"Sembrar el petroleo". Van 42 empresas vinculadas al petroleo quebradas y 17 mil millones de dólares en pérdidas

Ésta recomendación sugerida inicialmente por el Dr. Alberto Adriani y equivocadamente atribuida al Dr. Arturo Uslar Pietri, después de más de ochenta años sordos, hoy nos hace más ruido que nunca. Los precios petroleros en terrible picada y los errores internos, obligan a regañadientes a nuestro gobierno a tomar decisiones cuando estamos al borde del abismo. Exceso de crudo, monopolios comerciales, y medidas geopolíticas imperialistas, están acabando con el “oro negro”. Se nos atribuye el credo de los borbones de que “ni olvidamos ni aprendemos”. Con la soga al cuello se hará nuevamente otro experimento “madurista”. Con una terquedad sin igual, el Presidente Maduro cree tener el freno de pie y mano para poder corregir al capitalismo que por su naturaleza es incorregible. Salimos de una improvisación para caer en otra. Sin la menor duda, “El Plan de La Patria” “Va fuera del aire”. Lo de “las tres R al cuadrado” es una falacias que no se aplicará, porque en el gobierno “no le para” a la crítica y la poca auto crítica no dirige su rumbo al socialismo, por el contrario oxigena al capitalismo. Quien pone inversiones pone condiciones: ¿ESTARÁ EN PELIGRO LA SOBERANIA DE PDVSA? ¿QUÉ QUIZO DECIR DEL PINO SOBRE LA FAJA PETROLIFERA HUGO CHÁVEZ CON ATRAER “INVERSIONES” DONDE LAS EMPRESAS TENGAN PRIVILEGIOS Y TRATO DIFERENTE”? Más dinero para más Neo keynesianismo, neo desarrollismo, populismo, y asistencialismo. DE SOCIALISMO NADA QUE VER. ¿CHÁVEZ ESTO ES LO QUE TU QUERIAS? ¿Y TIENE TU NOMBRE ESTA FAJA PETROLIFERA, QUE PARECIERA EN VENTA, QUE B….? Giusti y Lorenzo felices. Detrás vendrán los préstamos y más atrás el maldito F.M.I.

La crisis del capitalismo mundial de 1885 afectó severamente los precios de materias primas como el café. Los estados andinos, los mayores productores de este rubro, fueron impactados en su economía agraria, se decidieron y heroicamente pudieron tomar el poder nacional en 1899. La guerra de independencia y los setenta años de guerras civiles habían desolado al país. Cipriano Castro intenta enfrentar a la oligarquía criolla y a los Estados Unidos, tratando de construir una frágil soberanía y su compadre por mandato del norte, se encarga de él. Con Juan V Gómez “El gendarme necesario”, se inicia la actividad petrolera en el país. Él fue “el organizador” del “Estado rentista” centralizado y mono exportador: petróleo. La infraestructura la ponía el gobierno.

Las “inversiones” de capital se hacían en pocas ciudades, ahondando la contradicción ciudad-campo, con “ciudades” cercadas por ranchos, desempleo y pobreza. La ruina progresiva del campo marcaba el éxodo de campesinos a la ciudad, improvisando el “urbanismo” nacional con preferencia en el centro del país. Durante el gobierno de López Contreras, los obreros petroleros zulianos, en pos de mejoras salariales se declararon en huelga, el gobierno optó por la represión y las petroleras pudieron continuar con su saqueo a nuestros recursos. El gobierno de Isaías Medina Angarita, trató de poner apenas un poquito de orden en la pea, y con su caída, probó que el poder real no estaba en Miraflores sino en la Embajada de los Estados Unidos y su cómplice AD. El Maestro Rómulo Gallegos en una Presidencia muy breve, con su también derrocamiento por los mismos autores “encapuchados”, entendió que “El golpe en Venezuela huele a petróleo”. Pérez Jiménez pudo gobernar mientras su gobierno marcó absoluta fidelidad a las compañías petroleras. El bárbaro Betancourt, cuyo libro atribuido a él: “Venezuela política y petróleo”, contiene un capítulo titulado: “Un país en venta”, lo primerito, lo más rápido que hizo en su gobierno fue decirle a Rockefeller: ORDENE USTED ESTOY PARA ACATAR LO QUE SE ME DIGA. “La apertura petrolera” y el papel dominante de las trasnacionales del petróleo en Venezuela, es suficientemente conocido. “El Pacto de Punto Fijo”, amén de anti comunista, fue la entrega completa de todas nuestras riquezas al imperialismo norteamericano. Con el paro petrolero, descubrimos que hasta el cerebro electrónico de Pdvsa, se controlaba desde los Estados Unidos. Nos habían entregado atados de pies y manos al imperio.

La tesis de “sembrar el petróleo” formaba parte del interés del capitalismo que necesitaba un apoyo interno organizado. No era suficiente saquear las riquezas del país, era necesario crear un mercado para sus mercancías, así, el dólar petrolero retornaría a los Estados Unidos. Dependiente, sin tecnología propia ni desarrollo autónomo, netamente importadora y pro yanqui nació y ha vivido hasta hoy esa cosa que llaman lumpen burguesía “criolla”, que inexplicablemente el gobierno nacional llama “productores” que no producen un carajo y que insólitamente son los aliados de Miraflores para “llevarnos al socialismo”; más iluso no se puede ser. El gobierno sigue “pidiendo cacao” y llama a la oposición al gobierno. CHAVEZ NO ESTÁ DESCANZANDO EN PAZ, ESTA ARRECHO.

Pasaron los años y la dependencia mono exportadora era mayor. Todo lo importábamos y “no sabíamos que éramos felices”. La característica mundial de la concentración del capital y con ello la formación de poderosos consorcios imperialistas, poco a poco fue debilitando los Estados-Nacionales. Ahora la renta petrolera no alcanza para el derroche la corrupción y las importaciones. Con dictaduras o seudo democracias tuteladas y controladas, los Estados Unidos ciertamente hicieron de toda “nuestra américa” su “patrio trasero”. Lo de “trasero” podría ser su poceta.

Después de la II GM, la URSS, los gringos se repartieron el mundo y así se marcó la división internacional del trabajo. Las izquierda en particular los PC, sometidos completamente a la voluntad de Moscú, vivieron en una constante confusión que hasta en la “coexistencia pacífica” entre capitalismo y “socialismo” llegamos a creer, lo que en Venezuela fue “La paz democrática”. Presidente Maduro no puede haber PAZ EN EL CAPITALISMO, el capital genera todos los males sociales, es un modelo excluyente; con su despiadada competencia es una fábrica de construir pobreza, sostenido sobre contradicciones insolubles, tal como la contradicción capital versus trabajo. No creerá Señor Presidente en el cuentico del “Arca de Noé”, donde los animales carnívoros convivieron con los que podían ser sus presas. SÓLO EL SOCIALISMO PUEDE ACABAR CON EL RENTISMO PETROLERO. SOCIALISMO A SECAS, SIN APELLIDO.

En medio de toda esta corrupción y entreguismo “punto fijista”, llegó el Comandante Chávez y mando a parar. Descubrimos que la faja petrolífera del Orinoco no era “faja bituminosa”, sino petróleo puro y su existencia era para saldar “la deuda interna” con el pueblo. Pero equivocadamente, el Comandante Chávez continuó impulsando la dependencia petrolero, buscando sí precios más “justos”. Bárbaramente llegamos a importar un basurero de productos en su mayoría inútiles, equivalente a 45 mil millones de dólares por año. Apenas el Dr Maza Zavala profundo conocedor de la materia, advirtió del peligro que estas colosales importaciones significaban para la hacienda pública, cuando se trata de sostener su economía sobre un producto no renovable.

A más exportaciones petroleras, más importaciones estúpidas, así fuimos haciéndonos unos desaforados y terribles consumistas, preferentemente de los productos gringos. 4000 venezolanos tenían apartamentos en los Estados Unidos para ir una o dos veces al año. Decir esto lo compré allá, era mostrar “personalidad” y “criterio” comercial. Ir a los Estados Unidos era el sueño de la mayoría de los venezolanos. Todo el año importábamos, pero en Diciembre votábamos la casa por la venta y la prensa titulaba: “Aseguradas las hallacas” cuando veíamos en la prensa y televisión barcos y barcos cargados de productos foráneos llegando a nuestros puertos. Algunos más atrevidos pedían que su árbol de navidad fuera canadiense. En fin hacíamos el ridículo, pero no sabíamos “que realmente éramos felices”. Hoy descubrimos que todos hemos sido parásitos del petróleo.

El corrupto carlos andrés trató de construir “una burguesía nacionalista”, que su contrincante piñerua la tildó como “Los siete apóstoles”. Pérez otorgó millones y millones de dólares y bolívares a esta burguesía “nacionalista”, llegando incluso a condonarle la deuda a la presunta “burguesía agraria”. Hoy dudamos que exista en Venezuela una burguesía o mejor una lumpen burguesía, pues si nos preguntamos cómo nació y a que se dedica la burguesía históricamente, nos topamos de inmediato que estos no son ningunos constructores, industrializadores, desarrollistas, progresistas, simplemente chulos y para peor, apátridas.

El Presidente Maduro cree en verdad que hay un capitalismo humano y otro desalmado, unos capitalistas “serios” y “emprendedores” y otros malucos. Vengan aquí están mis manos le dice a esta lumpen burguesía, se trata de “ganar-ganar”. ¿Presidente de dónde sale la riqueza en el capitalismo? ¿Quién pierde y quién gana? ¿Con qué parque industrial estos estafadores públicos pueden industrializar al país, si no tiene soberanía industrial, capacidad productiva instalada, ni mercado, ni experiencia exportadora, ni tecnología ni ciencia propia? ¿Podrán competir contra los gringos y sus tratados lesivos a las soberanías? Por fin: ¿nos faltan productos o nos sobran para exportar? ¿Con que culo se sienta la cucaracha? El imperio no tolera burguesías “nacionalistas” “les tuerce el brazo”. Segurito que pedirán más dólares para venderlos en el mercado paralelo o llevárselos fuera, y nos traerán conteiner con despojos de construcción. Alguien escribió que El Presidente Maduro está construyendo “su propia Fedecamáras? Confieso que ya no sé, si son tres, cinco, ocho, nueve o veinte motores “económicos”, lo que sé es que los pocos que puedan arrancar, prontamente se fundirán pues conducidos por “los empresarios”, la contradicción “capital-trabajo” reventará estas alianzas conciliadoras.

El gobierno insiste que el problema es económico y está en la producción, esto es, que si le damos dinero a la burguesía, flexibilizamos las leyes laborales y las ponemos al servicio del capital, los venezolanos compraremos de todo hasta hartarnos y ahora sí descubriremos “que somos felices”. No educar políticamente al pueblo, desconocer los profundos legados del marxismo en las luchas populares, no desmontar todo ese andamiaje consumista, conservador y reaccionario que nos han metido en la cabeza, es condenar todo intento revolucionario a su muerte. LA CULTURA…. PRESIDENTE ES EN LA CULTURA DONDE ESTA EL ADN DEL PROBLEMA. Cultura es conducta, comportamiento, acción, prácticas, participación, creencias, normas, valores, mitos y falsedades y allí es donde mejor está instalada la dominación capitalista. COLONIZARON NUESTRAS MENTES. ES ALLÍ DONDE EL CAMBIO DEBE SER MÁS PROFUNDO. (Hasta el próximo sábado).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4605 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social