Paises desarrollados Vs Subdesarrollados: Caracteristicas ( I )

"Se puede decir que no hay países subdesarrollados sino mal gestionados."

Peter Ferdinand Drucker

"El socialismo es el largo y tortuoso camino que va del capitalismo al capitalismo".

Marle Modelon

Para tipificar a un país de "desarrollado", "subdesarrollado" o "atrasado", algunos organismos internacionales (ONU, PNUD, FMI, BM, UNESCO, CEPAL, OMC, y otras) han definido un grupo de variables para ubicarlos como tales. En este artículo resumo, con la extensión adecuada, que implica ser un "país subdesarrollado". Para ello, presento el concepto de "país desarrollado" y sus variables básicas para luego detallar las características que tipifican a un país como "subdesarrollado".

Es bien conocido que el desarrollo de un país es un continuum, nunca se logra del todo; siempre habrá grados de desarrollo, altos y bajos, así como aspectos que mejorar. En consecuencia, la vía al desarrollo de un país será siempre un aliciente para mejorar.

El contenido desarrollado en este escrito, me servirá de espejo para artículos subsecuentes (este es el número I) en los cuales me propongo efectuar un "Balance de la Gestión", llevada a cabo por los diferentes gobiernos desde comienzos del "Pacto de Punto Fijo" hasta la fecha, es decir, los gobiernos de la: CUARTA (IV) Y QUINTA (V) REPUBLICA.

PAIS DESARROLLADO Vs. SUBDESARROLLADO: variables

No existe una definición única y sintética de país desarrollado. Entendemos de manera general a un país desarrollado como aquel que posee altos niveles de calidad de vida y un amplio grado de desarrollo industrial y socioeconómico. Cuenta con un alto ingreso per cápita y un elevado índice de desarrollo humano.

Precisamos que la calidad de vida es un conjunto de factores que da bienestar a una persona, tanto en el aspecto material como en el emocional. En otras palabras, la calidad de vida son una serie de condiciones de las que debe gozar un individuo para poder satisfacer sus necesidades.

Lo contrario: un país subdesarrollado es aquel que tiene un nivel bajo de calidad de vida respecto a otros países. Depende del sector agrícola, tiene un escaso desarrollo industrial y presenta problemas socioeconómicos. Además, cuenta con un bajo ingreso per cápita, al igual que un bajo o mediano índice de desarrollo humano.

Características generales de los países desarrollados

De manera general se considera que los países desarrollados poseen:

  1. Un sector industrial y de servicios altamente desarrollados.
  2. Altos niveles de calidad de vida.
  3. Estabilidad política.
  4. Un sistema de salud y seguridad social funcional.
  5. Producto interno bruto (PIB) y producto interno bruto per cápita (PIBC) elevados.
  6. Alto índice de desarrollo humano (IDH).
  7. Alto nivel de empleo.
  8. Bajos niveles de desigualdad socioeconómica.
  9. Baja tasa mortalidad infantil y una larga esperanza de vida.
  10. Altos niveles de escolaridad.
  11. Sistemas viales amplios y bien mantenidos.
  12. Un sector de investigación, innovación y desarrollo avanzado y productivo.
  13. Servicios de telecomunicaciones de primera y asequibles a la mayoría de sus ciudadanos.

¿QUÉ DEFINE A UN PAIS SUBDESARROLLADO?

Entendemos por país subdesarrollado aquel que tiene un producto interno bruto (PIB), un producto interno bruto per cápita (PIBC) y un índice de desarrollo humano (IDH) bajos en relación con otros países más desarrollados. En general, estos países presentan una brecha en el reparto de la riqueza superior a la de los países desarrollados. Hay una mayor división social en lo que respecta al acceso a recursos. Además, son políticamente inestables, presentan dificultad de acceso al empleo de calidad y débil infraestructura industrial, los cuales generan problemas de pobreza, marginalización interna y una dinámica migratoria constante.

La mortalidad infantil es más alta que en los países desarrollados, mientras que la esperanza de vida es más corta, ya que el sistema de salud y la alimentación son deficientes o muy deficientes.

Una gran parte de la población adulta no cuenta con formación superior y existe un alto nivel de deserción escolar en la educación secundaria.

A nivel económico y comercial, estos países son dependientes de un sector primario poco industrializado. La mayor parte de los productos manufacturados provienen del exterior. En general son exportadores de materias primas o mono exportadores. La investigación, innovación y el desarrollo de tecnologías son prácticamente nulas.

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DE LOS PAÍSES SUBDESARROLLADOS:

  1. Fuerte dependencia del sector agrícola y poco desarrollo industrial.
  2. Convivencia de una economía de mercado y de subsistencia (informal).
  3. Servicios deficientes o inexistentes. Tales como: educación, sanidad, agua, electricidad, telefonía e Internet, recolección desechos, seguridad, vialidad, medios de transporte, mercados públicos, etc., etc.
  4. Bajos niveles de calidad de vida.
  5. Presencia de inestabilidad política, siendo la confrontación la norma.
  6. Producto interno bruto per cápita (PIBC) y un producto interno bruto (PIB) bajos.
  7. Índice de desarrollo humano (IDH) bajo o mediano.
  8. Alta tasa de mortalidad infantil y baja o mediana esperanza de vida.
  9. Bajos niveles de escolaridad y educativos.
  10. Empleos precarios y salarios insuficientes.
  11. Baja calidad medioambiental.
  12. Alta tasa de natalidad y la densidad poblacional está marcadamente concentrada en algunas áreas del país. Amplias áreas están sin explotar.
  13. Los servicios de telecomunicaciones son atrasados y muy deficientes.
  14. Generalmente están altamente endeudados.
  15. La investigación, innovación y desarrollo son prácticamente nulos, presentando una brecha inalcanzable con los países desarrollados.
  16. Presentan altos grados de corrupción.

Los países menos desarrollados presentan problemas estructurales de tal magnitud que impiden su desarrollo socioeconómico y son altamente vulnerables a catástrofes económicas y ambientales. Estos países subdesarrollados presentan un grado de desarrollo bajo.

De acuerdo con la ONU, hay tres factores básicos que determinan cuáles países se clasifican como menos desarrollados:

En primer lugar, el producto interno bruto per cápita (cociente entre PIB/Hab.), que se refiere a la producción total de bienes y servicios dividido entre los residentes de un país. La ONU considera una media de tres años del producto nacional bruto per cápita de USD 1.230 o menos como límite.

En segundo lugar, el índice de recursos humanos, que mide el capital humano de un país basado en varios indicadores relacionados con la salud y educación de la población. Se analizan el porcentaje de nutrición, la matrícula a estudios secundarios, el analfabetismo en adultos y la mortalidad infantil.

En tercer lugar, se utiliza el índice de vulnerabilidad económica, el cual mide la vulnerabilidad estructural de un país para poder sobrellevar desastres económicos o ambientales. Se analizan indicadores de inestabilidad de producción agrícola, inestabilidad de exportación de bienes y servicios, densidad poblacional y su ubicación geográfica, entre otros.

Junto a estos tres factores, también se considera que estos países tengan como límite poblacional máximo de 75 millones de habitantes.

Una vez que un país es considerado como menos desarrollado, para poder superar esta clasificación (progresar), dicho país debe superar el nivel requerido en dos de estos tres factores. También pueden dejar de considerarse así si su producto nacional bruto per cápita llega a ser dos veces mayor al mínimo establecido durante ese período. Esta clasificación es puramente académica y cada país subdesarrollado presenta distintos grados y características específicas.

Principales problemas en los países menos desarrollados

La estructura financiera de estos países es marginal. Esto significa que no existen suficientes recursos para poder promover la economía local. Hay una alta dependencia del sector agrícola y de una economía de subsistencia e informal o subterránea.

Hay inestabilidad política, fuertes tensiones sociales y enfrentamientos civiles y regionales son comunes en estos países. Además, la violación de derechos humanos afecta la movilización social, siendo común que haya una gran división entre grupos y desigualdad.

El sistema de salud es muy débil y la tasa de mortalidad infantil es muy elevada: en el año 2020, en Venezuela fue de 27/1000 Vs. 3,21/1000 de España (841,12% mayor la mortalidad infantil en Venezuela). La esperanza de vida es mucho más corta que en otros países con mayor grado de desarrollo. Hay falta de empleo profesional y de acceso a la educación primaria y secundaria. Esto provoca un círculo de pobreza vicioso.

Indicadores del desarrollo de los países menos desarrollados

En el caso de la clasificación del Banco Mundial, el producto nacional bruto per cápita de los países menos desarrollados es de USD 995 o inferior. Hay un total de 34 países que se encuentran dentro de este grupo. Venezuela en 2018 obtuvo un PIBC de 2.886 € Vs. el promedio mundial que asciende a 11.984 € (415,24% mayor). El de USA asciende a 63.064 USD en 2018 y el de Colombia asciende a 6.729 USD (233,16% mayor que el de Venezuela).

Índice de desarrollo humano

El índice de desarrollo humano (IDH) considera tres dimensiones básicas relacionadas con la calidad de vida de los habitantes de un país. Estas dimensiones son el tener una vida larga y saludable, acceso al conocimiento y mantener un nivel de vida digno. Fue presentado en 1990 por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y su objetivo es el de ampliar la forma de evaluar el desarrollo de un país, yendo más allá de los indicadores económicos. Su interés es el de conocer mejor las oportunidades que las personas tienen dentro de un país (o las que dicho país ofrece a sus habitantes), lo que permitiría mejorar las capacidades humanas de forma directa. En la actualidad, el IDH evalúa también indicadores relacionados con falta de acceso a la salud, privación de escolaridad, desempleo, exclusión social y desigualdad de género. Además de considerar el nivel de sostenibilidad ambiental y el empoderamiento de las mujeres.

El IDH hace el un cálculo, según datos obtenidos por país, mostrando cuantitativamente el estado de cada una de las dimensiones. Las medidas obtenidas se encuentran ubicadas en una escala de valores entre 0 y 1, siendo lo deseable acercarse lo más posible a 1.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo considera que los países que alcanzan un IDH entre 0,20 y 0,50, poseen un índice de desarrollo humano "bajo". En 2018, se estimaba que 38 países se encontraban por debajo de este rango. Venezuela obtuvo en 2019 un IDH de 0,711 Vs. 0,904 de España (27,14% menor que el de España).

Destaco que los índices para ubicar a un país como desarrollado o subdesarrollado son deficientes e incompletos. Puede haber países con muy buenos índices y con una alta desigualdad entre los distintos grupos de personas o clases sociales. En mi próximo artículo desarrollaré la tipificación entre desarrollo y subdesarrollo utilizando una metodología personal, práctica y fácilmente entendible por cualquiera. Aunque, considero que los habitantes de los diferentes países perciben cada día de su vida las carencias del subdesarrollo; en el caso de Venezuela, desde mi punto de vista, debidas, fundamentalmente, a la muy mala gestión de sus gobernantes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 407 veces.



Higinio Jesús Esparis

Ing. Mecánico UCV

 higiniojesus@gmail.com

Visite el perfil de Higinio Jesús Esparis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: