La equidad de género en los cargos de representación popular

En la historia política de Latinoamérica y el Caribe, en lo que va de este siglo XXI, se han generado algunos interesantes e importantes debates, alrededor de unos propósitos políticos, que intentan "mejorar y perfeccionar" a una vital pareja estratégica: la democracia y los derechos humanos…y la sociedad civil presiona a que debe de haber una verdadera voluntad política de la dirigencia en reconocer que aún no tenemos una participación política plena, más allá de las formalidades y un discurso basado en la no discriminación y la justicia…

En la que existen una triada de indicadores tácticos: 1.- mejorar las consultas populares, como se logró en la constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), cuando se consagró los diferentes tipos de referendos, entre ellos los consultivos, la revocatoria del mandato, las consultas aprobatorias y los abrogatorios, 2.- se le confirió rango constitucional a los derechos humanos, al asignarle un título con todo un articulado, 3.- la permanente búsqueda de normas paritarias para aumentar y equilibrar la participación política femenina, como lo establecido por parte del Consejo Supremo Electoral, para las elecciones parlamentarias del 2015…cuando reglamentó como una providencia electoral, que no debe de haber menos del 40% y no más de 60 % de las candidaturas al cuerpo legislativo tienen que ser mujeres…

La lucha por hacer real a la democracia participativa y protagónica, lo cual pasa por lograr la ansiada "igualdad de género" y materializar un mandato constitucional, señalado de manera concreta en el artículo 21, cuando expresa, "todas las personas son iguales ante la ley" y en el primer ordinal coloca de manera taxativa: "no se permitirán discriminaciones fundadas en la raza, el sexo,…"

Así como es importantísimo construir para todas las facetas de la vida, un ordenamiento jurídico sustentado en el igualitarismo y a la no discriminación, en la búsqueda de la paridad exacta del llamado 50 – 50…es fundamental cambiar la cultura política patriarcal, que a través de los partidos políticos y sus dirigencias, tienen que dejar de ser un obstáculo, para que la representación popular, esté conformada por hombres y mujeres de manera equilibrada…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 599 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Ley de Igualdad de Género, uniones homosexuales y aborto

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Ley de Igualdad de Género, uniones homosexuales y aborto