¡No le mientan a la ONU!

Antes de empezar, quiero decir que yo no sé quién o quienes carrizo manejan el actual Estado venezolano (no hablo solo del gobierno), ni tampoco me importa en realidad, porque básicamente somos impotentes al respecto. Sin embargo, creo que es obvio que quienes manejan el Estado venezolano hoy, desde las tendencias políticas, sociales, y económicas que sean, son básicamente todos iguales, o sea, tienen, entre otras características, las siguientes cosas en común (ver las evidencias más abajo).

Características en común (entre otras):

1- mienten intencionalmente casi todo el tiempo

2- ocultan y manipulan la información a su favor

3- se hacen los locos cuando les conviene

4- le echan la culpa a los demás por todo lo que ellos mismos hacen mal

5- niegan --- por su silencio e hipocresía --- que ellos mismos forman parte integral del impulso y de la maquinaria para la re-colonización de Venezuela y su re-entrega a las clases dominantes esclavistas nacionales e internacionales tradicionales y sus nuevos miembros, socios, y secuaces.

Bueno …

Entre las otras bajas características humanas que tal vez tendrían --- las cuales por supuesto no podría confirmar a menos de conocerlos personalmente ---, puedo imaginarme que esas personas que manejan el actual Estado venezolano también son unos vivos (unas ratas), se creen más inteligentes que los demás, son unos oportunistas, abusadores del poder, prepotentes, egoístas, codiciosos, desalmados, sádicos, cocainómanos, alcohólicos, pervertidos sexuales, ladrones, corruptos, delincuentes, y otras cosas así, o una combinación de ellas, ya que básicamente, en base a mis observaciones, las cuales no son necesariamente exactas, todos los seres humanos sobre este planeta que se comportan de esa manera, como ellos, particularmente cuando pareciera que su único propósito en la vida es de buscar del poder y la fama al subyugar a los demás a sus antojos, y especialmente cuando lo hacen utilizando la prepotencia, la manipulación de los hechos, y la mentira como herramientas para alcanzar sus fines, bueno, creo que puedo concluir con bastante certeza que esos personajes son todos iguales, y que eso no dependería ni de la raza, ni de su origen geográfico, ni de su crianza, ni de su educación o tendencia religiosa o política, ni de nada así, o sea, es algo genético que viene infectando al ser humano desde muy lejos, desde nuestra creación sobre este planeta, y ocurre a nivel mundial, no solo aquí en Venezuela, aunque aquí este fenómeno me parece ser extremo, hasta el punto de ser sádico, destructivo, y decadente como algunos de los ejemplos más abajo.

¿No es así?

¿O algo así?

¿Verdad?

Ven, durante toda la historia de la humanidad, han existido clones de Hitler, en casi todas las culturas de la humanidad. Han existido clones de Nerón, Gengis Kan, Napoleón, Judas, Jim Jones (suicidios de Jonestown, Guyana), Le Reina Isabel II (la mafiosa más grande de la actualidad en mi opinión), o el papa Benedicto IX, quien no solo vendió el papado, sino que, aparentemente, también era un sádico y pervertido que regularmente cometía actos de violaciones y torturas sexuales contra mujeres y hombres (y probablemente niños), fornicaba con animales, y llevaba a cabo orgías.

Sí señor.

El papa.

Él era un ejemplo perfecto de lo peor de las clases dominantes de este planeta.

Ver: https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Papas_sexualmente_activos

Bueno.

Lo que quiero decir aquí, es que la maldad --- en todas sus formas ---, normalmente forma parte de la genética de los humanos que tienden a buscar y mantener el poder, y más todavía, cuando utilizan cualquier instrumento de bajeza humana para subyugar a los demás (como ese papa o Hitler por ejemplo) con el fin de mantenerse en el poder a todo costo para satisfacer sus propios intereses personales, sin embargo, eso no significa, en este caso, hablando de Venezuela, o de cualquier otro caso en la historia de la humanidad, que yo estaría acusando o culpando a nadie de nada, no señor, esa es la naturaleza de la genética humana en su peor forma, es simplemente una observación que pareciera ser certera y que pudiera aplicarse a cualquiera, en cualquier parte del mundo, y en cualquier tiempo de la historia.

Aquí voy a presentarles un ejemplo (entre muchos) de Venezuela.

CASO DEL AGUA POTABLE

Cuando leí esta noticia esta mañana, casi se me explotó la cabeza, otra vez.

Titular en Aporrea:

" Venezuela pide a la ONU promover mecanismos para garantizar el agua potable"

Ver: https://www.aporrea.org/venezuelaexterior/n363695.html

Allí dicen que durante un foro sobre el Desarrollo Sostenible de la ONU, la ministra de Venezuela para la Atención de las Aguas, dijo:

"Hacemos esfuerzos [¡sic!] para proteger el agua para la vida y avanzar en un modelo de gestión soberano y sostenible en armonía con el desarrollo productivo ... --- Igualmente, denunció que las medidas coercitivas unilaterales e ilegales impuestas por Estados Unidos han afectado el buen funcionamiento del servicio. --- … Un primer paso debería ser la derogación de estas criminales medidas coercitivas unilaterales [de EEUU], y así poder continuar nuestro camino hacia el logro pleno de los compromisos asumidos en el marco de la Agenda 2030."

¿Qué?

¿Cómo?

¿El Estado de Venezuela está hablando del agua potable frente a la ONU como si este fuera un inocente perseguido por algún monstruo del extranjero?

¿Ah?

¿Qué es eso?

¡Casi se me explotó la cabeza!

Primero, las sanciones de EEUU contra el Estado de Venezuela solo empezaron a aplicarse progresivamente a partir del 2015 - 2016, no antes, excepto en asuntos de armamento, sin embargo, y aunque Venezuela es el número 11 de 171 países del mundo con más agua fresca a su disposición (ver el link que sigue), la escasez de agua potable y las monumentales fallas en su distribución, empezaron antes de las sanciones (ver más abajo), empezaron cuando Chávez murió en el 2013, dos o tres años antes de esas sanciones.

Ver:https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_total_renewable_water_resources

Segundo, me gustaría poder demostrarles con estadísticas y cifras la realidad de Venezuela con respecto al agua potable, sin embargo, ya que:

1) no existen estadísticas confiables aquí en Venezuela, y

2) ya que es casi imposible salir al terreno a investigar este tipo de asunto sin arriesgarnos la vida debido al hecho de que el actual Estado venezolano hace todo lo posible para impedir que se hagan trabajos de investigación al estilo, incluso, para impedirlo, están perfectamente dispuestos a amenazar, encarcelar, torturar, desaparecer, y asesinar, y

3) ya que ahora estoy permanentemente discapacitado, o sea, aun si quisiera, no podría salir a investigar nada, entonces …

… la única cosa que puedo hacer aquí es de proveerles un ejemplo real, el mío, de mis experiencias al respecto entre los años 1970 y hoy, sobre un periodo de unos 50 años. Creo que con este ejemplo entenderán por qué casi se me explotó la cabeza, ¡otra vez!

EL EJEMPLO

Nota: Creo que es muy importante aquí tomar en consideración que el agua potable no es ningún lujo o privilegio de las clases dominantes como el actual Estado venezolano pareciera creer, no. No solo el agua potable es importante para satisfacer la sed de los ricos, o para cocinar, o para bañarse, o para pintarse el cabello, o para lavarse los dientes, no, sino que el agua potable es extremadamente importante para la buena salud de una sociedad en general, para los hospitales y las escuelas, para sus oficinas, para su producción (lo que requiere muchísima agua potable), o sea, para su capacidad productiva en general, es absolutamente necesaria para el buen mantenimiento del Estado en todos sus niveles, porque, sin agua potable, lo que ocurre es que se crea un Estado, o una sociedad, malsana, sucia, enferma, y con poca producción --- y por ende con pocos recursos soberanos ---, además, se crea una sociedad con pocas capacidades de desarrollo, y por ende con poco futuro, y una sociedad con una infraestructura destrozada debido a la crónica falta de mantenimiento, lo que requiere muchísima agua potable también.

(Por eso los países desarrollados son tan limpios y avanzados en comparación con los países subdesarrollados como Venezuela o la República Democrática del Congo, porque le ponen gran importancia a nivel del Estatal a la calidad, la cantidad, y el acceso al agua potable, entre otras cosas básicas que se requieren para el positivo desarrollo de una sociedad moderna.)

Bueno …

Esta es mi historia …

Entre los años 1970 y el 2002, viví, trabajé, y viajé por Venezuela durante varios años consecutivamente, y esporádicamente (ver algunos detalles más abajo). La situación del agua potable variaba, pero era algo más o menos bien y en constante desarrollo, aunque lento.

Entre los años 2002 y 2010, trabajando como corresponsal para Vheadline.com, el sitio web más importante de noticias y opiniones en inglés dedicado exclusivamente al tema de Venezuela, viajé de manera casi continua entre --- más o menos --- Cumaná en el oriente del país, Barlovento, Caracas, y Naiquatá en el centro norte del país, Barinas, Barquisimeto, y Valencia, un poco más al centro sur del país, los Andes, particularmente entre Barinas y La Azulita pasando por gran parte del Estado Mérida y el páramo, y también por casi toda la frontera con Colombia entre El Laberinto al Sur del Lago, y San Antonio del Táchira y La Parada en Colombia.

Para conocer el terreno de primera mano, hice todos esos viajes por autobús, no por avión, y me quedé en posadas familiares, hoteles tipo burdel, y casas de crack por ejemplo, o a veces con conocidos. Así podía conocer la verdad desde las calles del país y no desde algún hotel de lujo, aunque si lo hice 3 veces en Caracas para infiltrar a la violenta oposición antichavista en los alrededores de la Plaza Altamira, en Los Dos Caminos, y en el Hotel Hilton (Alba Caracas ahora), y era muy peligroso. Creo que por eso tuve tantos lectores (2002 – 2010), unos 100.000 lectores por día en 22 países, hasta que Vheadline.com cerró sus puertas y mi editor, Roy Carson, murió, matado por un médico aquí en Venezuela que le administraba los medicamentos equivocados.

Muy pocos corresponsales hacían ese tipo de trabajo (y menos ahora), es más, yo lo hacía gratuitamente, sin pago alguno, porque mi misión era de contrarrestar las tremendas mentiras contadas a nivel internacional por la violenta oposición a Chávez, racistas que odiaban y siguen odiando a los pobres, algo irónica ahora ya que hoy es básicamente todo lo contrario, mientras la violenta oposición a Chávez sigue mintiendo, como siempre, ahora el mismo Estado venezolano que dice ser chavista (¡sic!), miente, pero peor que ellos, mientras al mismo tiempo deshacen las Misiones de Chávez y destruyen su Plan para una sociedad más justa, entregando el país a las clases dominantes.

Si señor.

Es muy irónico.

Bueno …

Durante esos años (2002 – 2010) viví en Naiguatá (brevemente), Caracas, Barquisimeto (brevemente), El Vigía, la ciudad de Mérida, San Cristóbal (brevemente), La Azulita (brevemente), y un pueblito andino cerca de la frontera con Colombia. Antes de eso, (1970s – 2002) viví de manera intermitente en algunos de los barrios más desposeídos de Caracas, y en un caserío en las entonces selvas de Barlovento.

Hoy vivo en la costa caribeña en el Estado de La Guaira.

Vivo de manera fija aquí en Venezuela desde el 2010, y pienso morir aquí, bueno, a menos que me gane la lotería y entonces pagaría para que todos nuestros familiares y nosotros (mi esposa y yo) nos vayamos de este país infierno terrestre para rehacer nuestras vidas en algún otro lugar donde se pueda vivir dignamente y humanamente en una sociedad más sana y honesta.

Bueno.

Quise contarles done he vivido para que vean que no solo conozco un pequeño espacio de Venezuela, y también para que vean que lo hice sobre un tiempo-espacio de casi 50 años.

Entonces …

Sobre el agua potable …

- En los años 1970 en los barrios más pobres de Caracas que conocí, donde yo vivía, el agua potable llegaba vía la tubería varias veces la semana durante algunas horas cada vez, no era ni tan bueno, ni tan malo, además, los pobres recolectaban el agua en pipotes, y también de la lluvia.

- En los años 1970, en las selva, donde también viví, el agua potable (pero llena de parásitos) se buscaba en huecos en la tierra de más o menos un metro y medio de profundidad, o en los ríos, hasta que convencimos al Estado venezolano de taladrarnos un pozo profundo y conseguirnos una bomba eléctrica (pero también debían conectarnos a al sistema eléctrico). Eso se cumplió.

- A finales de los años 1980 y en los años 2000, mientras viajaba por el país, el agua potable por tubería se encontraba en bastante buen estado, con algunas restricciones en algunos lugares como en la ciudad de Mérida, algunos barrios de Caracas, y algunos caseríos aquí y allá, pero en general, yo diría, que el agua potable le llagaba de manera bastante regular a un 70% de la población, y digo 70% en vez de por ejemplo 80% ya que no conocí los llanos del oriente del país por ejemplo, ni las sabanas del sur del país donde me imagino la situación del agua potable pudiera haber sido un poco peor.

- A partir del los años 2010, las cosa me parecía igual, tal vez un poco mejor, excepto que en el 2010-11 creo que fue, hubo una gran sequía aquí en Venezuela. Sin embargo, el impacto no fue muy negativo, me pareció. El Estado venezolano de la época (bajo el mando de Chávez) hizo un bastante buen trabajo de contingencia para suministrar el agua potable vía cisternas y además construyó un montón de plantas de cogeneración para producir la electricidad que las represas --- entonces con poco agua --- no podían producir. Que yo recuerde, después de la sequía todo siguió su rumbo normal, cada vez mejorando un poco más.

- Cuando murió Chávez en el 2013, yo vivía en un pueblito andino en el estado Táchira cerca de la frontera con Colombia donde casi jamás faltaba el agua potable. Hay muchas represas en esos lugares y el mantenimiento entonces se hacía de manera responsable y regular … tengo un amigo que se ocupa de una represa para el Estado Táchira. Sin embargo, casi inmediatamente después de la muerte de Chávez en el 2013, el agua potable vía la tubería empezó a fallar, tanto así que a partir del año 2014, poco después de la muerte de Chávez, y sin ninguna sequía, tuvimos que acostumbrarnos a vivir con agua potable que nos llegaba solamente una o dos veces a la semana durante unas 4 horas cada vez, hasta que la cosa se puso tan mala, que había que comprar cisternas de agua potable para sobrevivir. Debido a esta situación, entre otras cosas, decidí que ya no podía trabajar en ese lugar, no podía producir nada, tuve que cerrar mis negocios, y no solo debido a la falta crónica de agua potable, sino también debido a las crónicas y gravísimas fallas de electricidad y el acceso muy limitado a la materia prima (aparte del masivo incremento en la delincuencia, la corrupción, el paramilitarismo colombiano, los asesinatos, la extorsión, etc.).

- Entre el 2014 y el 2015 viajé hasta Guiria varias veces, al extremo oriente del país, pensando de finalmente mudarme a ese lugar de manera permanente, pero, fui muy violentamente secuestrado, torturado, y casi matado a machetazos allí en el 2015. Durante el tiempo que estuve allí, al comienzo (2014), el agua nos llegaba por tuberías al lugar donde estábamos (en el campo), todos los días, pero a partir del 2015, ya casi no llegaba. El agua jamás volvió mientras yo estaba allí (hasta junio del 2015). Tuvimos suerte que allí llueve mucho y podíamos recolectar agua de lluvia.

- Regresé a los Andes durante el resto del 2015 y una parte del 2016, y la situación del agua allí había otra vez empeorado, el Estado nos decía entonces que era por la falta crónica de mantenimiento porque el mismo Estado venezolano ya no proveía nada de materiales, equipos, ni nada, y los salarios eran tan bajos que nadie quería ir a trabajar, y otros se iban del país, etc. Creo que los salarios habían bajado por debajo de los $20 al mes. En el 2013, cuando Chávez vivía, cuando había agua potable, los salarios eran de más de $300 al mes, algo bueno para Latinoamérica. Si señor.

- Cuando me mudé al Estado de La Guaira (primero en el 2016), un estado muy poblado, el agua potable vía la tubería aquí donde vivimos llegaba durante un día completo una vez al mes o cada dos meses, lo cual no era nada bueno, pero lo sabíamos y estábamos dispuestos a pagar cisternas de agua de vez en cuando (tenemos un gran tanque de agua de unos 10.000 litros que dura más de un mes), pero eso se fue empeorando hasta que ahora (2018 - 2021) el agua nos ha estado llegando solamente una o dos veces al año durante solo unas 4 horas. El resto del tiempo debemos comprar agua por cisternas. O sea, desde entonces, nada ha mejorado, más bien, ha empeorado. Ahora el Estado le echa la culpa a las sanciones de EEUU, sin embargo, aquí todos sabemos que ese no es el caso ya que somos nosotros mismos, los ciudadanos del sector, quienes debemos pagarle su transporte (taxi) al técnico de agua del Estado para que venga a abrir la llave --- y prepararle la comida y el café --- porque el Estado no tiene camiones ni tampoco le paga el transporte, ni le paga sus gastos, ni nada, y su salario es de algo como $2 al mes, si señor, ese es el Estado venezolano, o sea, no es culpa --- por nada --- de EEUU el hecho de que el pobre empleado del Estado no tenga un salario digno, eso es culpa exclusiva del Estado venezolano, de nadie más, y no me importa un carrizo lo que digan los economistas del estado, yo soy matemático y fui investigador de fraude corporativo internacional durante más de 25 años investigando cosas como la corrupción, sé perfectamente cómo funcionan estas cosas. Esto no es casualidad, no señor.

Nada de esto es casualidad.

CONCLUSIÓN

1- Como pudieron ver arriba, los graves problemas del agua potable aquí en Venezuela, y no solo en un solo lugar o región, empezaron en el 2103 con la muerte de Chávez, mucho antes de las sanciones de EEUU contra el Estado venezolano (progresivamente a partir de 2015 - 2016).

2- Es importante notar que el salario mínimo en el comienzo del año 2013 era de más de $300 al mes, pero llegando a finales del año 2013, el salario mínimo, o sea, el salario de la mayoría de los obreros del Estado, pasó a valer hasta menos de $50 al mes debido al mercado paralelo del dólar (Dólar Today en particular) que el mismo Estado venezolano permitió que tome el control de nuestra economía. Es cuando (2013 - 2014) muchos de los empleados del Estado empezaron progresivamente a buscar trabajos por fuera e irse del país, primero los profesionales, después los técnicos, los supervisores, y hasta hoy, muchos de los obreros también. Eso no es culpa de EEUU. Esta realidad ha contribuido enormemente a la destrucción de nuestro sistema de distribución de agua potable desde mucho antes de las sanciones de EEUU contra Venezuela.

3- El Estado puede inventar todas las excusas y mentiras del universo, pero la realidad es que aun con las sanciones, digamos progresivamente a partir del 2015 - 2016, el Estado venezolano siempre ha tenido absolutamente todo el poder y las herramientas para asegurar el acceso razonable al agua potable, pero no lo ha hecho. No hay excusas. Eso no es culpa de nadie más que del mismo Estado venezolano que desde el 2013 ha estado tratando de esconder la verdad, manipular los hechos, y de echarle la culpa a los demás.

Entonces …

Para finalizar …

Creo que ahora entienden por qué mi cabeza casi se explotó otra vez, ¿verdad?

También, creo que puedo decir lo siguiente con bastante certeza y confianza.

¡No le mientan a la ONU!

Es falso que el Estado venezolano actual se ha estado ocupando del agua potable, es falso que los problemas del agua potable se deben a las sanciones de EEUU, y es falso --- creo yo, debido a las características de quienes manejan el Estado actualmente --- que el actual Estado venezolano esté honestamente interesado en los compromisos para el año 2030 de la ONU con respecto al agua potable.

¡No le mientan a la ONU!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1223 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor