Por eso pueden morir así los niños pobres enfermos de apendicitis aquí en Venezuela

NOTA PRELIMINAR: Este artículo se basa en información que estamos recibiendo en tiempo real, en plena tragedia familiar, entonces no toda la información es necesariamente exacta, faltarían detalles, o precisiones, y cosas así, esto porque ninguna de la personas involucradas en este triste asunto se encuentra en suficientemente buena condición mental y psicológica para poder transmitir la información de manera coherente, por angustia, y porque hace varios días que casi no duermen, están despareados, su niño de 10 años de edad se está muriendo innecesariamente de una enfermedad tratable y --- en la mayoría de los casos --- perfectamente curable, la apendicitis.

Un niño de 10 años de edad, si señor.

Esta muy triste y trágica historia está ocurriendo en tiempo real.

Normalmente no puedo contarles este tipo de cosas debido al peligro al cual las personas involucradas pudieran ser expuestas, simplemente por conocerme a mí, una persona considerada por el Estado venezolano actual como una especia de animal indeseable y desaparecible, aplastable, por ser crítico, sin embargo, en este caso, creo que no hay ningún problema.

Es un asunto terriblemente triste, terrible, y es una maldad perpetrada directamente por el actual Estado venezolano.

No es un caso raro, ni es un caso extremo, ni único --- tres de mis vecinas se murieron bajo circunstancias muy parecidas (negligencia e indiferencia del Estado) ---, es un caso entre probablemente miles que ocurren todos los días aquí en Venezuela a nivel nacional, y que debido a la tremenda negligencia e indiferencia crónica del Estado, lleva innecesariamente a la muerte prematura a miles y miles de venezolanos y venezolanas, la mayoría pobres y de color de piel más oscura.

(Son considerablemente menos los ricos y los más blancos que mueren prematuramente de enfermedades tratables.)

Mientras el Estado venezolano --- desde el 2013 --- sigue descaradamente promoviendo la elitista idea de que "la meta es la prosperidad económica," miles y miles venezolanos y venezolanas, mueren innecesariamente, como animales.

Ver : https://www.aporrea.org/energia/n364355.html

Hoy posiblemente morirá este niño de 10 años de edad en uno de los hospitales del Estado, en uno de los estados llaneros, en el interior de Venezuela.

Si no muere hoy, probablemente morirá dentro de unos pocos días, y no hay absolutamente nada que yo, ni mi esposa, ni mis familiares podamos hacer al respecto a más de 1000 kilómetros de distancia, en plena pandemia, mientras simultáneamente, el Estado habla de su prosperidad económica.

Sí señor, y esto está ocurriendo todos los días, frente a nuestras narices, incrementando su frecuencia y gravedad cada día más desde que Chávez nos dejó hace 8 años.

El niño vive en pobreza extrema en un pueblito llanero, cultivan sus propios alimentos y tienen gallinas. Por esos lados no hay trabajo, entonces hacen lo que pueden, pero casi nunca tienen dinero, o sea, raramente pueden comprarse cosas, ni las cosas más necesarias como los medicamentos más básicos por ejemplo, porque no tienen cómo pagarlos. Sin dinero, no se compra. Sin dinero, no se vende. Es así de sencillo.

El dinero manda hoy aquí en Venezuela, por encima de todo.

El hombre de la familia es un peluquero, pero sus clientes le pagan con comida, no con dinero, porque ellos tampoco tienen dinero. La madre se ocupa de niños mientras sus padres trabajan en Colombia vendiendo chupetas en las calles para generar el dinero que no pueden generar aquí en Venezuela, ese dinero que es absolutamente necesario tener hoy aquí en Venezuela si uno quisiera sobrevivir, porque aquí, aunque el Estado diga lo contrario, básicamente, nada es gratis, y nadie hace nada para nadie aquí en Venezuela si no es por dinero, por la prosperidad que le mismo Estado inhumanamente y [criminalmente] promueve abiertamente.

Todo tiene que ver con dinero ahora, si señor, aun la vida de un niño de 10 años tiene su precio, si señor.

Hace varios días que este niño anda con fiebre y con dolor abdominal, pero la familia no pudo llevarlo a una clínica privada, porque no tenían --- ni tienen --- cómo pagar.

Cuando lo llevaron al hospital del Estado, le dijeron a la familia que no podían atenderlo porque solo estaban atendiendo a pacientes con síntomas de COVID-19. Después de unos días regresaron porque el niño estaba peor, y le dijeron que sufría de apendicitis, pero que era demasiado tarde para tratarlo porque la infección se había desbordado, o algo así, y que entonces debían operarlo, pero que no hay cirujanos dispuestos para operarlo, no se atreven --- pero seguro de ofrecerles dólares, lo harían ---, y que no hay insumos en el hospital del Estado para ese tipo de operación, y que debían comprar sus propios insumos y medicamentos, o, si no, que deberán buscar una clínica privada y un cirujano privado y pagar esa operación ellos mismos fuera del hospital, pero en dólares, y en efectivo, si no, no había esperanza.

Muriéndose de apendicitis, sin medicamentos, pasando de médico en médico, cada uno lavándose las manos del caso, decidieron finalmente que el niño podía quedarse en el hospital del Estado pero que la familia debía comprar los antibióticos y ocuparse de su hijo porque el hospital no proveía nada gratuito, ni sabanas, ni toallas, ni medicamentos, ni comida, nada, y que el niño necesitaba antibióticos muy fuertes, bueno, en caso de que pudiera tal vez sobrevivir sin la operación (lo cual sería muy difícil) …

… mientras el Estado habla de prosperidad económica

… mientras los cirujanos solo operan a quienes tienen los dólares para pagar

… mientras que al que no tenga dinero, bueno, lo dejan morir, como un animal.

Y para ponerlo en mayor perspectiva, este niño de 10 años, es más, es un Negrito, sí señor, es un Negrito enfermo sin dinero, o sea, es un niñito pobre invisible sin esperanza.

Así es aquí en Venezuela desde que Chávez murió.

El Estado lo va a dejar morir, así pareciera, exactamente así como le hicieron a mis tres vecinas, todas víctimas del Estado, todas pobres, muertas prematuramente debido al mismo tipo de maltrato humano por parte del Estado venezolano.

(¡Y el actual Estado venezolano se atreve a decir que aquí en Venezuela se respetan los derechos humanos! ¡Sí Luis!)

Bueno, después de casi 2 días dando vueltas y vueltas en ese hospital del Estado, yo no sé cómo lo hicieron, mientras el niño se ponía más grave porque el hospital no lo trataba, la familia finalmente consiguió los $25 USD en efectivo que les pedían --- para empezar --- para adquirir los antibióticos que el hospital del Estado debía haber tenido y que debía haber administrado gratuitamente e INMEDIATAMENTE (no después) al niño para tratar de salvarle la vida.

Pero no lo hicieron.

Parece que desde el comienzo, no tenían ninguna intención de tratar de salvarle la vida, así nos informaron.

Parecía, y sigue pareciendo, que lo dejarán morir.

Ahora el niño --- en estado muy grave --- está tomando esos antibióticos, en el hospital del Estado sin insumos, cuidado más que nada por su familia en vez de por los pocos médicos y enfermeras que se encuentran en ese hospital, todos mal pagados y muy maltratados por el Estado, mientras ningún médico del Estado venezolano de esa región quiere o se atreve a operarlo, y así lo dijeron …

¿Por qué?

¿Entonces?

¿Morirá?

Así es el sistema de salud aquí en Venezuela hoy para los pobres desde que Chávez se fue, si uno no tiene dinero, si uno no tiene apellido, o si uno no tiene contactos, olvídense, uno muere, y punto, como un animal.

Y lo más cruel e irónico es que el actual Estado venezolano financia la Misión Nevado, una misión "socialista" para salvarles las vidas a los animales de las calles. Sí señor. Además, le hacen propaganda a nivel internacional en inglés, como para hacerse pasar por buenos y bonitos en el plan internacional … todo esto mientras niño humanos, como este niño pobre de 10 años de edad muere debido a una enfermedad curable que el mismo Estado se niega a tratar. Vean en las fotos cómo sí hay medicamentos y tratamientos para los gatos y los perros.

Ver: https://www.facebook.com/MisionNevadoOficial/

Esa es la condición ética-moral-humana del actual Estado venezolano.

Bueno, no sabemos lo que ocurrirá en los próximos días, pero una cosa es cierta, no hay manera de pagarle la operación que el Estado se niega a proveerle (un deber que no cumplen), y si el asunto se complica aun más, hay que entonces encontrar más dinero --- dólares USD en efectivo --- para comprar más medicamentos, en caso de que el niño pueda sobrevivir.

Todo, absolutamente todo ahora aquí en Venezuela --- por lo menos para los humanos --- se centra en el dinero, aquí en esta sociedad donde el mismo Estado promulga abiertamente la prosperidad, o sea, promueve el dinero como un dios, por encima de la humanidad. Nada más cuenta aquí, y menos todavía la vida de un niño pobre Negrito de 10 años que vive en los llanos, lejos de ser visible por la comunidad internacional.

Bueno …

Parece ser ahora que la única cosa que le salvará la vida al niño, será él mismo, será su propia voluntad y su propia fuerza de espíritu, nada más … porque el Estado no está haciendo absolutamente nada para salvarle la vida, mientras tanto, simultáneamente, el Estado, este mismo día, el mismo día en que se está muriendo el niño de una enfermedad curable, ignorado por el Estado, habla de la prosperidad económica.

Sí señor.

En vez de decir, "la meta es el bienestar de nuestra sociedad," el Estado dice, "la meta es la prosperidad económica,"

Sí señor.

Por eso pueden morir así los niños pobres enfermos de apendicitis aquí en Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 879 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: