Los representantes ministeriales ante los consejos universitarios y directivos de las universidades ante las Mentiras de AVERUO

Los representantes ministeriales ante los consejos universitarios y directivos de las universidades públicas nacionales nos dirigimos a la nación para fijar nuestra posición ante las barbaridades de la AVERU.

La Asociación Venezolana de Rectores Universitarios Oposicionistas (conocidas por sus siglas AVERUO) ha publicado este 21 de octubre un Comunicado lleno de falsedades que como universitarios nos vemos en la necesidad de desmentir una por una sus falacias de carácter politiquero y no universitario.

1.- La primera mentira es asumir que en Averuo "confluyen las Universidades Venezolanas en su función rectora de la educación, cultura y ciencia al servicio de la nación". Es necesario plantear que en AVERU sólo confluyen 11 universidades, con una matrícula de 400 mil estudiantes, en tanto que el resto de los dos millones ochocientos mil estudiantes se encuentran en las Instituciones de Educación Universitarias agrupadas en ARBOL (Asociación de Rectores Bolivarianos) donde estudian la mayoría de estudiantes universitarios venezolanos y en las universidades y colegios universitarios de gestión privadas.

2.- Se ofrecen como "espacios para la convivencia pacífica, valores y principios y garantías democráticas" cuando demostrado está que en realidad han sido asiento y refugio de actividades de violencia reciente durante los tiempos de la guarimba terrorista que asoló gran parte del territorio nacional. Típico e hipócrita doble discurso de esas autoridades a quienes precisamente no les caracteriza la democracia, sino el autoritarismo y la exclusión social.

3.- Son esas autoridades quienes primero desconocen todo tipo de decisión judicial que intente democratizar a las mismas y por ello han venido desacatando todas las decisiones que en materia electoral ha tomado la Sala Electoral del TSJ quien les ha ordenado de manera reiterada en cada una de sus sentencias que deben realizarse elecciones generales en todas esas universidades con el voto en igualdad de condiciones de toda la Comunidad Universitaria (tal como lo establece el artículo 33.4 de la Ley Orgánica de Educación), negándose estas de manera contumaz a hacerlo y quitándole de esta manera el derecho al voto democrático a estudiantes, empleados y obreros. En tal sentido, TODAS esas autoridades tienen desde hace años sus períodos vencidos y sólo están medrando en sus cargos y llevando a las universidades que mal dirigen a un estado de postración como nunca jamás habían estado. Igualmente se han negado a cumplir las disposiciones del Consejo Nacional de Universidades en reiteradas oportunidades, sobre todo con el Sistema Nacional de Ingreso y la prohibición de realizar pruebas de ingreso internas, así como su cobro, lo que las ha colocado al borde se ser forajidas institucionales.

4.- Asumen los mismos postulados de los partidos de oposición como lo siguiente: "Es flagrante el desconocimiento del Orden Constitucional y la violación sistemática de los derechos humanos fundamentales". Esos son los argumentos de la oposición para solicitar ante la comunidad internacional la intervención de nuestra Patria y dejando en manos de otros nuestra Soberanía, tratando de apoyar la activación de la Carta Democrática de la OEA contra nuestra nación.

5.- Acuerda la AVERUO en su desafiante y falaz Comunicado "Rechazar las actuaciones de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia por transgredir las normas constitucionales excediendo la autoridad que le ha sido otorgada, y limitando las competencias del Poder Legislativo". No tiene autoridad moral, ni asidero jurídico este sindicato de rectores universitarios para rechazar nada, cuando ellos ya han venido actuando de manera transgresora contra la institucionalidad venezolana y contra su propia comunidad universitaria.

5.- Estas autoridades han demostrado su absoluta incompetencia para dirigir esas universidades, otrora vanguardia de los procesos de cambio y transformaciones sociales y educativas en Venezuela. Hoy bajo el manto autoritario de esas autoridades se ha pretendido convertir a las universidades en un estado dentro del estado, usando la autonomía para sus oscuros intereses. Y eso hay que develarlo ante todo el pueblo venezolano. Las universidades son de la nación, por tanto, del estado y del pueblo y no pueden algunas autoridades colocarlas al servicio de intereses personales, o grupales o de clanes familiares y mucho menos de ninguna parcialidad política de nuestra Patria.

6.- Hacemos un llamado a todo el pueblo universitario, al pueblo venezolano, a la institucionalidad toda, a que no se permita que un grupo de autoridades nucleadas en AVERUO y con claros intereses oposicionistas, sigan usando y abusando de los cargos que transitoriamente ostentan para lanzarlas como arietes contra la democracia venezolana y contra la Patria que tanta lucha y esfuerzo ha costado lograr y mantener su Independencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1832 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad