La defensa de Manuel Rosales por los escuálidos los ha llevado a la insensatez al compararlo con hombres luchadores dignos y honrados de Venezuela

El caso más absurdo por no decir de mente estúpida, lo leía el pasado martes 28 de abril del corriente en el diario El Universal sección Opinión pagina 1-7. Este artículo fue escrito por el abogado copeyano Asdrúbal Aguiar, quien fue Ministro del Interior del gobierno de Caldera II, (El chiripero) veamos al genio: Asdrubal Aguiar se le ocurrió nada menos que hacer la siguiente comparación diciendo:

“Rosales gana en buena lid su condición de alcalde pero se gana a manos del tirano de Sabaneta un carcelazo seguro, propiciado por la Justicia servil y con una velocidad de mejores causas.

De modo que, solo cuanta verdadera cobardía se instala en le poder ella persigue con saña de “caínes” a sus adversarios políticos y por miedo.

Lo único que cabe esperar – y por lo que hemos de luchar – es nuestros otros exilados, al igual que ocurre en 1958 con Betancourt, Rafael Caldera. Jovito Villalba, procedentes de Nueva York, y Gustavo Machado, procedente de México, encuentren temprano que tarde una puerta franca que les reinserte en la tarea de la construcción de la Venezuela del porvenir. Los venezolanos de esta hora hemos de evitar se haga buena la admonición de Andrés Eloy Blanco: “mientras el hijo bueno se muere afuera, el hijo malo se eterniza adentro” y que tiene por destinatarios de entonces al mismo poeta, muerto en México, a José Rafael Pocaterra, muerto en Canadá, y a Valmore Rodríguez muerto en Chile; hombres quienes nadie puede tachar de cobardes.

Sr Aguiar, fue tan veloz la “persecución” Manuel Rosales que pudo escapar a Lima, Perú llevándose a tres de sus hijos. Rosales “al ganarse la alcadía de Maracaibo se ganó un carcelazo seguro”. Cuando verdaderamente se la ganó, el 13 de abril conspirando abiertamente contra el “régimen” de Chávez, y firmando el único Decreto que dicto “Pedro El Breve” el mayor dictador que haya nacido en Venezuela el cual abolió de un plumazo todos los poderes públicos del país, Manuel Rosales fue perdonado “por el Dictador de Sabaneta”.

Por último abogado Asdrúbal Aguiar por favor no compare a hombres de la talla de Andrés Eloy Blanco, José Rafael Pocaterra, Valmore Rodríguez, Gustavo Machado, etc. se sabe que fueron hombres honrados que jamás nadie puede dudar de su reputación con Manuel Rosales, a quien se le busca no por perseguido político sino para que explique cómo hizo para que con los sueldos de un maestro, que nunca dio una sola clase, de un gobernador y alcalde para tener miles de millones de dólares que le permite hacer regalos de costosísimos de relojes a sus inmediatos colaboradores, tener fincas y finquitas, centros comerciales, y lujosas casa y mansiones dentro y fuera de Venezuela. No, señor Asdrúbal Aguiar, a Manuel Rosales no se le persigue por político, ni se le tiene miedo por político, miedo se le tiene que lleve a la ruina al gobierno del estado Zulia, miedo se le tiene que permita el bandidaje y narcotráfico en ese estado y que “construya” una Venezuela como la quiso construir durante el carmonazo eso si es terror, terror que todo venezolano conciente debe evitar y por ello Manuel Rosales es candidato firme a la cárcel, pero primero con la captación de todos sus bines mal habidos.


(*)Economista – Investigador de la Historia Bolivariana


gilrsalame@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2506 veces.



Gil Ricardo Salamé Ruiz (*)

Economista, con Post Grados en Industralización y Ecología. Historiador.

 gilrsalame@yahoo.com      @gilricardosalam

Visite el perfil de Gil Ricardo Salamé Ruíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a77142.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO