Titular del día (No.9) --- Su propio país ni los acoge

Titular, fuente Aporrea (fuente original Sputniknews):

El largo camino de un venezolano para llegar a EEUU y encontrarse con un nuevo plan gubernamental

Más y más cada día se ven titulares insinuando o acusando a todos los demás países del mundo, a todos los demás ciudadanos del mundo, a todas las demás razas del mundo, a los chilenos, a los colombianos, a los estadounidenses, etc., etc., etc., --- ¡pronto van a acusar a sus mascotas también! --- de maltratar a los venezolanos y a las venezolanas que intentan emigrar a esos países … con o sin documentos, con o sin pasaportes, con o sin dinero, emigrando por las vías legales o ilegales, a través de tácticas honestas o clandestinas, vía los puertos principales o los caminos verdes.

O sea, ahora toda esa gente que no quiere acoger a los venezolanos y las venezolanas, son malas personas.

¿De dónde sale eso?

¿Ustedes mismos aceptarían que se les impusiera a vivir en sus propias casas, lado a lado con sus hijas, un montón de extranjeros totalmente desconocidos, que además tendrían muy mala reputación?

¿Ah?

NOTA IMPORTANTE: En caso que no lo supieran, o en caso que sigan negándolo, así como hacen los seguidores del actual jefe de Estado venezolano: Hace varios años ya, digamos hace unos 5 a 6 años, que los venezolanos y las venezolanas hemos desarrollado, a nivel mundial, una mala reputación, una de las perores del mundo. Antes, nadie realmente conocía a los venezolanos aparte de en lugares como Miami, ya que los venezolanos jamás en su historia habían emigrado así como ocurre hoy, eran pocos, más que nada unos pocos profesionales y algunas mujeres que se casaban con extranjeros, y cosas así. Esta es la primera vez que esto ocurre, pero desafortunadamente --- y esta es la verdad, entonces que no me vengan a acusar de desprecio u odio y cosas así, además, recuerden que soy venezolano ---, los venezolanos, quienes siempre hemos estado viviendo muy desconectados del mundo real, viviendo en nuestra propia y única burbuja, lo cual no es nada malo en sí, pero ahora sí los es, y NO conociendo cómo se hacen las cosas fuera de Venezuela, nos llevamos con nosotros nuestras costumbres, entre estas, las muchas malas costumbres que tenemos, entre las cuales en casi todos los países del mundo excepto Venezuela son comportamientos considerados generalmente despreciables, delincuenciales, y aun criminales, pagables por altas multas y cárcel … o por ataques físicos y asesinatos y cosas así … malas costumbres como la mentira en general, o de mentirle a un oficial o a un jefe o a un funcionario público, de llegar tarde, de prometer una cosa pero de no hacerla, de decir mañana en vez de nunca, de decir "préstame," en vez de "dame," de pensar que un crédito bancario es un regalo y por ende no repagarlo, de andar indocumentados en situaciones que lo exigen, de falsificar documentos oficiales, de pagar o de sobornar para obtener sus diplomas educativos, de chantajear para generar dinero (lo cual es tristemente muy común aquí en Venezuela e todos los niveles de la sociedad), de usar palanca, de comerse la cola, de trabajar sin pagar impuestos, de estafar al consumidor, de pedir porcentajes, de comprar únicamente para revender a precios no permitidos, de adulterar productos para el consumo humanos y animal (aquí en Venezuela eso se ha puesto infernal, es una cosa atroz, aun lo hacen con los medicamentos ahora), de ejercer dobles o triples cargos públicos, de desviar fondos del Estado, de robar materiales de las instalaciones gubernamentales, de usar el nepotismo en vez del profesionalismo en el trabajo, especialmente en cuanto a cargos públicos, de no pagar sus deudas a tiempo, de hacerse el loco (el leso), de ofrecer sobornos a funcionarios públicos o de exigir sobornos para "agilizar" algún trámite, de robarle al vecino, de revender cosas robadas, de un hombre creerse más importante que la mujer, de un hombre maltratar a la mujer, lo cual hoy aquí en Venezuela es terriblemente espantoso, como que ahora todas la mujeres, para muchos hombres, no sirven para nada más que para vulgarmente "cojerlas" y cocinar, o para mandar a fornicar por dinero, y cosas así … de no mandar a los niños a la escuela, de robar la medicina de los hospitales públicos para revenderla, de vender cosas en la calle sin los debidos permisos, de contrabandear en gasolina, medicamentos, y comida, de traficar el dinero en efectivo, de lavar dinero, y un largo etc., etc., etc.

Bueno …

Esto es absolutamente vomitante, el hecho de que existan venezolanos y venezolanas que desprecien a todos los demás ciudadanos del mundo solo por no querer acoger a todos lo venezolanos y las venezolanas incondicionalmente, con todas sus malas costumbres además.

Sí señor.

Cada vez que veo eso titulares, incluso un montón de artículos de opinión aquí en Aporrea llenos de odio, donde escriben contra cualquier país que se rehúse a aceptar incondicionalmente a esos millones y millones de venezolanos y venezolanas quienes en primer lugar tuvieron que irse de Venezuela no debido a esos países, ni por culpa de esos extranjeros de esos países, no, no, no, sino por culpa del mismo jefe de Estado venezolano que ellos criminalmente* apoyan, me dan ganas de vomitar, más que nada debido a la tremenda y flagrante prepotencia de toda esa gente que participa en tergiversar la verdad con el fin de ocultar la globalmente-establecida VERDAD de que ningún países sobre este planeta tendría absolutamente ninguna obligación, ni legal, ni humanista, ni moral, de acoger a un montón de extranjeros de algún otro país, y menos todavía si tuvieran una mala reputación.

Esa es la profunda verdad.

¿Okey?

Esa es la profunda verdad que se esconde detrás de las insensatas y claramente malintencionadas insinuaciones y acusaciones expresadas por el actual jefe de Estado venezolano, por sus colaboradores, y por sus seguidores, incluso aquí en Aporrea, contra extranjeros inocentes de toda culpa que jamás tuvieron absolutamente nada que ver con el desastre humanitario VENEZOLANO que ha obligado desde el 2013 a más de 7 millones de venezolanos y venezolanas a emigrar, la mayoría, demolidos, destrozados y atropellados por sus propios gobernantes, por sus propios vecinos, por su propio país, masacrados, esclavizados, torturados, emigrando con, "solos sus camisas en la espalda," muchos además indocumentados porque el mismos Estado venezolano les ha rehusado entregar sus documentos.

NOTA MUY IMPORTANTE: Mi amiga, venezolana, hace casi 4 años que intenta renovar su pasaporte venezolano pero hasta ahora el SAIME --- la oficina del Estado que emite los pasaportes --- le ha robado $600, tres veces $200, y la han borrado del sistema las tres veces para encubrir el robo sin jamás haberle renovado su pasaporte, y ella no es la única, son mínimo cientos de miles de venezolanos y venezolanas las víctimas del atraco y del ROBO de su dinero por parte del mismo Estado venezolano, pero lo peor, es que el actual jefe de Estado venezolano, lo permite, y esa es la verdad.

Ahora …

Ni VTV, ni AVN, ni Sputniknews, ni ningún otro medio de comunicación del Estado venezolano o aliado a él, ni ninguno de los escritores que hasta hoy increíblemente apoyan al actual criminal* jefe de Estado venezolano, jamás han, que yo sepa, dicho absolutamente NADA sobre este HECHO COMPROBABLE; de que la principal persona responsable por este masivo y esencialmente criminal* éxodo de seres humanos aplastados, esclavizados, y destruidos por el actual Estado venezolano, es, y siempre ha sido, desde el comienzo de este desastre en el 2013, el actual jefe de Estado venezolano.

Él es el número 1 responsable de toda esta tremenda tragedia humana, pero jamás dicen pío, hipócritas, escondedores, mentirosos, cobardes (textualmente), falsos.

Quienes escriben esas noticias y artículos de opinión, se comportan como típicos niños engreídos donde --- con ojos de locos y la baba guindando (así me lo imagino en mi cabeza) --- casi que le exigen a mano armada a esos países de acoger a todos los emigrantes venezolanos sin ningún criterio aparte del hecho de ser venezolanos, como si de ser venezolano les daría algún derecho especial por ser buena gente, o algo sí, cuando la verdad es que en comparación con el comportamiento humano en el resto del planeta, los venezolanos y las venezolanas, de cualquier clase social, nos comportamos generalmente (y en mi opinión por supuesto) más que nada como animales que como seres humanos …

(siempre me gustó Venezuela por la anarquía que existe en este país, pero esa es una característica venezolana que no deberíamos jamás exportar a ningún otro lugar)

… y si no les gusta escuchar la verdad --- ¡hagan como yo hice, vayan a trabajar/vivir en 34 países para hacer la comparación! --- bueno, entonces no me lean a mí, lean a los otros escritores aquí en Aporrea que apoyan al criminal* líder de Venezuela y que metafóricamente crucifican a los extranjeros que no quieren acoger a los venezolanos, además, los acusan sin jamás haber viajado y/o vivido en esos países, o sea, los desprecian sin conocerlos, y eso es MUY FEO, y muy despreciable en sí … o … vean esta tremenda tergiversación de la verdad promovida y/o propiciada directamente o indirectamente desde Miraflores, una táctica profundamente despreciable y criminal* en muchas partes del mundo que quienes apoyan al actual jefe de Estado venezolano usan criminalmente* para intentar lavarles sus pequeños cerebros a nuestros niños inocentes, haciéndoles falsamente pensar que el actual jefe de Estado venezolano sería algún tipo de héroe, cuando no lo es, POR NADA, no señor, de hecho, él sería probablemente el mayor destructor y enemigo de nuestro país, de nuestro Pueblo.

Además …

¿Por qué carrizo esos países deberían acoger a los venezolanos y las venezolanas cuando su propio país ni los acoge?

¿Ah?

*Uso la palabra criminal en base a las respectivas interpretaciones legales en diferentes jurisdicciones del planeta con sus correspondientes jurisprudencia, y en base a sus posibles aplicaciones jurídicas bajo el concepto de la Jurisdicción Universal.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1307 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: