa vasta burguesía criolla enquistada en nuestras empresas, defensores a ultranza del imperio y sus trasnacionales y la clase obrera toda, entusiasmada por el discurso liberador y ese pensamiento socialista humanista del camarada Hugo Chávez, que nos cautivó al ver que defendíamos la trinchera correcta al lado de nuestro pueblo, ese mismo pueblo, visto anteriormente por encima del hombro a través de las grandes cercas de las compañías transnacionales  y que permanecían invisibles ante la mirada déspota del patrono alienado explotador. 

Hoy luego de tantas batallas, marchas y contramarchas siguiendo al líder, luego de cumplir fielmente lineamientos de ser empresas para el pueblo y por el pueblo, al trabajar en reparación de escuelas, refaccionamiento de hospitales, CDI, carreteras, plazas, caminerias, fachadas en pueblos y ciudades, jornadas sociales, misiones y cuanto trabajo voluntario se nos ha encomendado en la salud, en lo cultural, en lo educativo, en lo político, etc. Resulta que muchos se encuentran decepcionados con la revolución y el proceso bolivariano que lideriza el Comandante Chávez y estoy casi seguro que llegaron a votar incluso en contra, en las pasadas elecciones parlamentarias, porque no les han dotado de un par de zapatos de seguridad nuevo, no le vino la braga o se les adeuda un pasivo laboral. Esto refuerza mi convicción de que debemos trabajar mas profundamente sobre la ideología socialista que necesitamos para avanzar en la construcción de esta patria nueva que queremos, para que un Julio Flores cualquiera, un Globoterror, un RCN o CNN actuando como instrumentos potenciales de postración mental, simplemente se encuentren con una coraza ideológica combatiente en defensa del hombre nuevo.  

Patria Socialista o Muerte….venceremos

eliasmar@cantv.net

eliasmartinez02@gmail.com

http://laslineasdeelias.blogspot.com

http://eliasmar.wordpress.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1614 veces.



Elias Martinez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor