No moriremos por falta de clave

En el marco de las discusiones para la aprobación de la Ley de Salud, la Asamblea Nacional ha dado un paso en firme al acordar con las empresas aseguradoras la eliminación de claves para poder atender a aquellos pacientes que presentan estado crítico y son llevados directo a las emergencias de los centros de salud privados.

Aunque esto no debería ser acordado por las partes por cuanto los derechos a la vida y la salud son constitucionales y mal se podría buscar acuerdos para hacer cumplir nuestra carta magna, por cuanto los derechos constitucionales no pueden ser relajados entre las partes. Efectivamente la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 43 establece que el derecho a la vida es inviolable, en el artículo 83: “La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida…”, el artículo 84: “Para garantizar el derecho a la salud, el Estado creará, ejercerá la rectoría y gestionará un sistema público nacional de salud, de carácter intersectorial, descentralizado y participativo, integrado al sistema de seguridad social, regido por los principios de gratuidad, universalidad, integralidad, equidad, integración social y solidaridad..”. Pero no podemos dejar de felicitar esta iniciativa que aparentemente no ha traído, hasta ahora, enfrentamiento entre las partes.

El gobierno nacional con esta política busca reducir la anarquía en las clínicas y aplicar los preceptos constitucionales, por cuanto para nadie es extraño escuchar que fulano de tal se llegó muriendo a tal clínica pero como no tenia seguro o a pesar de tenerlo la clínica no se podría comunicar con el mismo para obtener la clave de ingreso y darle atención primaria al moribundo, por supuesto si el paciente es un pobre diablo que no tiene como sufragar los gastos de ingreso comienzan a ruletearlo por todos los centros asistenciales para ver quien se apiada de ellos y le da la gana de atenderlo para así cumplir con su juramento hipocrático de medico o corpus hipocraticum que según la historia fue escrito por Hipócrates y que en forma resumida establece un compromiso del medico a no aceptar ni permitir daño a la integridad física ni moral de ningún ser humano y a realizar todos los esfuerzos por mantenerlos sanos y combatiendo toda afección, agresión o maldad contra sus pacientes o quienes acudan a buscar su apoyo y protección.

En este orden de ideas debemos cumplir con el principio de corresponsabilidad, que implica que todos los venezolanos, así como el Estado y sus instituciones, comparten la responsabilidad de hacer cumplir la Constitución y las leyes, de defender la soberanía y de construir el nuevo modelo de país propuesto en la Carta Magna. La sociedad en su conjunto debe aportar sus esfuerzos para darle validez a la letra y el espíritu de las disposiciones constitucionales y legales de la República Bolivariana de Venezuela.

Este aporte al sistema de salud representa un cambio de paradigma, donde se le dará el justo valor a ese pueblo deseoso y necesitado de justicia y salud.

Email: reinaldosilva119@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1356 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a88671.htmlCd0NV CAC = Y co = US