¿Por qué Venezuela está tan mal?

"El que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que produzcan los errores". Simón Bolívar

Aunque todos nosotros somos, en algún grado, responsables de nuestro subdesarrollo y situación, es evidente que la mayor responsabilidad debemos ubicarla en las personas que han detentado el poder político, militar, económico, eclesiástico y mediático en el país en estos 62 años.

En consecuencia, dado que el poder y las responsabilidades que conllevan se ejercen a través de instituciones y organizaciones, en este escrito presentaré una lista de las más relevantes para, a partir de sus integrantes y sucesivos artículos, analizar el incumplimiento e ineficacia en la ejecución de sus funciones. Comenzaré por explicitar la lista de una buena parte de ellas.

INSTITUCIONES Y ORGANIZACIONES RESPONSABLES

1. Estado, 2. Gobierno, 3. Modelo económico vigente, 4. Sistema educativo: preescolar, educación básica primaria y básica secundaria, y educación media, 5. Sistema educación superior público y privado, 6. Sistema sanitario, 7. Servicio eléctrico, 8. Servicio agua potable, 9. Servicio de gas doméstico, 10. Recolección desechos sólidos, 11. Servicio telefónico, 12. Servicio postal, 13. Sistema bancario publico y privado, 14. Mantenimiento Ornato público, 15. Industrias públicas y privadas, 16. Sistema productivo alimentario, 17. Sistema de distribución alimentaria, 18. Servicio de telecomunicaciones (emisoras, televisión, teléfono, Internet, etc.) público y privado, 19. Servicios públicos en general, 20. Sistema de transporte público y privado: metro, buses, trenes, 21. Sistema ferroviario, 22. Transporte naviero, 23. Asociaciones gremiales más importantes.

Un análisis somero de algunos de los integrantes de la lista indicada arriba, nos permite soportar nuestro aserto de su meridiana ineficacia en la ejecución efectiva de sus funciones a lo largo de estos 62 años. Sin duda alguna, el incumplimiento o, en algunos casos, cumplimiento parcial, en el logro de la misión asignada a las mismas ha incidido decisivamente en la dolorosa situación actual de Venezuela.

Desde luego, la responsabilidad mayor en la inefectividad de estos entes (públicos y privados) recae en los responsables de crearlas y dirigirlas durante el periodo considerado en nuestra discusión (62 años). De acuerdo con la pirámide de responsabilidades, el mayor porcentaje de la ineficacia de estos entes corresponde a los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Dado que los demás poderes de una sociedad dependen en un alto grado de las decisiones de estos tres poderes. Por lo tanto, podemos concluir que las acciones por ellos tomadas no han sido acertadas, coherentes, efectivas ni han tenido la necesaria visión para lograr poner a Venezuela en un estadio de desarrollo satisfactorio para la gran mayoría de los venezolanos.

Comenzaré estos cortos comentarios con los dos primeros entes de la lista enumerada: ESTADO y GOBIERNO.

1. ESTADO

El Estado es una forma de organización política que cuenta con poder administrativo soberano sobre una determinada zona geográfica. Esta organización política se constituye en un determinado territorio y tiene el poder de ordenar y administrar la vida en sociedad. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) establece que el Poder Público Nacional está dividido en 5 poderes: legislativo, ejecutivo, judicial, ciudadano y el poder electoral de los ciudadanos.

Las responsabilidades del Estado Venezolano están definidas en el articulado de la CRBV. El artículo 226 precisa: el Presidente o Presidenta de la República es el Jefe o Jefa del Estado y del Ejecutivo Nacional, en cuya condición dirige la acción del Gobierno.

Por otro lado, el Artículo 236 enumera las atribuciones y obligaciones del Presidente o Presidenta de la República.

A título de ejemplo, citamos tres de las 24 establecidas en dicho artículo:

1. Cumplir y hacer cumplir esta Constitución y la ley.

2. Dirigir la acción del Gobierno.

3. Nombrar y remover al Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, nombrar y remover los Ministros o Ministras.

La obligación prescrita en el numeral 1. ha sido sido a menudo ignorada por el responsable de cumplirla, según la CRBV, el presidente o presidenta de turno.

A continuación, solo a título de ejemplo, cito el contenido de los artículos 3., 4. y 91. de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela:

Artículo 3. El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en esta Constitución. La educación y el trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar dichos fines.

Artículo 4. La República Bolivariana de Venezuela es un Estado Federal descentralizado en los términos consagrados en esta Constitución, y se rige por los principios de integridad territorial, cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad.

Artículo 91. Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales. Se garantizará el pago de igual salario por igual trabajo y se fijará la participación que debe corresponder a los trabajadores y trabajadoras en el beneficio de la empresa. El salario es inembargable y se pagará periódica y oportunamente en moneda de curso legal, salvo la excepción de la obligación alimentaria, de conformidad con la ley.

Les pregunto: ¿Cumple el Gobierno Venezolano con el contenido de los tres artículos arriba citados?

Siendo justos y objetivos, estamos obligados a asignarle un categórico no. Cuando mucho, los artículos 3. y 4. arriba citados solo pudieran tener un porcentaje de cumplimiento bastante pequeño.

En cuanto al Artículo 91., de importancia cardinal para el pueblo venezolano, es el más violado de los tres subrayados. La inmensa mayoría de los venezolanos estarán de acuerdo en el flagrante incumplimiento de lo requerido en este artículo. Las consecuencias de su incumplimiento las vivimos duramente cada día de nuestra existencia. Las razones de su inobservancia por parte del gobierno son varias y, si queremos ser medianamente responsables, debemos buscarlas no solamente en la única ofrecida por el ejecutivo: las denominadas "sanciones unilaterales e ilegales". Hay otras causas que iremos evidenciando en nuestros artículos durante este año.

El gobierno y la denominada oposición se acusan mutuamente de violar la CRBV. Ciertamente, ambos grupos tienen razón, la CRBV ha sido ampliamente ignorada, violada o desconocida desde su promulgación (no me refiero al golpe de estado del 12 de abril de 2002, cuando los "demócratas" la derogaron) por el gobierno, poderes fácticos y aspirantes al mismo.

En general, el no cumplimiento de las constituciones en los países latinoamericanos ha sido una norma. La CRBV no es una excepción. Un alto porcentaje de sus artículos, en la práctica, se convierten en deseos o sueños imposibles. Es muy fácil ponerlos en una constitución pero los gobiernos los convierten en letra muerta.

Estimados compatriotas, qué nota le asignarían a cada uno de los cinco poderes contemplados en la CRBV: legislativo, ejecutivo, judicial, ciudadano y el poder electoral de los ciudadanos en cuanto al cumplimiento de sus responsabilidades constitucionales. Por mi parte les otorgaría una nota bastante baja y, en algunos de ellos, bajísima. Unos más que otros, los responsables de dirigir estos poderes, han sido opacos y poco efectivos en la ejecución de sus responsabilidades; por esta razón y, otras acciones no deseadas, estamos en esta deplorable situación.

2. GOBIERNO

El Gobierno es el conjunto de órganos e instituciones que controlan y administran el poder del Estado.

Es decir, el gobierno es la autoridad que dirige, controla y administra el aparato estatal. Usualmente se cree que el gobierno sólo se refiere al poder ejecutivo, pero esto no es así porque además incluye el poder legislativo, el judicial y al órgano electoral (además del poder Ciudadano).

Un ámbito principal de la acción del gobierno es el establecimiento de la infraestructura nacional, en el sentido más amplio del término, incluyendo la infraestructura social, educacional, tecnológica, financiera, física y la relativa al medio ambiente. Además, la gestión fiscal es una área de especial responsabilidad del gobierno en la manutención de los equilibrios macroeconómicos básicos. La reforma fiscal es un instrumento principal de política fiscal, junto con la Ley de Presupuesto, la que debería ser fortalecida en su diseño, implementación y evaluación. Adicionalmente, el sector público debe ser capaz de orientar de manera sistemática e integradora las actividades educativas, de capacitación y de investigación científica-tecnológica, así como sus relaciones entre ellas y con el sistema productivo.

Una vez más apelo a su buen criterio: ¿calificaría usted como positiva y efectiva la gestión del subconjunto de acciones descritas en el párrafo anterior? Mi posición es que en Venezuela, las infraestructuras mencionadas arriba, así como la orientación de las actividades educativas, capacitación, innovación e investigación científica-tecnológica y sus relaciones entre ellas y el sistema productivo no existen o lo poco que existe está casi en estado de coma.

Hasta aquí un resumido comentario de dos de las 23 instituciones y organizaciones identificadas en la lista descrita arriba: Estado y Gobierno. Por su complejidad y alcance, una análisis amplio de las mismas requeriría de una monografía, el cual descartamos en una publicación de este tipo.

En próximos artículos, confiamos poder seguir analizando de manera sucinta, cada una de las restantes organizaciones de la mencionada lista. Estos resumidos análisis nos permitirán identificar y soportar las razones del subdesarrollo actual de la nación después de sesenta y dos años de gobiernos democráticos. La intención es identificar las causas o razones de nuestro atraso integral como país para, de esta manera, optar a proponer las soluciones que nos orienten positivamente hacia un desarrollo integral y armónico de la nación venezolana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 904 veces.



Higinio Jesús Esparis

Ing. Mecánico UCV

 higiniojesus@gmail.com

Visite el perfil de Higinio Jesús Esparis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: