Observatorio de la Revolución: Zulia.

Caja negra del Ministerio de Educación Superior en el I.U.T. Maracaibo. I Parte


 
Cuán difícil se les hace a algunos mantenerte presente en lo cotidiano del actuar, ahora cuando precisa y oportunamente el tiempo y el alcance de tus hechos y logros confirman la razón, la fuerza y la validez de los sacrificios de esos muchos que han comportado hasta el martirio y la muerte la verdadera esperanza y procedencia de tu futuro, de esos que eternamente sembrados continúan luchando por el visionario sentir de tu decisivo caminar en este palpable y merecido presente, reivindicado y reivindicándose a partir de la consolidación de tus propias necesidades de protagonismo, la humanista propiedad y cordura sapiensal de las utopías, de esas próceres e hidalgas locuras sacrificadamente cabalgadas en el destiempo… “La gloria es en ser grande y útil” Simón Bolívar.

Al Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo llegamos siendo invitados por la emergencia que suscitaba el hecho que  aparte de ser considerado para la fecha uno de los más conflictivos y violentos del país, y que varias salas de inteligencia situacional en formación evidenciaban que conocidos y recalcitrantes sectores de la reacción seriamente alentaban estrategias para reeditar guarimbas a partir de él. Convendría situarnos por los días de marzo del 2005, y bajo el esperado torbellino sensacionalista, comunicacional y político que cobraba fuerza por la inminente aprobación de la nueva Ley de Educación Superior. Bajo las amargas enseñanzas obtenidas a partir y en consecuencia del 11 de abril muchos de nosotros, conscientes del compromiso de todos los días, nos obligábamos estar atentos y vigilantes a lo pretendidamente concatenativo y nada casual de ciertas manifestaciones mediáticas de los laboratorios de guerra de la reacción y de la clara actuación de ciertos renombrados personajes tanto en el Instituto como de la región. Igualmente oportuno sería registrar que para esos mismos días en otro conflictivo Instituto Universitario de Cabimas era tiroteado e impactado (en cuatro oportunidades) una de las autoridades recientemente escogidas para dirigir tal Instituto de Educación Superior.

  Para nadie puede ni debe ser un secreto que actualmente la degeneración y la delincuencia común, con ciertos e interesantes rasgos de organización política, avanza peligrosamente por los Institutos y Universidades del país. La falta de valor en el compromiso y concreción del carácter disciplinario y ético, además de la poca voluntad de una propuesta programática en lo político e ideológico por parte de algunas de sus autoridades (o simplemente por el evidentemente escaso y nulo respaldo de las encumbradas autoridades del M.E.S.) han hecho que estas manifestaciones de vandalismo estén siendo tácticamente, o incluso ya hasta estratégicamente, reclutadas y fomentadas por sectores con claro arraigo en las pretensiones de desestabilización internacional. Estas actitudes vandálicas por los momentos de tan sólo un reducido grupo de estudiantes, auxiliado tanto por sectores del crimen organizado, profesores y autoridades como de reconocidos personeros de la oposición, de modo bochornoso y escalofriante están siendo proyectados hacia niveles superiores de organización a razón de verdaderamente auspiciarles su consolidación y alcance al momento de irresponsablemente transar con ellos una permisible y bien vacunada gobernabilidad. Cabimas, Caripito, Valencia y Maracaibo son precisamente los Institutos Tecnológicos que, a criterio del propio Ministerio de Educación Superior, mantienen o han mantenido críticos y crecientes estados de conflictividad. De igual modo no podemos dejar de reseñar lo sucedido tiempo atrás con el Prof. Roberto López en la Universidad del Zulia.

Un correspondiente y necesario sondeo de la prensa escrita de la región durante los últimos dos años –bajo la gestión de los Profs. Neida Atencio, Dámaso Mujica y Antonio Pacífico: 2004 y 2005- nos precisan la significativa evidencia que el Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo, en estos años, no tuvo hechos violentos que hayan trascendido ni causado perturbación más allá de sus portones y del control mismo de sus autoridades. Lo cual no equivale a decir que el clima haya sido tan confortablemente parecido o igual que el de fuera de sus predios. Precisamente los dieciséis años ininterrumpidos en que la Democracia Copeyana Universitaria (DCU) (y el no muy grato testimonio de su salvaje política desarrollado por el célebre grupo Cobra) marcó un historial sangriento que oportunamente quedó, algunas veces, registrado en los diferentes medios de comunicación de la región. Nada, por ejemplo, sorprendente fue ver a estos líderes sin remordimiento ni vergüenza pasearse por los pasillos de la institución luego de tan sólo días de haber circulado la fotografía de ellos en los principales periódicos de la región (Panorama,12-06-02 P 4-9 y La Verdad, 12-06-02, P. D-7 ) en pleno mandato de nuestro actual Gobernador,  esposados, cabizbajos y junto a la camioneta de Hidrolago por ellos robada, según lo reseña el testimonio de los policías que tuvieron que responder al fuego de las armas de estos" líderes" estudiantiles.  Para colmo uno de los integrantes de este grupo figura como flamante directivo de la COMISIÓN NACIONAL DE ESTUDIANTES DE EDUCACIÓN SUPERIOR (CONESES), principal contendora de la UNIÓN DE FUERZAS ESTUDIANTILES BOLIVARIANAS (UFEB)

No es para juego pero esta revolución, y para que lo siga siendo, debe afianzar los niveles de corresponsabilidad para con su propia seguridad y futuro. Es realmente tétrico lo que en ella viene sucediendo, nos sumamos a todos los que de manera estoica y valiente sufren o han sufrido descalificaciones por los que manteniendo un evidente y criticable desempeño nos acusan de ver y anunciar a cada momento la presencia de la sombra del lobo en todas partes, aun cuando sabemos, y bien saben ellos, que éste siempre preñado de buenas intenciones no sabrá desaprovechar ni despreciar cualquier desliz o parpadeo de nuestra arrogancia. Sabemos lo necesario y las implicaciones que tiene para este proceso la meta de los diez millones, pero oportunamente alertamos que bajo esta pertinente pretensión, propia evidencia del sentimiento y voluntad inclusionista del proceso bolivariano, peligrosamente está siendo utilizado para minar nuestras bases con fines ya antes visto en otros procesos que han sucumbido por lo evidente de su inocencia. Quiénes, sino los que en el pasado mantuvimos el decidido y frontal disentir en la lucha contra lo obsceno y oscuro de sus aparatos de represión, sabemos cuales precisamente han sido sus mecanismos de coerción. Y no es que en absoluto estemos pretendiendo proponer el dulce trato recibido; somos por lo demás ajenos de emplear métodos que tiendan a vincularnos o parecernos, y por ello legitimar, a los Possada Carriles o los López Sisco; estas aberraciones por siempre nos resultarán insoportables aunque de seguro ya están siendo consideradas para nosotros cuando puedan conseguir sus macabras maquinaciones.

La búsqueda por limpiar precisamente estos dieciséis años que tanto caracterizaron al I.U.T. Maracaibo –antiguo C.U.M.- implicó una lucha frontal y consecuente contra una corrosiva práctica tanto en lo administrativo, académico, obrero y estudiantil. De todos lados vinieron los ataques a la gestión liderada por la Prof. Neida Atencio, todos promovidos por la inercia del pasado y la poca esperanza y apreciación de un futuro mejor; la conveniencia por mantener ese determinado orden de cosas involucraba grandes intereses tanto en lo económico como en lo político. Interesante sería recoger y sopesar los diferentes testimonios sobre la actuación directa e indirecta de algunos personajes ligados a este Instituto en hechos como el Paro del 2002, el 11 de Abril, y otros nefastos sucesos. El tráfico del boleto preferencial (tenemos noticia que actualmente se presenta nuevamente esta irregularidad), el cobro por matricular a los nuevos estudiantes, denunciada ante la actual directora); cabalgar e incumplimiento de horarios; nepotismo; utilización de recursos y propiedades de la institución para actividades fuera de su interés y pertinencia (nótese que la anterior gestión logró la recuperación de una unidad vehicular por mandato del Ministerio Público, ilegalmente cedida a la alcaldía adeca Jesús Enrique Losada, y la actual directiva la cedió nuevamente; alquiler de espacios del instituto con fines comerciales. El dossier es tan amplio y significativo que, por razones de espacio, preferimos detallar los más escandalosos en la próxima entrega, por los momentos tan solo referimos que todos estos lucrativos y desvergonzados negocios despertaron verdadero escozor en determinados sectores tanto dentro del instituto como fuera de él. El hecho que la pasada gestión haya sido nombrada por el Dr. Héctor Navarro Díaz, anterior Ministro de Educación Superior tan sólo pareció explicar por qué se le retuvo los  recursos financieros y se le asfixió presupuestariamente. La proximidad de las elecciones estudiantiles, las cuales después de 16 años de presencia copeyana, con la anterior  gestión existía una  franca posibilidad para que los estudiantes progresistas del M.U.R.U., M.R.E., M.T.U., obtuvieran un aplastante triunfo. Cercanía de los Concursos de Oposición que vendría, entre otras cosas a  sanear los perfiles académicos del profesorado, lo cual directamente repercutirá en el fortalecimiento definitivo de uno de los dos sindicatos: SINDIUTM, Sindicato Bolivariano o el de la oposición.

Evidentemente todas las implicaciones de la lista anterior, aún no completa, repercutieron definitivamente para que la presencia y logros ( http://www.aporrea.org/dameletra.php?docid=16729) de la Comisión de Transformación y Modernización del IUT-Maracaibo fuese no bien vista y considerada para las autoridades del Ministerio de Educación Superior; pero aparentemente la gota que colmó la paciencia del Ministerio de Educación Superior fue que durante la gestión de la anterior Comisión, el Instituto recibió en el año 2004 apoyo financiero de la OPSU  por lo que se le  endosó el epíteto de fuenmayorista, y, además, esta comisión, con argumentaciones legales, igualmente se negó el que se hiciera efectiva a una alumna dirigente de la Democracia Copeyana Universitaria, léase Copey, sancionada irregularidades en el supuesto forjamiento de FIRMAS Y SELLOS en constancias de estudio a 280 alumnos del Instituto, en ocasión de asistir al encuentro deportivo de Institutos Universitarios en la ciudad de San Cristóbal en diciembre de 2004, los viáticos para representar al instituto universitario de Tecnología de Maracaibo en un Congreso Bolivariano en la ciudad de  El Tigre. la delegación deportiva del IUTM fue descalificada por un sinnúmero de irregularidades (conducta y forjamiento de documentación) por parte de la Comisión Organizadora en San Cristóbal durante los VI juegos deportivos de institutos y colegios universitarios de Venezuela (VI JUDENAICUV) .

 La destitución de la Coordinadora de la Comisión de Modernización y Transformación del Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo fue argumentada a razón de que la misma había cometido actos de corrupción. En entrevista hecha a La Comisión por parte de la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, se determinó que el derecho a la cancelación de  sueldo por las funciones cumplidas al frente de la institución, es indiscutible  y por tanto no constituía delito alguno. En Gaceta Oficial del día 19 de agosto de 2005 el Ministerio de Educación Superior en pleno uso de sus derechos legales, no morales, resolvió la recomposición de esta Comisión, es decir que si sus argumentos, sobre la supuesta corrupción  fueran ciertas el Ministerio de Educación Superior no hubiese ratificado a dos de sus miembros porque de hacerlo  estaría  avalando los hechos de corrupción supuestamente cometidos. En el Zulia todos reconocen la solvencia moral y revolucionaria de la Prof. Neida Atencio, y para todos los que de una manera u otra nos hemos enterado de su actuación, junto al digno equipo que la acompañó, fiel a los prelados revolucionarios de la lealtad y quienes oportunamente renunciaron, a los cargos para los cuales el Ministro de Educación Superior sin previa consulta, los había ratificado , y sabemos cuál injusto ha sido su destitución. UNIPROPAZ, organización política y gremial a la cual pertenecen los directivos, ha mostrado una valiente y bien recibida pauta de claridad no solo política sino ideológica, algo que pudiera parecer insólita en la región. La misma decidió no apoyar ni postular a ninguno de sus miembros para que supliera a los referidos  profesores, es más, vetó  a dos de sus miembros por no haber mantenido una posición decorosa y leal frente a este hecho. Las verdaderas causas de  tal destitución no son más escandalizantes que de dónde y de quiénes lograron tal hazaña. Responsablemente señalamos que nuestra Revolución está en peligro, en la próxima entrega el resto de la Caja Negra del Ministerio de Educación Superior en el Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo. 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6335 veces.



Waldo Munizaga. Sociedad Civil Sol de los Próceres


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor