La protesta de los educadores

Desde el Delta hasta la Guajira, desde Los Teques hasta Puerto Ayacucho, la protesta de los educadores del país se hizo presente en los 335 municipios, en los 23 estados y en el Distrito Capital, que conforman la geografía nacional. La movilización del magisterio nacional se debe considerar la más nutrida en los últimos 10 años y debe llamar a la reflexión a quienes gobiernan.

Se puede agregar, que la protesta del magisterio iniciando el 2023 es un buen inició de conmemoración en la víspera de los objetivos trazados en el año 1932 por la Sociedad Venezolana de Maestros y que posteriormente en 1945 se decretó el 15 de enero como día del maestro.

La movilización agrupó a docentes adherentes y detractores del gobierno, a oficialistas y opositores, a chavista y no chavistas, a ni ni y a escépticos, todos de rango subalterno. En los datos que me han llegado se calcula que se movilizaron entre 40 y 50 mil docentes solicitando un salario justo. Además, de los 600 mil docentes el 85 % no asistieron al aula de clase. Los unificó el mismo objetivo, presionar para persuadir al gobierno nacional a dignificar a los educadores con un salario justo, bien sea con un salario indexado y anclado al dólar, al Petro o la canasta alimentaria.

Lo cierto es que el Sol no se puede tapar con un dedo. Es visible y notorio hoy la pobreza del educador y la depauperación de su calidad de vida que no se debe seguir manipulando con el argumento ideológico que ese hecho que deprime al docente es causado por el bloqueo a que está sometido el país por EEUU y la Comunidad Europea.

Demás está decir que en un lapso de 10 meses el salario de los educadores a todo lo niveles se pulverizó en un 77 %, hecho que no tiene justificación. Mientras tanto de manera paralela desde el BCV, por supuesto, con el visto bueno de gobierno nacional, se realizaron más de 70 intervenciones bancarias en el 2022 para colocar en la banca pública y privada más de 5000 millones de dólares con el propósito de frenar un dólar que no se detiene y que iniciando el 2023 le metió el acelerador para continuar en ascenso y sin freno en el año que está iniciando.

Por lo demás, es triste que quienes gobiernan hayan dejado de lado unos de los principios del ABC de la política, como lo es el diálogo entre gobernantes y gobernados. Y en vez de sentarse con los manifestantes y escucharlos hicieron lo contrario, aunque no hubo excesos de represión, solo enviaron a la policía a una protesta pacífica.

En fin, los educadores esperamos que el gobierno nacional reflexione, no busque calificativos para satanizar la protesta, salga del espejismo que le dibujan sus colaboradores y vea lo real y actual del descontento de maestros y profesores que hoy están inmersos en la pobreza.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1742 veces.



Carlos Mezones


Visite el perfil de Carlos Mezones para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Mezones

Carlos Mezones

Más artículos de este autor