La teoría en la revolución bolivariana

 El  proyecto  político  que ha lanzado el Presidente Chávez se realizó en
 una etapa de retroceso general del socialismo como proyecto emancipador y
 de revolución social. De allí que el desprestigio al socialismo, luego de
 la  caída  de  la  URSS tiene un peso fundamental a la hora de iniciar un
 proceso de discusión de acerca de las base teóricas del socialismo que se
 plantea   en  la  República  Bolivariana  de  Venezuela.  Muchas  de  las
 tendencias   internas   en   el   proceso  revolucionario  en  Venezuela,
 influenciadas por la propaganda contraria al socialismo, niegan la teoría
 científica  socialista  sustentada en la crítica de la economía política,
 en  la  filosofía  materialista  y  en  la propuesta de un cuerpo teórico
 resumido en el socialismo científico.


 Surge  la  versión  de  que  no  se  conoce un texto o manifiesto con los
 presupuestos  teóricos  del  socialismo bolivariano desarrollados. En ese
 mismo  sentido  se alega que no existen intelectuales ni debate de ideas,
 como  argumento  para desconocer los fundamentos del socialismo. Y es que
 la  humanidad  no  se deshace de su herencia técnica y cultural, hace uso
 los aportes del socialismo utópico de Saint-Simon, Fourire, Owen, toma lo
 mejor de los aportes del Marx, Engels, realiza una crítica de los aportes
 de  Lenin, Trostky, Rosa Luxemburgo, Luckács y Gramsci, entre otros; para
 finalmente,  a  la  hora  de  entrar en un proceso revolucionario como el
 venezolano,   la  práctica  arrolladora  esté  impregnada  de  la  teoría
 revolucionaria  heredada  y  se  empiece  un  proceso dialéctico de crear
 nuevas formas organizativas y el desarrollo de la teoría que la sustente.
 Esa es la situación actual en nuestro país.


 ¿Qué  se argumenta para desconocer la teoría fundamental del socialismo?.
 Que  los  debates  de  los socialistas del siglo XX fueron de un altísimo
 nivel filosófico. En contraste, según esta versión, en el momento actual,
 la  tesis  leninista  de  que  sin teoría revolucionaria no puede existir
 praxis  revolucionaria,  está  en  crisis y no es tomada en cuenta por el
 liderazgo socialista.


 No  existe  ninguna  contradicción  en  que  las  estrategias, acciones y
 políticas  parezcan  que  van  por  delante,  ya que en el pasado siempre
 fueron  precedidas  por  las reflexiones filosóficas y el pensamiento. En
 primer  término,  la teoría revolucionaria explica que la praxis es mucha
 más rica que la teoría misma y que una acción vale más que mil programas.
 En  segundo  término,  esa  es  precisamente  la  utilidad  de  la teoría
 revolucionaria,  aportar  las  herramientas  iniciales  para la acción, a
 través  de los líderes o de las propias masas y que en ese misma accionar
 se  construyan  nuestras propias teorías adaptadas a la globalización, al
 libre  mercado,  pero también, a nuestra posición como país dependiente y
 exportador de petróleo al mercado mundial.


 La  conclusión  de  este  tipo  de  razonamientos  es  que  la revolución
 bolivariana  es  una revolución sin ideologías y sin ideólogos, y refleja
 que para el socialismo ya pasó su tiempo histórico.


 Es claro que hay que debatir acerca de la política del PSUV respecto a la
 cultura y a los intelectuales. Sin embargo, lo que refleja esta situación
 es la debilidad de los sectores de izquierda que teniendo en sus manos la
 teoría  revolucionaria  no  han  conseguido irradiarla e intervenir en el
 PSUV y hacia los estratos más consecuentes de la revolución. Quizás se ha
 malentendido aquello de Simón Rodríguez, o inventamos o erramos.


 Una  cosa  es  la  teoría revolucionaria y otra cosa es la interpretación
 dogmática  de  ella  misma.  La teoría revolucionaria es una guía para la
 acción, es un faro que ilumina a grandes rasgos la senda de la revolución
 social,  pero somos los hombres los que sabremos dar solución estructural
 a los problemas del país empleando los principios generales que gobiernan
 una  revolución. Las peculiaridades (leyes específicas para la revolución
 bolivariana)  deben  regirse  por  nuestra propia historia patria, por la
 herencia  bolivariana,  por  nuestra  evolución  económica,  por  nuestra
 conformación  social y distribución poblacional, por la herencia cultural
 de nuestros antepasados, por nuestra posición en el contexto de los demás
 Estados.


¡Patria Socialista o Muerte.........Venceremos!

garcialwx@pdvsa.com
SINTRAINTEVEP.
CTMI  (Corriente  de  los trabajadores y trabajadoras marxistas de PDVSA-
 Intevep)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3356 veces.



Lucidio García*


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: