La inseguridad

Con este problema la canalla oposicionista juega su "guerra sucia" y quiere sacar partido del sentimiento de frustración y temor que embarga a la sociedad venezolana ante el auge delictivo en general.

Para estos "caballos de Troya" del "amo yanky", el juego consiste en exacerbar el sentimiento del legítimo dolor de los familiares de las victimas de la delincuencia común y hacerles afirmar "que todo es culpa del gobierno de Chavez" Por supuesto, ante una tragedia como la muerte de un hijo de un esposo, de un hermano, etc. es fácil manipular, micrófono en manos, ese sentimientos y convertir la humana tragedia en una "cuña política". No siempre de forma "inocente", sino que incluso se ha tratado muchas veces de convertir delitos comunes y hasta delitos cometidos por la misma canalla opositora, especialmente asesinatos, en acciones del gobierno o los "chavistas", tal y como sucedió con Puente Llaguno, El portugués de la Plaza, Altamira, Los militares y sus novias fusilados por los sicarios de la Plaza Altamira, El fotógrafo asesinado por un motorizado y fotografiado, por la victima y pare UD de contar.

La inmoralidad de esta canalla, llega incluso a convertir en "héroes" y "presos políticos" a sus propios delincuentes, como los casos de los policías de Peña (por cierto, ¿donde estará ese perpetrador de la masacre del 2.002?) y el "Violitologo" de la Nunciatura.

Vamos a hablar claro, fueron los años de saqueo y de "tribus judiciales" de Adecos y copeyanos (hoy nuevotiempistas, y primerojusticistas) los verdaderos artífices del "hampoducto" en Venezuela, fueron sus políticas de exclusión y marginalidad la mayor fabrica de delincuentes, fue la extracción "sistemática" de la juventud campesina para ser acorralada en el ejercito y la Guardia Nacional represores de los gobiernos del sanguinario Betancourt, del renegado Raúl Leoni, del gavillero de los curas Rafael Caldera y del asesino Carlos Andrés Pérez, de donde surgieron principalmente "los cinturones de miseria" conformados por ex - reclutas, a quienes solo se les enseño a disparar y manejar un automóvil y se les dejo a su suerte en las afueras de Caracas, Maracaibo, Valencia, Barquisimeto etc., luego de cumplir el servicio militar obligatorio.

La otra gran fuente de la inseguridad la constituye, sin duda alguna, los programas violentos y degradados de las televisoras comerciales venezolanas y la programación basura y denigrante que todos los días, veinticuatro horas diarias envenenan la mente de la juventud de Venezuela.

Mención aparte merece la invasión de "videos juegos," en ellos, el niño o joven no solo observa como se mata (mas de quinientas formas de matar y más de tres mil asesinatos han visto en la TV durante 3 horas diarias de observación en 3 años de programación "libre") sino que además, "Jotyr" en mano, los niños y adolescentes matan ellos mismos en los "video juegos" y mientras más maten mejor.

Aun en la "meca", en el "paraíso" de esta canalla derechista, los Estados Unidos, con todos los recursos del mundo, con toda la última tecnología, con su pena de muerte, con sus "robotcops," no han podido controlar ni siquiera la entrada de drogas en su territorio y sigue manteniendo los más altos índices de inseguridad.

La verdadera causa de la inseguridad, no solo en Venezuela sino en el mundo entero, es el CAPITALISMO, su siembra de anti-valores, su degradación moral y sus paradigmas de egoísmo, consumismo, individualismo y posesión de cosas.

Acabemos con el modelo depredador y bestial de producción capitalista, asumamos como única salida la del amor, la solidaridad, la cooperación, sustituyamos la rivalidad por la emulación y la asociación, arranquemos del alma el monstruo de la vanidad y el boato y tendremos una sociedad segura y digna dentro de la práctica de los valores socialistas, no hay otra salida.

¡SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2305 veces.



Rafael S Urdaneta


Visite el perfil de Rafael Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: