Crónica de una visita detestable

Al perderte yo a ti, tú y yo hemos perdido:

Yo, porque tu eras lo que yo más amaba

Y tu porque yo era el que te amaba mas.

Pero de nosotros dos, tú pierdes más que yo.

Porque yo podré amar a otras como te amaba a ti

Pero a ti no te amarán como te amaba yo.

…Ernesto Cardenal

Punto y aparte.

Nuestro presidente, cada día, repite, repite y repite, que la vida se explica por medio de las matemáticas, y si, es verdad, porque de tanto repetir y repetir, las vainas nos entraran como por costumbre. Cada vez uno busca una explicación y más difícil veo la solución y entramos sin querer queriendo en la disyuntiva de quien fue primero el huevo o la gallina y ya les voy a decir porque:

Cuando fui estudiante del bachillerato, tuve un profesor que para explicarnos lo más esencial de la propiedad distributiva y asociativa, nos hizo una reflexión a través de una fórmula para que la lección se nos hiciera más fácil:

“El amigo de mi amigo, es mi amigo

El amigo de mi enemigo, es mi enemigo

El enemigo de mi amigo, es mi enemigo

El enemigo de mi enemigo, es mi amigo”. Elemental.

Entonces, ¿Por qué carajo, si Chávez dice que la explicación de la vida se hace a través de la matemática, no se fija en este principio?. Acaso, ¿tengo yo que recibir a un enemigo en mi casa sin saber que pueda traer guardado en las espaldas?.

Por ahí hay unos susodichos, que nos tildan de idiotas, por no estar de acuerdo con algunos planteamientos de mi comandante, es más, llegan a decirnos que somos los chavistas Light (¿?), los sin Chávez, pues. He llegado a considerarlos, como los idiotas ilustrados, los idiotas bolsas somos nosotros, los señalados, los enemigos del proceso.

Somos los mismos bolsas que rescatamos presidentes, defendemos el palacio, los que nos calamos las guarimbas, los que en las colas de los bancos, supermercados, tiendas, o en cualquier vaina donde se haga cola, salimos a defender al presidente con su proceso.

Cuando el enemigo sale con su ventilador de mierda regando a todo el mundo, es entonces cuando aparecemos los idiotas bolsas como carne de cañón y no nos duele. Pero entonces no se arrechen cuando reclamamos el derecho a discernir ó cuando no nos guste una vaina, no vengan con el aguacero de insultos, porque a la hora de un peo, los primeros que buscan embajadas, se pinta el pelo y se cambian el paltó, son los idiotas ilustrados precisamente.

Cuando pasan situaciones como la visita del que te conté, o sea el paraco, o sea el indeseable, o sea Uribito, pues, no tragamos arena, tragamos piedras.

Pero, bueno teníamos que calárnosla, fue la visita al presidente, representante de la casa, la respetamos. Pero no nos pidan que le demos el cafecito con galletitas y bailemos un porro, acompañado con el acordeón que le toca Bush. Me disculpa el hermano pueblo colombiano que le gusta el porro, a mi también me gusta, pero no lo bailo con Uribe.

Es triste como personas que hayan mantenido una posición libre y aguerrida, bajen como la casta paloma a comer en la mano del enemigo.

¡Que pelean los esposos! Puede ser, será por eso que hay tanto cacho en la manga. Los hermanos, cada rato, según la Biblia ¿quien mató a Abel?. Los novios, yo los he visto en la iglesia con cara de cochino pa´ l matadero y con el club alquilado.

Se la van a calar, como nosotros no la calamos. ¿Chávez no dice a cada rato, que es una débil paja, movida por el huracán revolucionario? ¿Por qué se convierte en una viga?

Es más, nos dicen idiotas, porque creemos que la FARC, son producto del dolor, de la impotencia del pueblo pobre de Colombia. Nos dicen idiotas porque salimos en cambote a defender el suelo patrio de la bota del extranjero que lo profana. Entonces seamos bienvenidos al ejercito de los idiotas.

Entendemos muy bien, idiota, esta aclaratoria la hago, en honor a un ilustrado que nos dedicó con mucho cariño unas reflexiones en APORREA la semana pasada.

Se ha llegado a decir, que el Comandante, que es nuestro comandante, el líder del proceso, todos los reconocemos, pero. ¿Qué no se equivoca? Por Dios, no soy amante de este palabrita, pero como dice el principio de Terencio “nihil humanum me alienum puto” (nada de lo humano me es ajeno).

No dicen que Dios hizo al hombre y a la mujer (así decimos ahora), a su imagen y semejanza. ¿Verdad?. ¿Sería que utilizó a éstos, para tapar sus defectos?..

Aaaaaah no, es que Chávez no se equivoca, que son estrategias del líder Presidente. ¿Qué pasó el 2 de diciembre?, ¿Qué pasó con la Ley de Inteligencia?, y cuantos straight hemos pasado por bola.

Sí estamos viviendo en la quinta República, Queremos una quinta ó una casa, queremos una sexta ó un guacal llenos de tomates, o ¿le metemos retroceso de una vez al carro? Que no somos nadie para juzgar y mucho menos condenar al presidente. Aaah, pero a estos bolsas si los juzgan y condenan a cada rato. Los demás son intocables. Chiiiiiito, como decía Gómez.

Hay una cosa que se llama DIGNIDAD, solo la tenemos lo que llevamos en la sangre, la realeza y la estirpe del proletariado.

Cuando envuelta en los pensamientos, en lo más profundo de la oscuridad, un rayo firme y brillante ilumina las penumbras del alma. Apareció Correa, la esperanza de la América, así se defiende a un pueblo, que dignidad, que coraje, recibe las bendiciones de los oprimidos del mundo presidente, con todo el cariño para ti Correa. ¡¡Ecuador cuanto te envidio!!.

Miren compatriotas, cuando ese día, en esa rueda de prensa, contemplé la cara de Poema 20 y una canción desesperada del Uribito, que me perdone Pablo Neruda donde quiera que se encuentre, mil disculpas a mi querido pueblo chileno, por manchar su poesía, es que no tengo la culpa, la culpa la tiene Uribe, por su cara de poema. La de Justo Brito y Juan Tabares dos hombres de pelo en pecho, como no pare otra… como la de mi presidente. Sentí un nudo en la garganta y el corazón se me escapa.

Es que cuando se me sale el indio y el negro se me alborota, cuando nos dicen que no queremos guerra con Colombia, será que creen que somos idiotas. Son 60 años de guerra que lleva Colombia y ya saben porque.

Cuando Colombia llora, los ojos de Venezuela se nos llenan de mares. Pero no por eso vamos a salir a abrazar a los culpables de ese dolor y a reírnos de chistes malos y empujados, para hacer borrón y cuenta nueva. Así no.

Como consuelo de idiotas, les recuerdo, que cuando Dios no quiere a un@, el Diablo lo esta esperando. Esto también vale, para aquellos “amigos” que en sus correos mandan a cuidarnos.

Norma.rojita@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4398 veces.



Norma Rivas Santacruz


Visite el perfil de Norma Rivas Santacruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad




US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a60446.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO