Camarada presidente del PSUV: ¿se puede refundar el partido?

Camarada, quizás le parezca extemporánea e incluso sin fundamento esta pequeña y humilde reflexión, me tomé la libertad de hacerla con la esperanza de, distrayéndolo un poco de su agenda, tuviera la oportunidad de leerla, la hago partiendo del principio de igualdad de la sociedad socialista, donde todos tenemos la obligación de defender nuestros principios, planes, sueños, ideas y esperanzas.

Cuando comenzó el proyecto de fundar al PSUV y se abrió el debate para ello, plantee desde mi humilde óptica lo inapropiado que seria fundar un partido político cuando pudieran aplicarse ideas mas originales, lo dijo una vez Albert Einstein “¿como vamos a esperar cambios si seguimos haciendo lo mismo?”

En estos momentos en que la unidad es obligatoria para coronar con éxito nuestro avance hacia una sociedad que nos permita la mayor suma de felicidad posible; es, según mi criterio, improcedente y por demás peligroso seguir alimentando al sectarismo con la conformación de partidos políticos, aun cuando uno mayoritario termine por engullirse a los mas pequeños para conformar uno gigante.

Un partido político, del tamaño que sea sigue siendo una agrupación sectaria donde priva el pensamiento único y congrega a la parcialidad que lo apoya; en los países capitalistas existen muchos partidos políticos debido a la cantidad de intereses que representan, por una parte los diferentes estratos de la burguesía propietaria de los medios de producción, los banqueros, los medios de comunicación, los “intelectuales”, los empresarios etc; todos se asocian en agrupaciones políticas para lograr dominar al aparato del estado y mantener su línea de favoritismo y el cuidado de sus propios intereses; y por la otra los partidos de izquierda o de la clase obrera, que constituyen el contrapeso para mantener el equilibrio; equilibrio este la mayoría de las veces aparente, ya que por la falta de preparación del pueblo, estos partidos al igual que muchos sindicatos, terminan siendo solo una mampara de algunos infiltrados que logran detener tanto el avance de los pueblos al control del estado, como la propia representación de los ideales que promulgan.

En nuestro país, la historia nos da un verdadero ejemplo de esta situación de traiciones y manipulaciones: A D, COPEY, MAS, Causa R, entre otros, se transformaron en movimientos contrarios a la voluntad y al interés del pueblo que invocaron en sus campañas para lograr el poder, convirtiendo la voluntad popular en el instrumento para dominar al pueblo y mantener los privilegios personales o grupales.

Entonces Camarada: ¿Por qué colocarle el apelativo de “partido” a la iniciativa de la Unión Socialista en Venezuela?

¿Por qué colocarle como encabezado a tan noble y necesaria unión, nada más y nada menos que el cliché de partido, o sea, división?

Desde aquí expongo a manera de opinión y con el mayor respeto a la idea original, que aprovechemos la voluntad del pueblo que quiere unirse bajo el ideal del socialismo y entonces, en vez de mantener una secta u otro modelo de división impulsemos la creación de una asociación, es decir, de una verdadera unión.

Muchos pensaran que el nombre no importa, que es algo banal, yo soy de los que opinan que, por el contrario, el nombre indica el propósito, el fin y el futuro de lo que se plantea.

De todos modos la idea no sería solamente replantear el nombre, sino también el tipo de organización y por supuesto el modo que tendría esta para elegir a sus representantes.

Hagamos entre todos la Unión, defendámosla y alimentémosla con la savia del puro ideal socialista, escuchando al pueblo.

Propongo que en vez de seguir con el proyecto del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que nació viciado y lleno de infiltrados de todo tipo, en toda la nación; creemos otro tipo de organización que pudiera ser algo así como: UNION SOCIALISTA DE VENEZUELA u ORGANIZACIÓN SOCIALISTA UNIDA DE VENEZUELA, y en base a ese nuevo nombre nazca un nuevo proyecto donde entremos todos contentos a proponer ideas y a construir el país socialista que queremos.

La meta que nos propusimos al inicio, de crear el mas grande partido de la historia republicana, la alcanzamos, pero solo en números, Camarada, no en calidad; la mayoría de los bacalaos que han pululado alrededor de la hacienda publica lo primero que hicieron fue inscribirse en el partido, y ahí están causando daño, infiltrados hasta la propia medula de la organización y del gobierno, acaparando los créditos, y obteniendo toda clase de prebendas, algunos hasta ocupando altos cargos tanto dentro de la administración publica, como también cargos de elección popular.

La solución no es fácil pero si sencilla, refundemos a la organización que nos une, no tiene por que ser traumático; refrescando la visión que tenemos todos de la organización tendremos aires frescos y oxigeno para seguir combatiendo.

Camarada, en mi opinión, la revisión de la estructura de nuestra organización y el refrescamiento de los cuadros daría un impulso inmenso a la participación de las bases para el triunfo por arrollamiento masivo, además, del Camarada Presidente de la Republica, en las próximas elecciones.

Seis puntos esenciales debe tener, según mi concepto, esa refundación.

1.- El impulso del socialismo como única posibilidad de éxito de la supervivencia de la raza humana y el cuidado del planeta.

2.- El pensamiento Bolivariano, enmarcado en el proyecto de la unión grancolombiana (La unión europea es una muestra del éxito de la unión de países, para fines de crecimiento y prosperidad)

3.- El pensamiento de Ezequiel Zamora, Tierra y hombres libres, esa debe ser la consigna del partido.

4.- El Pensamiento revolucionario de Don Simón Rodríguez, que impulse un programa educativo que nos lleve a la feliz concreción de una sociedad socialista.

5.- La ética socialista como valor único e imprescindible para poder ser miembro de la asociación.(demostrando con hechos y no palabras la convicción socialista)

6.-La Asociación debe ser impulsadora del plan general de la nación, el camarada presidente de la unión, junto a los vicepresidentes (uno por cada región) los principales arquitectos de dicho plan unidos a la militancia, y esta ultima, además, los garantes de las propiedades benéficas de este plan para la sociedad en general.

De esa manera se le da un carácter de verdadera participación en las políticas públicas y no una organización meramente electoral.

La presidencia de la Republica tomará las ideas propuestas por el partido y en concejo de ministro verá su factibilidad, la oposición (garante del juego democrático tendrá su oportunidad de discusión de dicho plan en la Asamblea Nacional)

Uno de los mas grandes problemas actuales, según mi punto de vista, del camarada presidente de la Republica es que es él quien tiene sobre sus hombros la formulación de los planes, la orientación general, y de paso la supervisión para que se haga realidad lo propuesto, esa carga debemos aliviársela, yo creo que la Asociación Socialista tendría un papel fundamental en ese alivio.

Si la Asociación tuviera agilidad, esa agilidad que le da el movimiento de las propias bases, fuera más versátil; esto permitiría un mejor control sobre la administración pública y por sobre todas las cosas sobre el hombre público, que esta vez tendría que responder a sus mismas bases la posición en la que se le colocó.

La rígida estructura burocrática del actual partido no permite la participación espontánea ni la critica, inclusive este análisis que estoy haciendo es muy probable que no sea tomado para nada serio, pero es mi opinión y por lo tanto la expreso, en este monologo porque no existe tribuna en el partido en la cual se puedan discutir temas como este.

Hagamos honra a las últimas palabras del más grande hombre de nuestra historia: El Libertador, Simón Bolívar; “Cuando cesen los Partidos y se consolide la unión, yo bajare tranquilo al sepulcro.”

Consolidemos nosotros nuestra unión, escuchándonos y poniendo por encima de todas las cosas el corazón y el alma de nuestra propia nacionalidad.

Hay una corriente que esta pidiendo hacer algo así como una Corriente Radical del Partido, yo respetándoles su idea y su propósito y seguro de que lo hacen con la mejor de las intenciones desde mi posición les digo:

¿Acaso no basta con el radicalismo que ya se esta generando y sintiendo y que al final termina cercenando la posibilidad de participación y alejando el amor y la voluntad de participar?

¡SEAMOS ORIGINALES, YA BASTA DE PARTIDOS Y DIVISIONES!

¡QUE VIVA LA UNION DE TODOS LOS SOCIALISTAS DE VENEZUELA Y EL MUNDO!

PATRIA SOCIALISTA, O MUERTE…VENCEREMOS!!!


oscarajimenezr@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2039 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /energia/a112383.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO