La Estatua de Colón y la Tortura en Aragua

En otras oportunidades he manifestado que el Estado es el Estado y no cesa en el cumplimiento de sus funciones. Uno de las principales funciones del Estado es mantener los pobres a raya a toda costa. El Estado recurre a todos los medios a su disposición para lograr sus tareas, siendo la violencia uno de sus favoritos. El Estado actual no es excepción, no nos llamemos a engaño. Ilustremos esta situación con dos ejemplos, uno un poco lejano y otro reciente.

Un grupo de personas derribaron una estatua de Colón que se encontraba en los alrededores de la Plaza Venezuela como una manera de manifestar su rechazo a la celebración del Día de la Raza, del Descubrimiento, etc. Para estas personas era un irrespeto a nuestro pueblo que en un lugar tan importante de la ciudad capital se encontrara una estatua en homenaje a uno de los hombres que sirvió de punta de lanza para el genocidio en Nuestra América. La Policía de Caracas actuó con una diligencia excepcional. Colón no había terminado de caer al piso, cuando los tombos ya tenía en las jaulas a los manifestantes. Pagaron un año de cárcel sin juicio ni cargos. El Estado actuó eficientemente para castigar la rebeldía contra los íconos de la dominación.

Circula desde hace varios días un video donde se muestra a un grupo de policías, en una comisaría ubicada en Caña de Azúcar en la ciudad de Maracay, torturando a un hombre desnudo. Unos cuatro tombos se ríen y acompañan a otro tombo que con un palo batea en las nalgas al hombre desnudo. Ese grupo de tombos someten a humillación a ese hombre, quien seguro no es miembro de la burguesía aragüeña. Eso tombos que arremeten contra el pueblo, le cuidan los negocios a los comerciantes y trabajan de escoltas y guardaespaldas de la burguesía. José Vicente Rangel presentó el escalofriante video este pasado domingo en su acostumbrado programa de televisión. Hoy leo en las noticias que la Fiscalía nombró un fiscal especial para investigar el caso. Esos policías, sean del estado Aragua o del Municipio son parte de los aparatos represivos del Estado. El estado es el responsable de las acciones de esos policías. Sin embargo, actúa con una lentitud eficiente, casi haciéndose el loco.

En ambos casos el Estado ha actuado con eficiencia. En el primero para capturar y mantener presos por un año a uno rebeldes, y en el segundo para torturar y hacerse el loco. En ambos casos las víctimas son del pueblo, porque el Estado no toca a la burguesía ni con el pétalo de una rosa. Y toda vía hay quienes opinan que la lucha de clases no existe.



julio_Mosquera@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3674 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a60524.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO