Cardenal Urosa Savino, ¿y los muertos del chavismo ¿qué?

1
Me detuve en la entrevista que le hiciera el periodista Carlos Croes, al Cardenal Jorge Urosa Savino, y puse mucha atención a las respuestas que daba al periodista. Me asombré de algunas afirmaciones, sobre todo viniendo del más alto dignatario de la iglesia venezolana. Me cuesta creer que los jerarcas de la iglesia católica de nuestro país, no tengan memoria, y, para completar no sigan las prédicas del Papa Francisco, desde el Vaticano. Claro está que esta conducta no es nueva. Desde que el chavismo está en el poder la Conferencia Episcopal no ha hecho sino atacar y atacar todo lo que huela a chavista. No importa que se bajen las estrellas y se le entregue a los venezolanos. No importa que se reparta un millón de dólares a cada habitante de este país. No importa que se le regale una vivienda o un carro a cada habitante de Venezuela. Nada importa, para personas, como el Cardenal Urosa Savino. La crítica inclemente vendrá, sin cortapisas.

2
Cardenal usted para mí, y para la mayoría de los venezolanos, es una persona digna. El pueblo brinda respeto, desde su nombramiento como Cardenal. Pero, con el respeto se merece, le digo que usted está equivocado cuando emite declaraciones que tienen que ver con la política nacional. Cardenal Urosa Savino, usted dijo al periodista Carlos Croes, que le entristecía la violencia con que el Estado ha enfrentado a los mercenarios de las guarimbas. ¿Usted, en verdad, se cree eso? ¿Cómo recomienda que deben reducirse esto a estos vándalos que siembran el terror entre la población? ¿Con una oración o con palabras de reconocimiento a sus acciones destructivas y criminales? ¿Cómo cree usted, Cardenal Urosa Savino, que un Rómulo Betancourt o un Raúl Leoni, Carlos Andrés Pérez o Jaime Lusinchi, hubieran acabado con estos desquiciados? ¿O usted no había nacido cuando gobernaron estas personas? ¿Se acuerda del SIFA, de la Disip, la Policía Metropolitana y su comando de capturas, y no se diga de los Teatros de Operaciones, creados para “combatir a las guerrillas? ¿Usted no se acuerda de la ballena invistiendo con agua a las personas de tercera edad por reclamar una pensión decente?

3
Usted señor Cardenal, lanzó duras críticas al Presidente Nicolás Maduro, en materia económica. ¿Usted sabe qué son las Misiones y que significan para los más desposeídos del país, de los incivilizados de la IV República? ¿Usted tiene conocimiento del pronunciamiento de la FAO respecto a la disminución del hambre en Venezuela? Como usted a lo mejor no lo sabe, recientemente la ONU, a través de la FAO otorgó un reconocimiento a Venezuela por la erradicación del hambre. Según la Cepal, Cardenal Urosa Savino, Venezuela redujo la pobreza en el 2013 con un 19 por ciento. Entonces, le pregunto, con todo respeto, ¿va mal nuestra economía? No niego que tenemos problemas por resolver en esa materia. Y el gobierno está reuniéndose con el sector privado para acordar algunas medidas que apunten hacia la solución de la problemática. Sus críticas son bienvenidas, aunque injustas, pero arrime una para el mingo y proponga en las mesas de diálogo económico propuestas que coadyuven a enderezar los entuertos. Criticar es muy fácil. Hasta para una dignidad como usted.

4
Usted dice, Cardenal Urosa, que “No podemos seguir esa cantidad de muertos, tampoco podemos dejar que los cuerpos de seguridad arremetan contra los ciudadanos”. ¿A qué ciudadanos se refiere usted? Que yo sepa a quienes los cuerpos de seguridad han enfrentado es a los mercenarios, guarimberos y criminales. ¿Usted cree que atravesar guayas de un lado a otro, con el objeto de degollar motorizados, es cosa de ciudadanos pacíficos? Así como quemar viviendas, consultorios médicos, gandolas con alimentos, vehículos para la seguridad. ¿Usted cree muy pacíficos incendiar un edificio donde funciona un preescolar, inclusive con niños y niñas adentro? ¿Y qué piensa usted de las universidades que estos delincuentes han quemado? A usted, Cardenal, con el debido respeto, se le ve la costura. Por último: lo exhorto a que dirija un sermón a los ciudadanos “pacíficos” que están aún , en estado de rebeldía que se retiren de las guarimbas y trancas de calles y avenidas y se vayan a sus casas a rezar tres Padre Nuestros y tres Creo en Dios Padre. ¡Se cansa uno! ¡Volveré!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1692 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a186679.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO