El Informe Bachelet A/HRC/41/18: Vigencia y Relevancia

Ciudadano
Nicolás Maduro Moros
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela
Su Despacho:-


Respetado Señor Presidente Nicolás Maduro Moros,

El Informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la situación de los derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela, publicado el 4 de julio de 2019, ha sido (contrario a quienes lo aprueban) cuestionado con inobjetables, detalladas e inequívocas bases y argumentos de buena fe pronunciados por genuinas y respetadas organizaciones defensoras de los Derechos Humanos (DDHH) nacionales e internacionales, incluyendo comentarios oficiales que ha emitido el ejecutivo nacional.

No obstante, sea o no de nuestro agrado, en la Organización de las Naciones Unidas, Presidente, tal informe tendrá resonancia mientras en Venezuela existan elementos descritos en el mismo que le den vigencia y relevancia, es decir, elementos cuya comprobable veracidad se mantengan en el tiempo.

En tal sentido, Presidente, es pertinente hacerle referencia a unos puntos que, a dos meses de haberse emitido el informe y con pocos días de discutirse nuevamente el tema en Naciones Unidas, los entes gubernamentales encargados de subsanarlos han elegido ignorar, por lo que, al NO SER ATENDIDOS Y CORREGIDOS, le dan vigencia y relevancia al referido informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Considerando su extrema relevancia para poder avanzar en cualquier otra área, nos centraremos en el tema Alimentación: En el párrafo 12 del informe se señala que "A partir de septiembre de 2018, miembros del Gobierno empezaron a hablar de las consecuencias de la crisis económica y a reconocer ciertos aspectos de la situación humanitaria, principalmente respecto de la escasez de la alimentación y de los medicamentos." y luego en el párrafo 13 del informe se destaca que "El Gobierno no ha demostrado que ha utilizado todos los recursos disponibles para garantizar la realización progresiva del derecho a la alimentación, ni tampoco que hubiere buscado, sin éxito, asistencia internacional para abordar dichas deficiencias." un hecho que se reafirma en el párrafo 14 del informe cuando establece que "Las personas entrevistadas constantemente refirieron una falta de acceso a alimentos, debido tanto a la escasez como a los precios inasequibles. La disponibilidad de suficiente comida de calidad es deficiente, y los entrevistados dijeron que comían una vez, o como mucho dos veces, al día y que consumían pocas proteínas o vitaminas. La falta de acceso a alimentos tiene un impacto especialmente adverso en las mujeres que son las principales encargadas y/o las jefas de familia, quienes se ven obligadas a dedicar un promedio de 10 horas al día a hacer filas para obtener comida. Fuentes locales reportaron algunos casos de mujeres que se vieron forzadas a intercambiar comida por sexo." y para resaltar la gravedad de la situación en el párrafo 15 del informe se reporta que "Además de la hiperinflación y la contracción de la economía, las políticas económicas y sociales adoptadas durante la última década han debilitado los sistemas de producción y distribución de alimentos, aumentando la cantidad de personas que dependen de programas de asistencia alimentaria. El Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura reportó que 3.7 millones de venezolanos/as se encuentran en estado de desnutrición y la ONG Caritas confirmó particularmente altos niveles de desnutrición entre niños/as y mujeres embarazadas."

A dos meses del referido informe, Presidente, es público, notorio y comunicacional (tal como lo refiere el párrafo 13 del informe de marras) que nada se ha hecho para evitar que organizaciones delincuenciales como Fedecámaras, Ansa, Fedeagro, Consecomercio, etc continúen participando activa y descaradamente en violar el Derecho Humano a la alimentación de la población venezolana mediante la práctica indiscriminada de los delitos de usura, especulación y acaparamiento que (para anular, mediante un esquema criminal de dolarización de precios, el poder adquisitivo de cualquier aumento salarial) a diestra y siniestra ejecutan sus agremiados, mientras las directivas de estas asociaciones delincuenciales constantemente ocupan nuestro espacio radioeléctrico (televisión y radio) para, con burdos argumentos falaces de manipulación sicológica, justificar tal violación al artículo 114 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Es evidente que el (constante incremento de los precios de los artículos de consumo (carnes, huevos, pescados, harinas pre-cocidas, etc.) lo ejecutan sin temor alguno estas asociaciones delincuenciales por una falta de Políticas de Estado (como bien lo reporta el párrafo 13 del informe Bachelet A/HRC/41/18) que impidan que estas organizaciones delincuenciales continúen deteriorando el poder adquisitivo de la población venezolana. Sin duda alguna, el Estado Venezolano puede accionar contra estas organizaciones delincuenciales tomando como argumento justificativo de acción los puntos que hemos referido del informe Bachelet A/HRC/41/18, particularmente el llamado a la acción que se le hace al Estado en el párrafo 13 del informe.

Siendo el accionar de estas organizaciones delincuenciales público, notorio y comunicacional el Tribunal Supremo de Justicia bien puede tomar acciones en conjunto con la Fiscalía General de la República y la Defensoría del Pueblo para detener esta escalada criminal que con los precios de los artículos de alimentación ejecutan las referidas organizaciones delincuenciales que se agrupan bajo los nombres de Fedecámaras, Ansa, Fedeagro, Consecomercio, etc.

Ya contamos con experiencias efectivas (como cuando fueron detenidos los gerentes de algunos supermercados) que han dado resultado (mientras estuvieron presos estos gerentes en los respectivos supermercados los productos nunca desaparecieron de los anaqueles y se vendían a precios acordados) que en este clima de guerra económica pueden ejecutarse nuevamente. Si así se hace, también se estaría negando la falta de actuación que de la Fiscalía y de la Defensoría del Pueblo en la defensa de los DDHH de la población venezolana se señala en el párrafo 33 del informe Bachelet A/HRC/41/18.

Por otra parte, Presidente, en febrero de 2019 también presenciamos como en cadena nacional se entregaban importantes recursos para incrementar la producción de carne porcina además de quesos y leche pasteurizada. Inclusive, el Consejo Científico que asesora al gobierno, estableció con suma claridad el contar con semillas de papa que generan cosechas de papa de 50 toneladas por hectárea de siembra, dejando, por el corto ciclo de producción de la papa, la expectativa que nuestros mercados podrían (en el corto plazo) estar inundados de ese rubro que alguna vez también ayudó a mitigar el hambre en Europa.

No obstante, Presidente, es público, notorio y comunicacional que todos estos rubros (carne de cerdo, leche pasteurizada, quesos y papa) se comercializan a precios de usura, inaccesibles para la mayoría de la población venezolana. ¿Dónde está la falla? O el Consejo Científico, Presidente, le cayó a coba (embuste) o simplemente el ente encargado de supervisar la producción y distribución de tales rubros no está actuando. Es decir, nuevamente nada se está haciendo para que los recursos entregados lleguen a producir lo que prometieron y que tales productos lleguen a la población venezolana.

Algo parecido ocurre con el pescado, donde sabemos que se han entregado importantes recursos para que tengamos este producto en nuestras mesas. No obstante, grupos que dominan el comercio de la pesca bajo el control de estas asociaciones delincuenciales han acaparado la explotación de tan importante recurso, al extremo que es prácticamente imposible adquirir pescado para consumo diario directamente a pescadores del Morro de Puerto santo, Estado Sucre, mientras que el precio del pescado en los mercados de la zona (Güiria, Irapa, Carúpano, Cumaná, etc) (impuestos por estas asociaciones delincuenciales) en nada se diferencian de los precios de usura y especulación con que se expende el producto en cualquier mercado/supermercado de la gran Caracas. .

A estos grupos mafiosos nada les importa agotar la existencia del pescado en nuestras aguas para alimentar otras Naciones que, como Trinidad y Tobago, ya agotaron (por una pesca indiscriminada y sin control) este recurso de sus espacios acuáticos. ¿Se seguirá permitiendo que grupos inescrupulosos en su afán de hacer dinero acaben con los peces de nuestras aguas alimentando otras Naciones?

Es oportuno un llamado de atención a Gobernadores y Gobernadoras de Estados (como en Sucre y Delta Amacuro) que han desatendido su llamado, Presidente, a levantar la producción agrícola en las extensas áreas de tierras urbanas y periurbanas con que cuentan estos Estados. De haberse atendido a tiempo el gran plan de la producción avícola (que aun sigue siendo ignorada) se hubiesen evitado los brotes de saqueos a comercios que se generaron en el 2017 en esos Estados, así como las constantes trancas de calles que actualmente se suscitan es esos Estados perturbando el libre tránsito de quienes puedan padecer de alguna emergencia.

Sin duda alguna, Presidente Nicolás Maduro Moros, mientras sean ignorados en lugar de atenderse y corregirse, todos estos aspectos mantienen la vigencia y relevancia del informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela.

Quedando a disposición para contribuir en tomar acciones que inhabiliten el informe Bachelet: si existe un Dios que salve nuestras almas, si alguna tenemos. Nitimur in vetitum semper, cupimusque negata. Levantemos la cara y con ella nuestra mirada al infinito inspirador eterno nos guiará a que juntos hagamos que Nazca lo que tenga que nacer y se destierre la maldad de la oposición en Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 618 veces.



Sergio Rojas


Visite el perfil de Sergio Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a282127.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO