La Revolución no se negocia

Con un interesante método democrático se realizo las elecciones del 26 de sep, 65 diputados obtuvo la oposición, se avizora su práctica antidemocrática, nos lo aseguran las diversas formas que han intentado de destruir lo que ha construido la Revolución Venezolana en estos últimos diez años, estas personas representantes de la oligarquía y representantes de la injerencia en los curules de la Asamblea Nacional, traicionan a la mayoría de las personas que votaron por ellos, porque ellos solo defienden y cumplen el guión internacional y de la burguesía venezolana, que no son cinco millones de venezolanos, escuchar a analistas decir que se debe negociar con la oposición porque ahora si entendió que deben de entrar al juego democrático, es preocupante.

El enemigo de la oposición incluso no sería Chávez si este se prestara a su juego, si se hubiera vendido a ellos y traicionado a la mayoría del pueblo, la importancia que se le está dando a estos 65 asambleístas que irán y tratarán de romper los avances como: los grandes indicadores en materia de educación, grandes logros deportivos, nuestra economía de autogestión, la organización comunal y un país que se encamina a ser lumbrera de libertades, radica en quienes no dejan ir los hábitos del Pacto de Punto Fijo, la importancia forma parte del nacimiento de este sistema y que el anterior no ha muerto como lo señalo Antonio Gramsci.

Mi poderosa razón va dirigida a la mayoría de la sociedad, a preguntarnos si legitimamos la acción de los ricos y crucificamos de una vez nuestro destino de pobres, pobres en el sentido de no tener ni merecer oportunidades, la composición mundial donde prevalece el capitalismo es así llena de su lógica, tu pobreza es igual a su destino: explotado, obrero, sin educación, siempre al servicio de los que te explotan, compran tu conciencia y te ponen a pensar como rico muy bien explicado por el filosofo venezolano Ludovico Silva con su profundo y vigente pensamiento llamó esto: Plusvalía Ideológica.

Los ricos del mundo y sus medios redoblan la campaña contra Venezuela, dicen estos pobres venezolanos quieren que los manden los ricos, un amigo que le manejaba a un consagrado de la cuarta me decía que el se emocionaba cuando su jefe visitaba un lugar de lujo de la capital para derrochar el dinero, luego llegaba a su casa en pobreza extrema mirando sus carajitos con hambre y entraba en contradicción, sin embargo prevalecía una siembra y muchas veces se iba a dormir en el garaje de su jefe, cuales serias las migajas que le dejaba solo la alienación en su conciencia inclusive a ese punto.

Este tipo de relato en los últimos diez años se han derrotado con la practica, antes pocas veces veías bajar de un cerro de Caracas a un médico de visita, era imposible, hoy es algo cotidiano, menos que un oriundo de allí estudiara en una universidad, son muchas las cosas que me permiten decirles a los ricos del mundo que no van a gobernar a Venezuela mas se siete millones de niños llegan hoy 04 de octubre a sus escuelas.

Con la tragedia que ocasionaron las lluvias, titulares de los periódicos de la oposición reflejaban su preocupación porque expropiarían unos hoteles en el junquito y en menor caso porque el gobierno no les garantizaba los pagos a los dueños de esos hoteles, estaba ocurriendo una tragedia, centenares de familias sin techos, sin enseres, en refugios, sin embargo priva mas estos titulares porque les preocupa lo mercantil, es lo medular en ellos y no les importan que estos compatriotas venezolanos estén pasando una tragedia, que queden sin casa frente a los problemas sociales el capitalismo, prefiere ser ajeno, indiferente, apático hasta tienen una presencia no comprometida pero no son neutros sacan cifras de ganancias, ganancias es como las guerras se pelean la reconstrucción después de desbastar un país con bombas y matar a muchos de sus habitantes.

El trato diario en las clínicas privadas que hasta sacan personas en estados críticos porque no les cubre los tantos millones la póliza de seguro.

Que un analista con tales realidades pida a estas alturas una negociación porque la oposición llevo 65 diputados a la asamblea, esa pretendida apoliticidad no es otra cosa que una falta de respeto a las luchas heroicas del pueblo venezolano y a sus logros.

El encuentro de una sociedad, su debate y vigencia eso está planteado siempre, la pluralidad y respeto a los puntos de vistas, lo demás es caer en un jamás deseado reformismo impulsado por una estrategia de laboratorio.

Que me permiten decirle a esos analistas que no existe ningún momento para la negociación con la oposición, las ausencias de liderazgo, de organización, de vocación, la percepción de las masas fueron herramientas poderosas de la Cuarta República, herida esa herramienta el 4 de febrero y derrotada el 1999. No hay factor común, seria un genocidio a la esperanza mundial en pleno siglo XXI para estos analistas los latidos de esperanza, la atmósfera de la comunidad esta siendo ignorada, existe una desvalorización a los indicadores tangible, practicas diarias que no se han tomado en cuenta dentro de la cotidianidad social, la vida personal y la vida individual fue separada del hecho colectivo, es una de las bonanzas del capitalismo, los valores sociales y la estética exclusiva al grupo dominante. La fuerza popular hoy encarna una herramienta poderosa y determinante, parece que se olvidan de nuestra constitución sin quitarle el valor a un asambleísta solo que en el socialismo y en esta revolución queda demostrado que el valor de un asambleísta es ser herramientas de las masas, un legislador de la voluntad popular, voluntad popular que es un poder constituyente, ejemplo Ismael García llegó con votos del chavismo y luego se convirtió en otra cosas menos en diputado, su daño fue a su integridad como persona y sus valores, pero uno mas que no ejerció la voluntad popular, es así conjuntamente los otros cuatro poderes conforman el poder público, poder público que está constitucionalmente ligado a la soberanía y ésta reside en el pueblo quien la ejerce directamente mediante el sufragio y todas las herramientas que dicta una democracia participativa y protagónica, no podemos pensar que aquí prevalecerá una democracia representativa y que por obtener la oposición 65 curules en la Asamblea el proyecto revolucionario debe y tienen que negociar con la oposición porque estos desarrollan una agenda antidemocrática, insisto aquí no hay una oposición enmarcada en una democracia participativa, aquí hay una oposición amarrada al Pacto de Punto Fijo y hablar de negociación es traicionar la revolución y no valorar los alcances de ella.


jvene001@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1616 veces.



Juan Evangelista Guerra


Visite el perfil de Juan Evangelista Guerra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Evangelista Guerra

Juan Evangelista Guerra

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a109541.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO