Observatorio de la Revolución: Zulia.

Caja negra del Ministerio de Educación Superior en el IUT Maracaibo, 2da parte

 
 
 
A: Pedro Ortega Días.
 
 
 
Ante la repentina e inquisitiva pregunta que en cierta ocasión se me hizo sobre cuáles habían sido para mí las causas de la caída del modelo soviético, de manera rápida y quizás un tanto arrogantemente molesto, refería que  a partir de un tiempo determinado había comenzado hacerse hacia fuera (Guerra Fría) mientras se fue deshaciendo hacia adentro (extrema burocracia y corrupción). Las últimas, insistentes y no menos ciertas declaraciones hechas por nuestro mismo Presidente constatan lo que muy dolorosamente día tras día observamos, padecemos y combatimos (haciéndonos cada vez más fuertes), precisamente en algunos nefastos sectores que asumen y comportan nuestro proceso a partir de las necesidades del bolsillo o el ego. (…) hoy en día existe una contrarrevolución burocrática y corrupta que puede verdaderamente acabar con nuestra revolución. (Hugo Rafael Chávez Frías).
 
 
 
No menos que admirable y visionaria es la profundidad expuesta tanto por Bolívar como por Miranda, en pleno siglo XIX, al concebir lo que es la actual y aguerrida forma en la cual nuestra política exterior asume la evidente posibilidad de una invasión y ocupación militar hacia Venezuela. Al igual que en el estratégico tiempo de nuestros Próceres la integración, la solidaridad y la complementariedad es el rumbo y la condición sine quanon para que la existencia verdadera de un mañana más próspero y humano sea una evidente realidad. Los cada vez más despreciables y sangrientos hechos ocurridos en lo cotidiano y heroico de la resistencia del pueblo iraquí; los aun todavía dolorosos y concientizadoras develaciones que produjeron los sucesos de Nueva Orleans que tanto indignaron al pueblo norteamericano; así como la interesante posición adoptada por China y Rusia, bajo lo explícitamente manifiesto de sus maniobras militares en conjunto realizadas el año pasado; no menos que tiende a concatenar y cultivar una altisonante y multiplicadora estrategia de alianza (o al menos la indiscutible necesidad de ella) que permita articular y consolidar una forma de respuesta en lo ideológico-político, lo económico, lo militar y en lo cultural, en contraposición radical hacia lo específico de la creciente y desvergonzada pretensión hegemónica de un imperio sin nacionalidad ni racionalidad, que insiste en lograr imponer su deshumanizada e intolerante forma de condicionar la existencia en el mundo y del mundo a merced de sus intereses. Por lo cual desde cada rincón de las cuatro miradas de nuestro globo terráqueo insurge la necesidad y el sentimiento por ir cerrando filas ante el decidido propósito de este imperio por pretender, acaparando la energía del planeta, alcabalizar la existencia y la posibilidad de vida en nuestra orbe. Resistencia esta que al menos por ahora vendría a diferir tácticamente unas bien encaminadas estrategias (por medio de la OTAN y su Operación Balboa) de invadir y ocupar militarmente a Venezuela.
 
 
 
Desde hace ya algún tiempo, prolongado y preocupante, en el Zulia se vienen encendiendo algunas alarmas acerca del modo particular como se están asumiendo y comportando las responsabilidades políticas (como planteamiento ideológico de lo social) y estratégicas (en el marco de la soberanía y la seguridad) de la revolución, sin que para la fecha se observe en algunos de estos “responsables” una verdadera voluntad, apreciación y compromiso (moral e ideológico) para alterar o detener el avance de prácticas incorregiblemente antirrevolucionarias. Acertadamente y en más de una ocasión lo ha expresado nuestro Presidente, existe más de una forma de ser para contribuir con la corrupción. Hacerse de la vista gorda seguramente también es una recriminable manera de no asumir responsabilidad ideológica ni política con nuestra idea de construcción del socialismo del siglo XXI. Resulta que ahora bochornosamente los corruptos y los recién llegados son los que acusan y lanzan la primera piedra, aspirando y logrando en algunos desgraciados casos eso de que el que pega primero pega dos veces, pero definitivamente no por ello nos amilanamos, nos creemos solo en esta tarea que debiera ser más que diaria, convencidos nos encontramos que estamos y existimos sólo bajo la consecuencia de un proceso que ha sido fortalecido en el convencimiento de muchos trabajando hacia y por una nueva realidad de comportar el actual paradigma de ciudadanía, necesariamente sólo posible y viable bajo las cenizas compórtales del individualismo, el egoísmo y de la corrupción característica del otrora. Y en esto, precisamente a razón de la crítica y la autocrítica, asumimos el compromiso con el mañana por medio del camino revolucionario de nuestro proceso, sumando voluntades, clarificando conciencias de clase, propiciando la articulación responsable y urgente de una red que ejercite y consolide una de las mejores armas del empoderamiento de nuestra histórica causa, indiscutiblemente la Contraloría Social. En el artículo anterior ( http://www.aporrea.org/dameletra.php?docid=19194 )  comenzamos lo que al entender de los trabajadores honestos, revolucionarios y dignamente comprometidos con el futuro y responsabilidad del Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo, para con el país, es un claro retroceso del camino que escasamente medio año había tomado. En este Instituto, nos ha llegado la información, de que están pasando una serie de  irregularidades que debieran de ser verdaderamente investigadas por el equipo de auditores que hoy en día se encuentran en dicho plantel de Educación Superior. De igual modo nos solidarizamos de manera activa y consecuente con todos aquellos que por tener voluntad y huella de cambio están siendo sometidos a toda clase de persecuciones ideológicas; una de las más resaltantes y mezquinas lo es el caso de la Periodista Matilde Duran, revolucionaria de mucho antes del ’92 y que actualmente y a razón de su postura valiente y crítica luego de 27 años de trabajo en la Institución, siendo clasificada editora 1 grado 23, a cargo de la Unidad de Medios ha sido traslada de manera autoritaria en Comisión de Servicios al Municipio Moján, donde dicho Instituto tiene una extensión con 200 alumnos y ni siquiera existe una Unidad de Medios. Del mismo modo nos solidarizamos con la Dr. Obdalis de Zalec a la cual se le abrió un Expediente Administrativo por abandono de puesto de Trabajo  cuando se le solicitó una Comisión de Servicio y se retiró del Instituto con la aprobación de las autoridades que en agosto estaban en el IUTM. En anteriores artículos (http:www.aporrea.org/dameletra.php?docid=18563) hemos responsablemente alertado aparentes irregularidades que hasta la fecha no han sido ni siquiera tomadas en cuenta por las autoridades del Ministerio de Educación Superior, no sabemos cuáles han sido las causas de esta ignominia, evidentemente doble responsabilidad han tenido, ya que primero, acusaron irresponsablemente a la pasada Comisión de Modernización y Transformación del Instituto sin haber presentado los resultados de la Auditoria hecha por el Auditor Santos Pacheco, enviado por el Ministro Moncada a buscar con lupa irregularidades y hechos de corrupción que medianamente justificaran la destitución de la Coordinadora anterior. Tampoco se conoció, entre otras cosas, los resultados de la auditoria realizada en San Cristóbal (se dice para no justificar la sanción aplicada por la anterior Directiva en contra de estudiantes Copeyanos quienes supuestamente cometieron faltas que pudiesen configurar delitos, entre otras, falsificación de firmas y sellos en constancias forjadas. Y segundo, no han tenido la responsabilidad de investigar a fondo lo que seguramente hubiese podido evitar las siguientes aparentes irregularidades.
 
 
 
Otras aparentes y supuestas irregularidades para lo que hemos venido a denominar la Caja Negra del Ministerio de Educación Superior son:
 
 
 
1.- Supuesta y/o entrega de una Unidad Automotor (tipo Bus) que el Ministerio Público devolvió al IUT-Maracaibo, a la Alcaldía opositora Jesús Enrique Losada, violando la Ley Contra la Corrupción, la Ley de la Procuraduría General de la República y la de la Contraloría General de la República.
 
2.- Supuesta y/o aparente práctica de nepotismo y amiguismo al contratar familiares, o ligados a ellos, y amigos de la Directora a si como de la representante del Ministerio ante el Consejo Universitario de LUZ (supuesta y/o aparentemente el hijo de ésta cobra más de un millón de bolívares mensual. Le pagan como profesional y supuestamente  no se ha graduado y supuestamente percibe sueldo en  sueldo en Corpozulia. La cantidad de estos supuestos y/o aparentes muestras de nepotismo o amiguismo involucra más de la docena de funcionarios.
 
3.- Supuesta y/o aparente Destitución de los prof. Bolivarianos de la Comisión de Concursos y la sustitución por profesores de Acción Democrática, específicamente la coordinadora de la fracción de Profesores de A.D. en sustitución del prof. José Castro.
 
4.- Supuesta y/o aparente otorgamiento como Profesores a varios Auxiliares Docentes. La Auditoría Académica que se practicó en el 2003 instruyó a las autoridades en no continuar esa irregularidad que el M.E.S. no ha podido corregir,  entre otras cosas porque cobran bonos vacacional y navideño por ambos conceptos: Auxiliar Docente y Profesor y porque la Ley establece que para ingresar como personal docente la única vía es el Concurso de Oposición. Algunos habían ganado concurso como Auxiliares y se negaban a concursar nuevamente.
 
5.- Supuesto y/o aparente pago de fecha 16-01-06, orden de pago O.P 28131 por un monto de 6.000.000,00 bolívares. Cabría investigar quién fue el beneficiario de esta cancelación y por qué motivo, pues se dice que supuesta y/o aparentemente el pago tuvo que salir a nombre del padre ya que el verdadero u original beneficiario es supuesto y/o aparente profesor de la Universidad del Zulia a Dedicación Exclusiva.
 
 
 
 
 
 
soldelosproceres@yahoo.es
 

bajo el convencimiento que el ahora es el mañana de los pueblos


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4980 veces.



Waldo Munizaga. Sociedad Civil Sol de los Proceres


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social