Petroleo a 30 dólares el barril

El precio del barril de petróleo abrió el mes septiembre a 42,98 dólares, respondiendo progresivamente a la estrategia de estrangulamiento de los precios del crudo en los países productores.

Estados Unidos está produciendo 9,3 millones bpd utilizando el perverso método de fracturación hidráulica, el fracking, y va hacia los 10 millones. Los países miembros de la OPEP en ese mismo orden de incremento, producen 1,5 millones más de la cuota establecida de 30 millones bpd, sin contar con el anuncio de Libia, Irán e Irak de aumentar la producción a sus máximos niveles, lo cual devendría en la inundación del mercado petrolero que siguiendo el juego de la oferta-demanda capitalista, un barril de petróleo podría llegar a precios extremadamente bajos.

En el concierto internacional actual donde no hay alteraciones belicistas aparentes que disparen los precios del bpd, como por ejemplo una conflagración estilo “Tormenta del Desierto” para apropiarse de las grandes riquezas petroleras del planeta, pues ya tienen el control del mercado, es muy probable que la tendencia a la baja se mantenga y se fracturen cada vez más los propósitos de la OPEP y con ello la razón de su existencia.

Y es una baja “naturalmente” inducida y planificada. Por eso no es casual que inversamente, la Agencia Internacional de Energía (AIE) indique que el consumo de petróleo aumentará 900.000 barriles diarios para el 2016, o sea, que llegará a 93,3 millones de barriles por día (mbd). Lo cual conmina automáticamente a los países productores a elevar sus producciones.

Armonizar la economía venezolana sobre la base de tales certidumbres no es fácil. Y si a esto le añadimos la incidencia de factores tanto endógenos como exógenos que han impuesto el crecimiento exponencial de un dólar paralelo con respecto al bolívar en nuestra dinámica económica, tendríamos que advertir sobre el carácter poco esperanzador que signa los caminos para salir de la crisis. Advertencia que tenemos que hacer conjuntadas con las luces que ayuden a abrir senderos de soluciones.

Hay que seguir adentrándonos en el ejercicio pesimista de la situación descrita, verla como una realidad que de ser irreversible para nuestra economía, haría retrogradar el proyecto bolivariano. En esa perspectiva visualizar un bpd a 30 dólares y el precio del dólar paralelo a 1000 bolívares en los próximos meses no es una temeridad, la actualidad económica y el álgido clima político imponen tales proyecciones.

Ante ello, bullen las interrogantes:¿Qué pasará el 6D ante ese escenario? ¿Como quedará la correlación de fuerzas en la Asamblea Nacional como consecuencia del comportamiento de esos dos indicadores? ¿Cómo vendrá el 2016? Y sobre todo impone preguntarnos como pueblo corresponsable: ¿Qué hacer?

Bien sabemos que el gobierno ha empezado a dar respuestas para evitar que se desborde la crisis, y el último cierre fronterizo lo indica, que sin embargo muchos creemos que debe ser más contundente puesto que trancar sólo Paraguachón es insuficiente en esa larga línea limítrofe hasta Castilletes donde el gran contrabando se mantiene siempre vivo. Pero si se consiguen los propósitos perseguidos con el mencionado cierre, entre los cuales están: hacer que el gobierno colombiano impida el paso y comercio ilegal de alimentos y derivados del petróleo venezolanos en ese país, así como que deroquen la resolucion número 8 de Pastrana con la que se impediría la perversa triangulación de la moneda donde 1000 bolivares son convertidos ligeramente en alrededor de 50000 bolivares o más para inyectarlos en nuestros mercados, saquear los anaqueles, hambrear al pueblo y llenarlo de ira antigobierno. Si ello se dá, estaríamos ganado parte de esta monumental batalla.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2088 veces.



Aquileo De Jesus Narvaez


Visite el perfil de Aquileo De Jesus Narvaez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aquileo De Jesus Narvaez

Aquileo De Jesus Narvaez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas