Las fechorías, los robos, los asesinatos i la corrupción sin pruebas posibles

“Aunque el lobo pierda sus dientes

no perderá su inclinación”


II



Resulta comprensible que, si en ciencia usamos ciertos esquemas de cómo funciona la ciencia, he manejado uno que tuvo dos éxitos, uno en Lovaina, cuando se lo expuse al profesor Jean Ladrière i me pidió permiso para usarlo en sus clases i, otro, en un Congreso de Neurocirugía i otros adelantos en ciencia, al cual asistió el Dr. Humberto Fernández Moran, al más grande científico de Venezuela en todos los tiempos, i sucesor en la Universidad de Chicago, de la Cátedra de Biofísica que regentara entre otros, nada menos que Enrico Fermi. Ese esquema, desarrollado con gráfico o metáfora geométrica por mí en Lovaina, pero sugerido por mi profesor García Díaz en las clases de Filosofía de la Ciencia en Maracaibo, está basado en la idea de Einstein de conceptuar que, “Ciencia es ir del conocimiento de unos hechos, al descubrimiento de nuevos hechos”. Una manera sencilla i humilde, de irle arrancando secretos a la naturaleza. Las etapas serían, Observación, Intuición, Hipótesis, Deducción i Verificación o Corroboración hasta llegar a Nuevos Hechos i poder construir Teorías que pasan al acervo cultural de la Ciencia. Pues bien, con una metodología científica así establecida (naturalmente existen otros esquemas i hasta quienes niegan que no existe ninguno) la ciencia misma muchas veces no puede probar verdades, i por ello se dice que no maneja verdades, sino certezas. Otra vez pido excusas por un preámbulo un tanto filosófico o científico, para demostrar lo difícil de presentar pruebas aun en el terreno de ciencias exacta, si excluir las matemáticas. Göedel, con su célebre teorema, demostró la incompletitud de las matemáticas. Mi profesor Jean Ladrière, tiene una obra estupenda que se titula LOS SISTEMAS FORM,ALIZADOS AXIOMÁTICOS.

Luego, yéndonos al terreno práctico de la realidad, las fechorías (aquí incluyo multitud de cosas como fraudes, extorsiones, secuestros, etc.) los robos, los asesinados i la corrupción, sabemos lo difícil, aun para la policía científica, recoger pruebas. El delincuente en lo posible trata de desaparecer huellas i mínimos indicios de la fechoría i por eso un delito, suma muchos otros más; no van a dejar en un banco una nota diciendo “hoy, a tal hora asaltamos este banco, no llevamos “sepetecientos” millones, somos la banda tal, integradas por tales sujetos, todos preñados de buenas intenciones”. O agregar “los dos guardias que asesinamos, fue por su manifiesta falta de colaboración a este magistral asalto hecho con toda devoción cristiana”.

Lo cierto, también, es que ante la falta de pruebas o evidencias, la lógica o las matemáticas, calculando tiempos, distancias, intensidad de los daños, dirección de los proyectiles i muchísimos factores medibles o ponderables, ayudan muchas veces más, que simples pruebas materiales. Sin embargo, el hampa común, por menos preparación intelectual comete errores i eso es lo que se explota muchas veces en las novelas de Ághata Christi o Conan Doyle, cuando una inteligencia aguda, fiel observadora i matemática i lógicamente dirigida, descubre los caminos del robo o del crimen. Incluso existe una serie en televisión, hecha en Norteamérica por los pocos quizá que creen en la justicia social, donde vuelven sobre crímenes de hace más de veinte años, declarado en su tiempo irresolubles, pero que con modernas técnica entregan la verdad o la certeza. Sin embargo la oposición radical venezolana, la que no se convence con una docena de elecciones ganadas por la Revolución Bolivariana de manera apabullante i como las más observadas i verificadas en todo el planeta i en toda la historia, ayunos de ideas, de razones, de la manera de presentar i significar, se han ido sin duda alguna al terreno de la delincuencia política, i en minoría envenenada de odios, de mentiras, de estupideces, no solamente declaran inadmisible el razonar –el hacer JUICIOS como en el esquema kantiano del conocimiento: S-E-R, Sensibilidad, Entendimiento i Razón, a partir de lo “dado” en la sensibilidad- sino que han descartado la Lógica i las Matemáticas; la primera es chino para sus entendimientos, la segunda es hecha trizas en los cálculos de las marchas, en los resultados electorales, en las encuestas burdamente amañadas, en las cifras de casi todos los factores sociales i económicos porque, como creo, no saben manejar ni las cuatro operaciones fundamentales porque las hacen en calculadoras digitales, estas maquinitas lo que no aportan es EL RAZONAMIENTO MATEMÁTICO. Solamente hai que oír habla a Ledezma, a Ramos Allup, a Pompeyo, a Cova o Froilán Barrios o al tránsfuga i fanfarrón de Petkoff, para saber que las matemáticas con ellos no tienen vida, que las asesinan i las corrompen. Rosales decía en la escuela que, nunca quiso aprender una regla de tres, si antes no le enseñaban las otras dos i él era un estudiante que no se engañaba ni con cantos de ballena ni con peras al horno.

Ya con la idea de estos escritos, un compatriota revolucionario me escribió diciéndome que, de dos denuncias que citaba en mis escritos, deseaba pruebas no por contrariarme, sino porque las necesitaba para un trabajo. Me pregunto sobre las pruebas de si algunos estudiantes en marchas, de universidades privadas i “herederos” de papi i mami, recibían dinero, dólares del imperio; i por otra parte que, había oído hablar mucho de lo referente a la tragedia del Tren del Encanto i si tenía pruebas de lo que sucedió allí. Como mi profesión, estimado amigo, es de médico, filósofo i escritor i no de periodista o investigador, debo decir que no he indagado directamente esos hechos, sino a través de los muchos escritos, revistas i textos, en los cuales uno se entera i concluye que quienes escribieron esas cosas si tienen fuentes más directas, igual que cuando se toman datos de los libros de historia. Por ejemplo, si sabemos por escritos, informes en radio, televisión o prensa que existen las tales ONG, que algunas son centros conspiradores del imperio, que la NED proporciona dólares a entidades como Súmate, que muchas universidades reciben esos aportes, que documentos desclasificados, aunque con tachaduras que se presumen son hechos más terribles ocultados, que ciertas comunicaciones descubiertas confirman los pagos, las conspiraciones, los planes subversivos (todo porque democráticamente i por elecciones no pueden acabar con un gobierno requetelegitimado i constitucional) es de suponer LÓGICAMENTE que los estudiantes “líderes” de esas universidades como la del mafioso padre Ugalde, así se muestre como oveja, aunque este lobo pierda sus dientes porque no tiene argumentos para su actitud disociativa, conspirativa i desestabilizadora, obviamente que empuja a los estudiantes más obtusos i oligarcas, a marchar i fomentar guarimbas, no por amor a Dios (ese “dios” que descalifican haciéndolo cómplice de sus maldades) sino por amor al dios fetiche DINERO. Yo si pienso que ciertos estudiantes i ciertos infiltrados de las basuras que quedan de los partidos, son agentes pagados por dinero del imperio.

robertojjm@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2299 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a37223.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO