Ibéyise Pacheco según Mary Pili Hernández

Recientemente un tribunal condenó a Ibéyise Pacheco por difamación agravada continuada co ntra el Coronel Ángel Bellorín. Una ola de histeria sacudió los reductos ultraderechistas del país, particularmente los medios. Una vez más salieron a agitar los harapos a que han reducido la bandera de la libertad de expresión, de tanto restregarla en las causas más viles.

A Ibéyise Pacheco se le condenó por decir que el señor Bellorín, cuyo récord académico es excelente, había falsificado unas notas, y luego negarse a rectificar cuando fue desmentida. Bellorín tuvo que pasar cuatro años bregando en los tribunales para que, ante la inminente condena, Ibéyise Pacheco reconociera públicamente que había mentido. En unas declaraciones cargadas de cinismo, Pacheco lamentó haber dañado el honor y la reputación del Coronel, pero rápidamente agregó que todo el problema se habría evitado si el difamado le hubiera presentado oportunamente los documentos que demostraban que ella había mentido, y que ahora sus abogados conocían. Es decir, que Bellorín era culpable de su propia difamación, por no haberle demostrado a Pacheco que no era un falsificador de notas. Esas fueron las "disculpas públicas" de Ibéyise Pacheco.

El 15 de Marzo, Ibéyise Pacheco tuvo tiempo, antes de entregarse al tribunal, de asistir a un mítin político en el Ateneo de Caracas, en el que pudo llamar cobardes al Vicepresidente y al Fiscal General, y gritar, en el delirante clímax, que no tenía miedo.

No hay valentía en la ausencia de miedo. La valentía consiste en sobreponerse al miedo. ¿Por qué cacarea tanto que no tiene miedo?

Veamos: por esta violación descarada de la ética periodística y de la ley, Pacheco fue condenada a 9 meses de prisión. En una sentencia con un fuerte sesgo clasista, le fue concedida casa por cárcel, porque el Instituto Nacional de Orientación Femenina supuestamente no le garantizaba su integridad física. Por un beneficio de reducción de pena, ésta se redujo a 2 meses y medio. Y no habrá custodia policial, así que en realidad tampoco se cumplirá la casa por cárcel. Una sentencia de humo.

Ibéyise Pacheco es una criminal convicta y confesa. Entre sus antecedentes está el haber difamado a un hijo de Alí Rodríguez Araque, acusándolo de traficar gasolina durante el sabotaje petrolero. El muchacho había muerto varios años atrás. La pseudoperiodista sólo confesó haber mentido cuando fue llevada a tribunales. Actualmente están abiertos 16 procesos en contra de Pacheco. Uno de ellos es por asegurar que tenía una grabación en la que constaba la planificación, por parte de miembros del alto gobierno, de actos terroristas. No se le ha pedido que revele la fuente, sino que muestre la grabación. Pero la grabación no existe.

Hay que recordar también que durante el golpe de estado de Abril, Ibéyise Pacheco realizó una entrevista con militares golpistas, entre ellos el Ministro de Defensa de Carmona, en la cual los militares se refieren al golpe como un hecho consumado, y hablan de las víctimas civiles de la "represión chavista". Esa grabación fue realizada antes de que el golpe fuera consumado, y antes de que hubiera víctimas civiles el 11 de Abril.

Se trata de una agente del fascismo, no de una mitómana errática

La inexplicable defensa de Mary Pili Hernández

Luego de la sentencia surgieron de la fauna derechista toda clase de defensores apasionados para la causa de Ibéyise Pacheco. Pero también hizo aparición una defensa completamente absurda.

En su columna "Sin Duda", en El Nacional del 16 de Marzo de 2006, Mary Pili Hernández escribe lo siguiente:

"En primer lugar, quiero decir que en lo personal manifiesto mi solidaridad, tanto como periodista, como mujer, como luchadora social. Considero que la situación que se ha presentado con ella es realmente lamentable, ojalá no se hubiera llegado a este punto. Creo que nadie en su sano juicio puede sentirse a gusto con el hecho de que una profesional sea llevada a prisión por ejercer su actividad, independientemente de si cometió algún error relacionado con el oficio.
Es algo así como cuando uno ve a un médico que es llevado preso porque no tuvo la pericia suficiente para salvarle la vida a un paciente o porque dejó de aplicar la terapia necesaria para que éste pudiera recuperar la salud. Más allá de que la familia de la víctima desee enjuiciar al médico e incluso demuestre que tenía la razón en su demanda, nadie puede alegrarse de ver a un profesional condenado por haberse equivocado mientras adelantaba las acciones pertinentes a su actividad. No estamos hablando de un delincuente común, asesino, narcotraficante o ladrón."

"La otra cosa es que, como mujer, también es necesario expresar unas palabras de solidaridad con Ibéyise. Ojalá ninguna mujer tuviera que ir presa nunca, puesto que las mujeres somos, al menos en América Latina, cabezas de hogar y formadoras de sociedad por la vía de los hijos."

"Como luchadora social, también siento sincera solidaridad con Ibéyise, puesto que soy de las que piensa que, indistintamente de las inmensas diferencias que pueden existir entre su modo de pensar y el mío, desde el punto de vista político e ideológico, creo que cada cual tiene derecho a defender lo que cree."

Pero Mary Pili Hernández fue mucho más allá.

En una entrevista con Ángel Bellorín "... Hernández le solicitó un compromiso público de hacer todo lo posible para que se resuelva la privación de libertad de la periodista." (El Nacional, 16 de Marzo, página A2).

Mary Pili Hernández no es sólo una periodista, es una alta funcionaria del estado, que no tiene que estar emplazando públicamente a nadie para que desista de ejercer un derecho legal, como lo es llevar hasta las últimas consecuencias la defensa de su honorabilidad. Si Hernández está confundida como periodista, no puede permitirse estarlo como viceministra. Y el gobierno bolivariano tampoco puede darse el lujo de que sus más altos representantes asuman la defensa pública de criminales, que además se cuentan entre sus más abyectos enemigos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 9478 veces.



Simón Rodríguez Porras

Músico y militante del Partido Socialismo y Libertad.

 @guitarraylapiz

Visite el perfil de Simón Rodríguez Porras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación