Transición energética parapeto circense

La energía es una variable dependiente de la materia, la materia y energía son coexistentes, es decir; la una depende de la otra. Sin embargo, la energía se consume en el proceso de trasformación de la materia. (José Tejada Maury).

A través de un medio corporativo, uno de esos que se han caracterizado por difundir la calumnia, la mentira, engaño, la desinformación y cuyos mensajeros aún utilizan los micrófonos para lanzar sus destructivos misiles a través de las ondas hertzianas con plataforma prestada de la pérdida de soberanía del espectro electromagnético como recurso natural.

En un primer caso se observó y escuchó que un empresario de Bogotá hizo una inversión de 600 millones de pesos colombianos en 300 paneles solares para reducir su factura hasta en un cuarenta por ciento y cuyo retorno sería en seis años.

El segundo caso se observa a nuestro presidente Gustavo Petro inaugurar una planta eléctrica alimentada por fotoceldas o paneles solares ubicada en la obsoleta Fuerza Aérea Colombiana, gracias a la Corte Constitucional que pretende mantenerla en la época de las cavernas por la prepotencia de obstaculizar las políticas del gobierno del cambio, para que produzca los profesionales mediocres que les interesan a los que se creen o se sienten los dueños de Colombia. Y que esta entidad no supere los 18 kilómetros de altura ni se vincule a la tecnología aeroespacial en el diseño y construcción de satélites, plataformas de lanzamiento o fabricación de aeronaves ciento por ciento nacionales y menos un trasbordador espacial, pues la Fuerza Aérea Colombiana seguirá formando domésticas para el servicio de la élite colombiana y no para el desarrollo científico del país. 

Vamos a referirnos a un tercer caso como lo es el de los SAF, combustibles aeronáuticos sustentables, no se hará referencia al hidrógeno ya que de esto se han hecho varias publicaciones al respecto con anterioridad a esta publicación y no se puede continuar con la misma retórica ya que desde el punto de vista ambiental, económico y hasta científico es una necedad proponer tamaño exabrupto como lo es el uso  hidrógeno como combustible, sea cual fuere el mecanismo de obtención o los canales de distribución. Siempre la materia prima será el agua, por eso ya algunos países están vendiendo hasta los lagos y el hegemón tiene en la mira este recurso vital todo para satisfacer el complejo industrial de las potencias hegemónicas occidentales y sus vasallos para no depender del gas ruso o del petróleo de la OPEP.

El primer caso del empresario ha debido efectuar la relación costo beneficio para que comprenda que este mecanismo es costoso e ineficiente ya que jamás podrá obtener la calidad de energía para la competividad debido a que beneficiará a unas empresas que sólo están interesadas en vender unos paliativos y no unas verdaderas soluciones. Sólo con el trascurso del tiempo podrá evaluar lo inconveniente de este sistema para que comprenda que fue un gasto innecesario y no una inversión productiva y que tal vez le hubiera ido mejor seguir con el suministro de la línea tradicional. Indagar cuánto costo de mantenimiento y reposición de componentes y establecer valores comparativos entre la red oficial y la “transición energética” y valorar el impacto ambiental de los desechos.

Para el caso de la obsoleta y arcaica Fuerza Aérea Colombiana, el presidente inauguró una planta de paneles solares dentro de la llamada “transición energética” en horas de la noche, a través de los medios, se pudo observar que todo fue simbólico que al tocar las perillas no hubo encendido alguno, lo que nos muestra claramente la fragilidad de un sistema que está supeditado a contingencias. Es elemental y sencillo que al no haber luz solar nada de nada. Se seguirán llenando las ciudades y los campos de basura y la fragilidad en el sistema. También se ha podido observar que las famosas “centrales eléctricas” para la transición, sólo serán para “repotenciar” el sistema de interconexión nacional, lo que nos lleva a concluir claramente que sólo se trata de complementos y no de sustitutos para dotar a un país de una sólida infraestructura energética. Esto sin lugar a dudas será una pérdida irrepable en recursos financieros, cuya finalidad se detecta a simple vista: el plan B de los agro combustibles. Ojalá se detuvieran a analizar este tema para no estar lamentándose en el mañana. Además, le están impidiendo al suelo la absorción de la radiación infrarroja la cual es utilizada para los procesos de elaboración de alimentos, la producción de oxígeno y la purificación del agua en el planeta. Es decir, cuestionan al gas carbónico y llenando campos de fotoceldas impiden que la naturaleza realice el proceso fotosintético de absorción de carbono como nutriente imprescindible para la vida en el planea Tierra y además de ello con las fotoceldas reducen la producción de oxígeno de producción de oxígeno ya que el mayor porcentaje de este se produce a nivel del suelo sobre todo en gramíneas y plantas de baja altura.

Habría que analizar los impactos ambientales de utilizar miles de hectáreas de tierra para colocar los paneles solares, impidiendo el desarrollo de la biota natural, el ciclo del gas carbónico, la nutrición de plantas ,suelos, la producción de oxígeno y cómo se altera el clima en las zonas comprometidas con la transición energética como sistema frágil, contingente y anti técnico desde el punto de vista de la operatividad ya que jamás se podrá sustituir al petróleo como combustible biológico, natural y renovable, sobre todo por su gran cantidad de derivados.

Retomamos los combustibles aeronáuticos sustentables (SAF), a pesar de toda la propaganda mediática y los informes de los “especialistas”, esto no beneficia en nada al medio ambiente, ya que en el trasfondo volvemos a la misma retórica de los combustibles fósiles. Ya se ha explicado que el petróleo es un combustible biológico, natural, orgánico, al igual que el gas metano, que comparados con los SAF o derivados de aceites, oleaginosas, alcohol etílico, su quema indiscutiblemente producirá gas carbónico (CO2), aquí se detecta que ni ellos mismos comprenden esta necedad de entender que el gas carbónico es el mismo compuesto molecular que se deriva de la quema de los SAF (Combustibles Sustentables de Aviación).Se seguirán utilizando el etanol industrial  y el “biodiesel” derivado de los alimentos sin que nadie haga o diga absolutamente nada. Caso colombiano dicha avaricia mercantilista abonó con sangre y desplazamientos para producir etanol a través de siembra de alimentos y también en cultivos de palma para obtener aceite para satisfacer los mercados europeos y norteamericanos.

¿A qué juegan estos desquiciados de la academia? Sigue el mismo engaño, fraude y mentira, deformando el sistema educativo porque no se está manejando una academia científica y tenemos una educación sin calidad. Infortunadamente el mismo Ministerio de Educación Nacional de Colombia, cuando me dirigí en oficio a ellos, la respuesta patética que me entregaron fue: “eso no es competencia de este ministerio”. ¿Nos preguntaremos entonces para qué está el Ministerio de Educación y qué clase de idoneidad profesional tienen sus funcionarios? Muy lamentable ya que se trata de ciencias básicas y se puede concluir sin temor a equivocarnos que todo apunta al control y manejo no sólo de los energéticos, sino de la productividad de los países y la supeditación y genuflexión al hegemón norteño que con sus basuras literarias pinceladas de “literatura científica” viven convencidos que el mundo se cala sus patrañas porque los encargados de revisar, verificar y validar a pesar de ser “especialistas” en el tema, por la  pereza mental ,por desconocimiento ,por  ignorancia o por servilismo colonial, no tienen la capacidad para cuestionarlos con dignidad.

Estamos en mora de decretar la emergencia académica como peste anticientífica, con zonas de desastre como son las más prestigiosas universidades del planeta y como damnificados a los estudiantes que al igual que los “especialistas” en el tema; ya no están facultados, sino programados para obedecer como borregos a esta barbarie intelectual globalista.

El eclipse del 8 de abril de 2024 sepultó el concepto de gases de invernadero dejando en ridículo al mundo académico y en lamentos al sector educativo a nivel global.

El día 8 de abril del presente año, estuvimos contemplando un fenómeno como fue el eclipse solar, al cual no se le dio la trascendencia científica, sino desinformativa a nivel de redes con supuestos vaticinios y agüeros que para nada tienen relación con dicho evento. El eclipse solar de ese día sirvió para que el mundo entero palpara y confirmara que el concepto de gases de invernadero perdió vigencia, ya que al ocultarse la luz solar en las zonas afectadas se experimentó descenso de temperatura y al igual que en otras se experimentó descenso de la misma. Tampoco se ha observado que el Sol como estrella haya incrementado su temperatura o que la Tierra se haya acercado un poco más hacia esta estrella. No se midieron los supuestos efectos de retención de calor por parte del gas carbónico, tampoco los del gas metano. Lo que nos demuestra palpablemente que el mundo académico tiene a la educación sumida en el atraso con estertores de ignorancia supina y por supuesto detrimento de la calidad educativa al desconocer principios tan elementales de las ciencias naturales y más recientemente las ambientales. 

Sigue el interrogante: ¿de dónde vamos a sacar más calorías para incrementar la temperatura entre 1,5 y 2 grados centígrados y más reciente, la necedad de hacer alusión a que en el 2050 se incrementará entre 8 y 10 grados centígrados?

Nuevamente se le hace un llamado a la OPEP, OPEP Plus y a los Brics. A la UNESCO no se le puede hacer un llamado porque ella forma parte de estos payasos de la desinformación de ese gran circo llamado Organización de las Naciones Unidas(ONU), ya que están fomentando la guerra y la depredación ambiental, desviando la atención en las verdaderas causas y los verdaderos responsables (ellos mismos).

Queda en mora ventilar este asunto, el cual debe ser tratado en la próxima COP 26 a celebrarse en la ciudad de Cali Colombia para este año, esta COP debe llevar ciencia y no farándula o turismo diplomático y mediático, que sea un evento científico en donde los conocedores del tema expongan todos los elementos de juicio al respecto.

Queda como testimonio patético para la humanidad el genocidio de los palestinos orquestado por Washington e Israel y apoyado por países europeos en el afán de robarse la mayor reserva de gas natural en los mares de las costas de Gaza.

 Seguirán en la ingenuidad de que el gas natural (metano) también al quemarse produce gas carbónico, lo mismo que los biocombustibles(SAF).

Notas:

https://www.meer.com/es/64174-energia-del-futuro-para-un-mundo-mas-humano-y-en-paz

https://www.youtube.com/watch?v=U75cyBNx8Nc

https://www.linkedin.com/posts/jos%C3%A9-tejada-maury-69655646_proyecto-sgeaycos-revisado-y-corregido-activity-7119011216760426496-zQ4n

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1062 veces.



José de Jesús Tejada Maury

Investigador científico y escritor

 jotema044@gmail.com

Visite el perfil de José de Jesús Tejada Maury para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas