Descifrando el mensaje

Chávez perdona el pueblo no

Si alguna vez nuestros enemigos se
hacen de nuestras cabezas, será
sólo por culpa de los malandros que
se encuentran en nuestras filas.

V. I. Lenin


Se presenta una nueva coyuntura dentro del movimiento revolucionario, generada por lo que puede considerarse como una protesta de más de 3 millones de compatriotas, que se abstuvieron de respaldar la Reforma Constitucional, debido probablemente a la actitud refractaria de las instituciones ante las críticas generadas por las innumerables fallas en la prestación de los servicios.

En vista de la reacción airada de los compatriotas que están al frente de muchas instituciones, la gente comenzó a formular sus observaciones de manera cerrada, escribiendo a los correos electrónicos, algunas veces y otras a través de la intermediación de los medios, como ha sido el caso de Aporrea, sin embargo las cosas nunca cambiaron.

Los funcionarios del Gobierno se han estado llenando de un lenguaje colmado de eufemismos, muy lejano al modo como debe reconocerse la verdad necesaria.

Ante las críticas, las instituciones confrontan con rabia amenazante a quien las formula y les exigen -a juro- pruebas; de manera que la contraloría social, tan de la observación llana y sencilla, debe ser presentada por el usuario, como una investigación profunda y exhaustiva.

Las críticas, en lugar de ser estímulo para la revisión del funcionamiento a lo interno de las instituciones, se han convertido en motivo de regaño, de reprimenda para la gente que simplemente protesta por las irregularidades de las que son víctimas.

Es posible que en estas observaciones se pudieran esconder algunas razones para una posible desilusión con el Proceso, de ese segmento del chavismo cuya inconsistencia ideológica no logró superar la propaganda anticomunista de la pretendida “confiscación de la propiedad privada, de los hijos y la libertad”.

Mercal.-

Les invito a visitar estos establecimientos, verán anaqueles semivacíos, que le dan un acento del socialismo de la escasez, tan cacareado por la oposición – el único de esos establecimientos que he visitado y que tiene un ambiente de prosperidad es el del Núcleo Endógeno Fabricio Ojeda.

Si te levantas temprano para hacer la cola frente a un Mercal y los trabajadores de ese establecimiento, en lugar de abrir a las 8 de la mañana, como lo establece el horario de trabajo, lo hacen a las 9 y media, y tienes que achicharrarte al sol de Guaracarumbo, allá en Catia La Mar, para presentar tu denuncia debes llevar un reporte del Observatorio Cajigal, fotografía de la cola de usuarios y al menos 12 testigos con sus relojes frente a las puertas cerradas del local, para que sea aceptada tu queja. Y ni hablar de ese mismo Mercal, donde hay una valla de un elegante restaurante – que como una pieza para la semiótica, exhibe el metalenguaje: “Aquí compran su comida los pobres, porque las personas chic comemos en El Rompeolas” - ¿Verdad que rompe las olas?

No hablemos de que ese local cierra a las 4 de la tarde y a partir de las 2 de la tarde ya no le dan acceso al público – igualito que en los supermercados privados; toda la comodidad para nuestros dignos clientes…!

INDECU

Inténtelo, trate de hacer una denuncia y se verá envuelto en un enredo. Los inspectores le llamarán para que acuda personalmente junto a ellos, y así el carnicero le reintegre la diferencia entre el precio de lo que él cobra por el kilo de carne que usted le canceló y el precio regulado que establece la Ley; es uno de los procedimientos más frecuentes ¡Aventúrese, pruébelo!

Barrio Adentro

La creación de los CDI significó, aparentemente una profundización del servicio; todos lo celebramos, hasta que sospechosamente los tomógrafos se comenzaron a dañar al mismo tiempo en todos estos centros, esta coincidencia obligaba a los usuarios a largas esperas; la creación de los CDI, a su vez trajo como consecuencia el abandono de los Módulos de Barrio Adentro, ahora al acudir al CDI más cercano a tu comunidad, te encontrabas con una larga cola para poder ser atendido; las personas comenzaron a enfrentarse a la pesadilla del pasado - ¿o no?.

Desempleo, Alcaldías, Gobernaciones, Ministerios…

Muchos compatriotas son personas que no están debidamente calificadas para incorporarse al sistema productivo, sin embargo ven como lo más factible conseguir un cargo en Sector Público y generalmente lo que tienen más cercano son las Gobernaciones y Alcaldías. Es frecuentísimo escuchar a los compatriotas quejarse de que nunca han sido atendidos al respecto y que por el contrario, vecinos de ellos, abiertamente de oposición, han sido enganchados en fecha reciente… Lo testifican otros compañeros. El compadrazgo, el nepotismo, el amiguismo, colman las nóminas. Esto es algo que debe ser investigado, quiero decir, el organismo al que se hace referencia, no al que hace la denuncia.

De igual forma se escuchan denuncias de personas que están a la espera de sus prestaciones sociales, liquidaciones, que por años están a la espera de esos pagos ¿retaliaciones?.

Otro caso es el de la recolección de desechos sólidos, en el estado Vargas ha sido asumida por “cooperativas”; hemos visto en qué condiciones trabajan esos compatriotas (a veces menores de edad), van subidos sobre camiones de volteo, viajando sobre la basura, sin el calzado adecuado, sin la ropa adecuada, sin protección alguna: casco, máscara, guantes, y además los camiones a su paso van dejando sobre el pavimento el percolado de toda la inmundicia, de manera tal que el rastro nauseabundo inunda las calles - ¿Pueden ser esas empresas contratistas de un Estado que debe velar por la salud pública? Hemos oído de los trabajadores de esas contratistas, no pertenecer a ninguna cooperativa; algo que también debe ser investigado, pero de verdad verdad.


El caso PSUV

En las vísperas del proceso refrendario asistimos a la creación del Partido Socialista Unido de Venezuela, celebramos el bautizo de ese recién nacido; fue un parto difícil en donde, reunidos todos alrededor del Discurso de la Unidad del Presidente Chávez presenciamos cómo muchas Alcaldías y Gobernaciones vulneraban los preceptos contenidos en ese discurso, imponiendo sus cuadros y violentando la atmósfera de camaradería y solidaridad necesaria para iniciarse en una de las empresas más significativas para el blindaje del proceso revolucionario. Cabe aquí destacar que el inmenso porcentaje de los millones de compatriotas se incorporaron a esa organización sin mayor formación ideológica y sin conocer la exigente dinámica de militancia que exigen los partidos de esta naturaleza; frente a estas dificultades, los aspirantes fueron testigos de las pugnas, las imposiciones y las presiones que los sectores políticos interesados y las instituciones en las que hacen vida, ejercieron sobre todos nosotros. Esto seguramente generó la primera estampida, porque como militantes bisoños, no tuvieron el estómago para enfrentar situaciones alejadas de la convivencia armoniosa y sincera que debe haber entre revolucionarios.

No puede ser igualitario un partido donde altísimos funcionarios se entronizaron en posiciones de ventaja, alzándose con cargos que en justicia han debido ser ocupados por camaradas de la base. Además no ha debido aventurarse a la insipiente estructura de un partido aún sin conformar a tareas de tipo electoral.

En honor a la verdad muchos se inscribieron para conseguir un empleo y otros para conservar su empleo.

Nada de lo leído en el Discurso de la Unidad del camarada Chávez justifica el abordaje del que fue objeto esa organización. Todo lo contrario. No encuentra explicación moral que alcaldes, concejales, gobernadores y altos funcionarios hayan sido “electos” voceros y delegados.

Estamos convencidos que el partido es un recién nacido que necesita atención especial, porque nació con los pies torcidos y así nadie va por buenos pasos.

Si alguna lección estamos sacando del domingo 2 de diciembre, es que el Comandante y los sectores radicales de la revolución salieron moralmente fortalecidos. Ha llegado la hora de la crítica y de las correcciones profundas.

¡Ahora sí: Patria Socialismo o Muerte!

elmacaurelio@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2860 veces.



El Macaurelio

Periodista, Politólogo, poeta, escritor, humorista y ensayista. Columnista en varios medios, digitales e impresos.

 elmacaurelio@yahoo.es

Visite el perfil de Marco Aurelio Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a46300.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO