Revelaciones insólitas sobre un profético Carlos Lanz, que siempre nos alertaba que el enemigo lo tenemos adentro…

  1. El respetado y noble camarada Carlos Lanz siempre se distinguió por ser un serio investigador en temas de estrategia geopolítica, del geo-espionaje, sobre guerra de Cuarta Generación, un destacado experto en guerras no convencionales, guerras híbridas y asimétricas y sobre todo, lo que tiene que ver con operaciones encubiertas del imperio norteamericano contra nuestro país. Imbuido tanto en sus estudios no se dio cuenta del enemigo que andaba, para arriba y para abajo, a su lado… un enemigo monstruoso, pérfido y horrendo que acabaría pidiéndole a los ejecutores de su muerte que su cuerpo jamás se encontrara.
  2. Carlos se levantaba de madrugada a leer, a trabajar, a revisar los resúmenes de sus investigaciones, y por ahí, por los cuartos, por su biblioteca, por la cocina de su casa se paseaba el artero criminal que acabaría con su vida, algo parecido a lo que hizo Jaime Ramón Mercader con León Trotsky.
  3. Vivía Carlos, imbuido en esos temas tan propios de la CIA, daba agudas conferencias, sus análisis eran minuciosos y profundos, y… uno de sus grandes enemigos, digo, el que terminaría acorralándolo y llevándolo a la muerte, lo tenía a su lado, estaba en su casa, convivía con él. A la postre, ese horrendo enemigo le preparó una emboscada que haría desaparecer su cuerpo para siempre. Fue tan poderoso este enemigo que logró hacer lo que a la CIA le habría gustado ejecutar.
  4. Es escalofriante imaginar a ese enemigo que todos los días él se encontraba de frente, veía a sus ojos, con el que hablaba o discutía y a quien él le mostraba sus ideas y proyectos, sus certeras indagaciones. Y a la vez es terrible imaginarse que ese enemigo mortal que le escuchaba podía preguntarse: "-De tantas cosas que sabes, ¿por qué a la vez eres incapaz de leer mis pensamientos, lo que deseo y busco para ti, que mis planes son contactarme con un pran y unos criminales para matarte de la peor manera posible?".
  5. El día que mataron a Carlos Lanz, salió de su casa bajo engaño, a hacer lo que era su dedicación más amada, a dictar una conferencia, en esa dura batalla pedagógica de buscar alertarnos de ese enemigo perenne que incansablemente procura destruir nuestra patria. Se despidió de aquella Judas, y quizás esta Judas, para esconder sus planes hasta un besito de despedida le dio. Un beso que pudo parecerle extraño a él. Así es la vida de cruel y siniestra a veces. La verdad era que lo estaban sacando de su casa bajo engaño, en momentos en que todo el mundo andaba cuidándose por lo del Covid, pero a él no le importó, salió con su amigo, llevando su bolsito con el último material de investigación que había elaborado. Se encasquetó su boina universitaria, se colocó en la solapa una pequeña réplica de la espada de Bolívar y se despidió a cumplir con su deber.
  6. Su desaparición fue utilizada para echar plomo a diestra y siniestra. El domingo 8 de agosto de 2021, el Comité de búsqueda y liberación de Carlos Lanz publicaba una especie de comunicado: "Este ha sido un año de incesante búsqueda, desespero e incertidumbre para los familiares, amigxs y camaradas de Carlos Lanz. Un año sin respuestas concretas por parte del Estado Venezolano. Un año lleno de indiferencia, negligencia, manipulaciones, impunidad, injusticias y claras intenciones de dejar a este camarada en el olvido. ¡Pero no nos callaremos! Los familiares y camaradas del revolucionario Carlos Lanz nos unimos una vez más para exigir justicia, exigir que se profundice la investigación y que los entes de seguridad del Estado, junto al Ministerio Público, nos den respuestas conclusas y pertinentes con respecto al desarrollo de este doloroso y abominable acontecimiento. Exigimos respuesta sobre el documento entregado el 12 de mayo de este año a la secretaría de la Directiva de la AN, en donde solicitamos la creación de un Comité de búsqueda y liberación de Carlos Lanz, documento que aparentemente está engavetado. Te pedimos que nos acompañes este 8 de agosto de 2021 a las 6 pm a través de Twitter, Facebook, Instagram... con la etiqueta #1AñoSinCarlosLanz a exigir profundización y celeridad en la investigación. ¡Rompamos el silencio! ¡Queremos a Carlos Lanz de vuelta sano y salvo!".
  7. Ese enemigo supuestamente invisible que trataba de desentrañar Carlos, comenzó a formular interrogantes por boca de su señora esposa, doña Mayi Cumare, quien de manera extraña preguntaba por su paradero: "¿Dónde está, qué sucedió con su persona, fue víctima de un secuestro, de una venganza personal, o de desaparición forzosa por algún desquiciado que se infiltra en organismos de seguridad del Estado; o fue trasladado por agencias extranjeras de inteligencia -Mosad, CIA, el M16 inglés, o Rastrojos, a un locus como Guantánamo, a una cárcel secreta del Medio Oriente, o simplemente liquidado, y sus restos calcinados?".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2456 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: