Mentirosos o carentes de imaginación

La mentira ha sido entendida como una declaración realizada por alguien que cree o sospecha que es falsa, esperando que los oyentes le crean, ocultando la realidad parcial o totalmente. En función de la definición, una mentira puede ser una falsedad genuina o una verdad selectiva, exagerar una verdad u obviarla cuando la intención es engañar se incurre también en una mentira. También es menester indicar que se ha demostrado que el ser humano tarda más mintiendo que diciendo la verdad.

El estudio de la mentira no es un fenómeno reciente, lo cual me permite utilizar la noción hecha por Platón en La República sobre la “noble mentira” que es una mentira política. Se considera que los gobernados son idiotas frente a sus gobernantes y son incapaces de saber cuál es el interés público. Así en La República podemos leer “Si alguien debe tener el privilegio de mentir, ese alguien debería ser los gobernadores del Estado y ellos, en sus quehaceres con los enemigos o con sus propios ciudadanos, estarían habilitados para mentir por el bien público”. La justificación de la noble mentira sigue su desarrollo con Maquiavelo el cual mencionó que un príncipe prudente no puede ni debe mantener fidelidad en las promesas.

Si mentir ha sido justificado en el plano político por algunos autores, no se encuentra excusa para las mentiras en la vida común. Mentir está en contra de los cánones morales de muchas personas y, está específicamente prohibido como pecado en muchas religiones. Aristóteles, San Agustín y Kant decían que nunca se puede permitir una mentira. Se ha comentado también que mentir toma más tiempo que decir la verdad pero menos tiempo que crear una idea. Esta aseveración nos lleva a la conclusión que el mentir es sólo un síntoma de carencia de imaginación.

A la luz de las consideraciones teóricas mencionadas anteriormente, quisiera reflexionar sobre mentiras típicas del sexo masculino, el que Platón considere que el Gobernante debe ver a los gobernados como idiotas e incapaces de saber cuál es el interés público, no justifica que los hombres crean en los enunciados de este filosofo ciegamente y consideren que sus interlocutoras “Mujeres” son idiotas y carecen de inteligencia para entender una sencilla realidad.

En muchas ocasiones, para no decir la mayoría, cuando nos presentan a un hombre, le encontramos por casualidad o se mantiene una conversación trivial, uno de los temas comunes es el estado civil. En general la mayoría te explica que están separados o en proceso de hacerlo. Agregan de inmediato que viven en la misma casa con su expareja, e insisten en que la relación no funciona y no puede salir adelante por falta de pasión, sexo y de comprensión. Muchos llegan a decir que duermen en la misma cama sin llegar a tener intimidad. Comentan que lamentablemente su consorte es gorda, fea, poco inteligente, les maltrata verbalmente e incluso que han sido víctimas de la violencia física femenina.

Esta situación extrema me hace pensar, no sin temor, que la relación de pareja te lleva directamente al extravío mental, toda vez que mis queridos colegas insisten en que la mujer después de compartir meses o años de relación se transforma en un monstruo y pierde la noción de la realidad, es decir “se convierten en locas agresivas y paranoicas”. Pobres amigos sometidos a un yugo más parecido al infierno que al paraíso de la vida marital.

Las interlocutoras animadas por el noble sentimiento de liberar del sufrimiento a todo ser vivo, de inmediato proponen salidas para distraer al pobre amigo, compañero o recién conocido. Las invitaciones mas comunes son a bailar, compartir con amigos, noche de pasión con desayuno, tener sexo, fin de semana de playa o montaña; siempre basadas en que ese ser maltratado tiene necesidad de relajarse y, por su condición de separado, puede llegar tarde o no llegar, al infierno que tiene por casa. Sorprende enormemente que el hombre empieza a languidecer, le sudan las manos, no articulan palabra coherente y la diarrea es el siguiente síntoma. Entonces inicia la segunda etapa explicativa en la que se aclara, no mucho por cierto, que esta separado pero existe un mínimo de respeto y unas normas de convivencia en la separación. Esgrimen que tratan de evitar problemas ya que muchos no tienen suficiente dinero para irse de su casa, otros no quieren discusiones innecesarias y, lo mas reciente es que regresan al infierno que tienen por casa "por su paz mental"!...

Los hombres creen que la mujer es idiota y por lo tanto no pueden entender la realidad. El problema real es que el hombre ya pensó y le cuesta volver hacerlo; además está imposibilitado para ser creativo y explicar con la verdad, una situación de pareja. La culpa por lo tanto, no es de la mujer. Señores, el problema no radica en que estén comprometidos sino en que no tienen la menor creatividad para presentar la realidad de pareja en forma novedosa y medianamente inteligente! Pensando en mi amor incondicional por el genero masculino y para evitar que sus mentiras me hagan romper el vínculo con esos seres y, obre todo, por la salud mental de las mujeres les sugiero que utilicen algunas frases que menciono a continuación para ser sinceros: tengo pareja pero me gustas mucho; eres muy atractiva y estoy a punto de ser infiel por primera vez (sabemos que lo de la primera vez no es cierto), mi pareja esta de viaje y quiero liberarme por una noche!; Me tiene super sometido y por buen comportamiento me regalaron una noche de lujuria.

Pueden también, sin mencionar el estado civil, comentar sutilmente en diversos momentos de la conversación “a mi esposa le gusta”, “eso le encantaría a mi pareja”. Para los que les gusta el drama la mejor es esta: mi pareja tiene una enfermedad incurable, la amo pero no puedo tener sexo con ella, necesito desahogarme! Ofrezco también la de mi amigo Richard, el más osado: mi esposa es linda, inteligente, me trata bien por lo que tú eres una de las pocas afortunadas que salen conmigo.


HOMBRE: si usas una de estas excusas al menos por tu sinceridad te van a premiar y, muchas de nosotros entenderemos que eres medianamente inteligente razones por las cuales van a salir contigo. Estos consejos son seguidos por unos pocos lo que nos obliga a las mujeres, a las locas, a las vampiras a preferir salir con los no agraciados, pobres o con poco estudio siempre con la condición de que sea: soltero, sin rollos, ni dramas hogareños que nos distraiga de nuestras intenciones, usualmente muy buenas.



. omunismosigloxx@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2584 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Ley de Igualdad de Género, uniones homosexuales y aborto

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Ley de Igualdad de Género, uniones homosexuales y aborto