La denuncia de la exfiscal contra Maduro revela el Modus operandi, cómo operaba la banda enquistada allí

Ya en Colombia segura y con su marido a cuesta, la ex fiscal prófuga declara que tiene pruebas que demuestran la culpabilidad de Nicolás Maduro en hechos de corrupción con la empresa Brasileña Odebrecht. Empresa que por cierto embarró a medio mundo pagando comisiones (coimas )para obtener contratos leoninos a su favor y en contra de los pueblos.

Esa forma de operar, amenazando con: “ Yo sé algo de ti que te llevará a la cárcel, que lo diré, si tu no haces lo que yo te diga o no aceptes lo que yo propongo”, es lo que vulgarmente se llama “un vil chantaje”; práctica que explica claramente las razones por las cuales la impunidad y la corrupción se apoderó del país durante este tiempo de revolución, cuando la funcionaria encargada por El Estado, de hacer las acusaciones para implantar la justicia, simplemente actuaba usando el chantaje para controlar a los otros poderes y amasar fortunas que les dieran más poder.

¿Se imagina el lector cuantas personas pudieron ser chantajeadas durante los últimos 18 años por los fiscales corruptos chantajistas que trabajaban y aun trabajan en esa institución?

"Fiscal @lortegadiaz participó via telefónica en clausura Cumbre de Procuradores de A Latina y denunció persecución de régimen de Maduro".

"La Fiscal Ortega afirma al pleno d Cumbre de Procuradores que dispone de pruebas para demostrar vínculos de Maduro con corrupción d Odebrecht".

Cuando por todo el mundo ya han caído Presidentes y ministros, por las denuncias de corrupción de esta empresa con funcionarios públicos, ¿Cómo es posible que la ex fiscal haya esperado tanto tiempo para hacerlas, cuando ya tenemos más de tres años sin hacer contratos con esa empresa?. ¿Por qué guardaba silencio?. ¿Quién la chantajeaba a ella?

Ahora nos explicamos el por qué la Justicia, que debía aplicar la Fiscalía, sólo llegaba a los pobres, a los que no podían pagar y explica la pirámide social de la población que ocupa a nuestras cárceles.
Pienso que llegó la gran oportunidad de sanear a uno de los poderes más emblemáticos que tiene el Estado para la aplicación de la Justicia, lo que permitirá echar las bases para construir una verdadera Justicia Comunitaria, donde quienes realmente tengan el Poder de acusar sean las victimas y no los victimarios. Es un gran reto para la ANC, que pasará a la historia, si por lo menos deja el camino ya hecho para lograr que la igualdad en la aplicación de la Justicia, no sea un sueño sino una hermosa realidad.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 4094 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: