La barbarie civilizada de los estudiantes i la total ignorancia de lo que es represión

“Ciertos tipos de transigencia

 son atentados contra la humanidad,

 aunque se los quiera presentar

 como pruebas de sabiduría política

 Albert Einstein

 Si alguna cosa he sentido necesitar de objetar, no de criticar irracionalmente como el común de los políticos entienden la crítica (que como la crisis, puede ser positiva o negativa) es la tolerancia o transigencia que el gobierno del Presidente Hugo Chávez ha tenido, con esta oposición bárbara o salvaje, tal como se mostró durante el golpe de estado de abril de 2002, los paros frecuentes, la soberbia del show de alzamiento e irrespeto en la Plaza Francia de Altamira, el saboteo petrolero i los destrozos  i pérdidas económicas multimillonarias en PDVSA, las “guarimbas” i muchos delitos más, quedando la casi totalidad  absolutamente impunes. Delitos hasta de lesa humanidad, sin delincuentes. ¿Qué hizo el comandante Chávez al regreso de su captura i destitución temporaria o prisión en los días del golpe de estado? Sencillamente presentarse en plan conciliador con un crucifijo en la mano, casi implorando la unión i la paz para el pueblo venezolano. I como dijo en fecha reciente, ha podido exigir que el Poder Judicial enjuiciara i condenara a prisión de años a los cabecillas del golpe; ha podido mandar a que se clausuraran todos los medios de comunicación que tuvieron participación activa o protagónica (radio, televisión, prensa, etc.), igual que a los “meritócratas” de la Industria Petrolera que además amenazaron con hechos espantosos como la voladura del tanquero “Pilín León” i dar demostración de estar entregados a los mandatos del imperio. Pero así sucedieron las cosas; la transigencia con tan graves delitos i traiciones, ha sido el combustible  o impulso de larga duración que se ha extendido hasta el presente, la mantenida conspiración, intentos magnicidio i constante desestabilización de un país que pese a todo, ha progresado i ha tenido más éxitos i logros en unos 7 años nomás (recuerden restar a los 11, los años perdidos (3 ó 4) por los hechos señalados, que en cuatro décadas previas. Además, traicionando a la patria, dirigidos por el imperio i por la CIA. Hubiese acabado también con las ONG subvencionadas con dinero del norte, cosa que debe ser considerada absolutamente ilegal. ¿Acaso podría Venezuela a través, por ejemplo, de la Citgo, mantener ONG en los Estados Unidos, para espiar, conspirar i fomentar desórdenes? ¿Qué ley internacional justifica que esa potencia imperial mantenga bases militares en casi todos los países del mundo? Ninguna. Solamente la fuerza i la opresión universal, combinada con las oligarquías i ciertas religiones medievales, malignas i falsas. I a la CEV i a la iglesia en general, no le aportaría presupuesto alguno, por ser un partido político ilegal, conspirador i sin ética ni recato alguno. La iglesia tiene su imperio: el Vaticano. A los buenos sacerdotes, les pondría sueldos apartes.

 Por todo esto, ahora vemos que, fracasados otros intentos, el Imperio, cuyos planes de invasión i atropello a los países más débiles están ya listos para cuando decidan las agresiones, ha ejecutados otras artimañas disfrazadas de legalidad, cuando hai vende patrias oligarcas dispuestos a venderse i traicionar a sus pueblos, a precio mui barato, como ha sucedido en Honduras. A ello agregan en otros, el utilizar a estudiantes ignorantes, incultos, carentes de conocimientos históricos i casi amorales o inmorales (posiblemente ni saben la diferencia de estos términos), formados en universidades privadas, donde los verdaderamente inteligentes se apartan del rebaño i son considerados violentos o rebeldes sin causa, como el caso patente de ese personaje recio i brillante que se llama Robert Serra, i otros como Héctor Rodríguez i las muchachas que de otras universidades; recuerdo a Libertad Velasco entre ellas, las que hicieron correr de la Asamblea Nacional, a figurones hijos de papá i mamá (ellos se reconocen como tales) cuyo más cobarde i pintoresco ejemplar es Yon Goicochea, a quien no supieron ni escribirle el nombre, i corre duro.

 Los hemos visto en grabaciones de televisión, vociferando contra guardias o la policía, insultando, con lenguaje soez, o mejor, “lenguaje escatológico” como dice la Pérez Osuna, atribuyéndolo al oficialismo, aunque ni de los guardias ni de los valientes reporteros como Amorín i sus camarógrafos escuchamos nada,  a no ser la pregunta que este extraordinario periodista les hacía ¿Por qué estas agresiones i destrozos en un servicio como El Metro de Caracas?  Gritando barbaridades  contra guardias nacionales o policía que no hacen otra cosa que contemplarlos mientras escuchan insultos i disparates, sin ni siquiera empujarlos, estos jovencitos iracundos, con actitudes de hampones de barrios, abrían sus bocotas apropiadas al “tamaño” de la obscenidad que lanzaban, de modo que no se les entendía nada más allá de la palabrota. Era algarabía llena de odio. Había una morena de lentes que se acercaba a la cámara para “protagonizar” que por sus gritos i la soberbia no se le entendía, pero apenas si alcancé a escucharle que se sentía ofendida por la REPRESIÓN. ¿Se ve allí la más mínima represión? En cambio ellos con su torbellinos de odios i de gritos, estuvieron a punto de empujar a personas a los rieles del tren, o como dice Roberto Malaver; es que fueron también a “pasar la raya amarilla”. Las huestes estudiantiles, creo que las más aleccionadas i domadas son la del rector delincuente religioso Ugalde, demostraron qué de conocimientos tienen para debatir i poner contra la pared al gobierno, o a los estudiantes chavistas u oficialistas siguiendo la nomenclatura que usa la Nitu, Carla, la Bicha o la del Huésped Alienante, Marta Colomina. 

 Sin embargo, lo más sensacional de todo es escuchar, después de ver una valentía i fiereza como la de los escoceses frente a los ingleses en campos de batalla en ciertas películas; después de imaginarlos como jóvenes entrenados en las tropas de Atila i de hacer visto que donde pisan no queda vidrio sano, i de oírlos gritar como ingleses en juego de futboll en pelea de gradas, siguiendo los pasos de la agenda diseñada tal vez por Ars, los hijitos de papá i de mamá, cantaron como ángeles eunucos:

¡Somos la vida!

¡Somos la paz!

¡Somos la esperanza

que vamos a ganar!

 Me pregunto ¿qué será lo que van a ganar? ¿Será elecciones o referendo revocatorio? Por ahora lo que desearía es que el túnel del tiempo, presentara como en ficción, esa misma “pacífica protesta” pero con la policía “medias blancas” de Pérez Jiménez, de Bethancourt con su ministro-policía Carlos Andrés, de Caldera el intelectual que usaba tanques blindados en sus represiones estudiantiles o de cualquiera de los presidentes de la IV República, especialmente Carlos Andrés Pérez e Ítalo del Valle, cuando el Caracazo, por la que ellos sin conocer el pasado, están deseando volver atrás. La policía de entonces (antes o después del Metro) llegaría blindada de cascos, escudos i máscaras de gas, repartiendo al principio puro garrote, empujones i torcedura de brazos o de cuellos; luego, lanzando gases lacrimógenos (no lagrimógenos como dicen muchos) para adornar con blanco humo la escena, tirando a muchos al suelo i esposándolos para llevárselos detenidos, haciendo perder libros, carteras, lentes, celulares, computadoras portátiles, bolígrafos, gorras, etc., a los que no corrieron a tiempo, de dejando otros una estela de malos olores o hedor de heces i pantalones i pantaletas mojadas; algunos quizá rodando por las escaleras o hasta cayendo por “descuidos” o acciones impensadas, a los rieles del tren i no faltaría algunos que hiciese disparos ocasionando muertos o heridos. Una represión perfecta, de escuela especializada, como aprendían sus jefes en la Escuela de las Américas. Quedaría el Metro necesitado de lavar sus pisos i paredes, de sangre, orina, escíbalos i naturalmente papeles, vidrios i trozos de instrumentos dañados. En pocos minutos, no habría ni un solo manifestante cuadras a la redonda. Intransigencia efectiva i cuidadora celosa del orden social, la democracia i la paz. Los angelitos cantores desaparecidos. Mientras los rectores, profesores i políticos impulsores de la protesta pacífica, escondidos, asilados en embajadas o huyendo a otros países mientras en el golpe de estado del 2002 que no se compara con esta minucia, quedaron libres por estar preñados de buena voluntad i haber sido todo un vacío de poder. La prensa entonces, publicaría: la policía ayer, acatando órdenes superiores de mantener el orden i el cuido de las instituciones públicas, convenció a un grupo estudiantes equivocados en sus aspiraciones o peticiones estudiantiles, ocasionado disturbios i daños, haciéndolos reflexionar con energía i sensatez, haciéndolos regresar tranquilamente a sus hogares cantando a la vida, la paz i la esperanza.

 No es que deseo que la “represión” que señalaba la morenita espejuelúa, violenta i gritona, sea como esta que en ficción les he mostrado pero se dio así en el pasado;  nada de eso. Pero que una viejona ya como Nitu, ponga la cosas al revés, porque ella si debió saber cómo eran la represiones en la IV República (su papá fue congresista i creo que canciller) i sabe que si algo debemos criticar es lo que dice Einstein: ciertos tipos de transigencia, son atentados contra la humanidad, aunque se les quiera presentar como pruebas de sabiduría política. Esta oposición degenerada, pues complican la vida de muchos, exponiendo la tranquilidad, los estudios i hasta la vida de sus hijos (de las familias pudientes hipnotizadas por Globovisión, aunque no vemos hijos ni nietos de Ravel, Zuloaga, Ramos Allup, Borges, Petkof, etc.) para solamente tomar una venganza personal contra Chávez que les privó de robos, especulaciones, contrabando i monopolios para “especular” pero dando trabajo. Están ahora en la fase de pirañas disputándose una res herida en las aguas del rio de la contienda electoral de septiembre; superará a la pirañas, porque estas acabarán engullendo la res i esperarán por otra. Estos se devoran entre ellos mismos. Mientras tanto, ¿Qué importa que utilicemos estudiantes como carne de cañón? ¡La tragicomedia se repetirá muchas veces!

 robertojjm@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3177 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a94823.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO