Las buenas intenciones no preñan pero pueden ser embarazosas

Aparentemente, la justicia internacional nos trae de vuelta a un par de ratas, Walid Makled y Henry López Cisco. Tal vez lo que aquí exponga caiga pesado pero aunque haya duda, les aseguro que no hay mala o buena intención en este artículo. Mi opinión corresponde a la simple revisión del pasado reciente en cuanto a cómo todos aquellos (bien, no todos, sólo el 90%) de quienes han atentado contra el Pueblo y la Patria, nos siguen jodiendo la paciencia desde distintos puntos de América, escabullidos de nuestra cárceles o huidos antes de ponerles la mano, avisados por las infiltraciones contrarrevolucionarias que infestan nuestro Sistema Judicial. Para colmo, la Opinática Supina les etiqueta de presos o perseguidos políticos, de empresarios asfixiados por la voracidad del Estado, de estudiantes reprimidos por la dictadura y pare usted de contar.

Me alegra que este par de criminales sea traído al país para que rindan cuenta por sus acciones. Pero hago votos porque una vez presos, no se fuguen. En el pasado muchos hemos advertido la posibilidad cierta de que eso suceda con aquellos que han asaltado el poder por la fuerza, autores intelectuales de asesinatos, fraudes, estafas masivas, malversación del erario y otras perlas. Casi sin variación lo han hecho y tenemos encima cruces como la de Posada Carriles, Guillermo Zuloaga, Patricia Poleo, Nixon Moreno, Manuel Rosales, Eligio Cedeño, Nelson Mezheranne, Didalco Bolívar y demás especímenes quienes a diario atacan el proceso desde distintos países.

El perdón en el 2.002 fue seguido de paros, guarimbas, traiciones, asesinato selectivo de dirigentes y el incesante ataque mediático nunca se ha atenuado desde entonces. Se ha tratado de distintas maneras de destruir la Revolución y la justicia ha dado bandazos entre mega plastas y plásticas. Estoy seguro que la contrarrevolución tratará de convertir la extradición de estos roedores y al proceso judicial que se les siga en tribunal mediático, pero además ofrecerá mucho, mucho dinero para sus fugas. Ojo pelao con esto pues si bien es cierto que disfrutamos de un estado de derecho y que el gobierno actúa apegado a principios de respeto a la vida y garantiza la integridad de todos los venezolanos, la derecha y el imperio promueven acciones para desacreditar a nuestro Presidente y catalogar a Venezuela como estado forajido.

La extradición De Makled y López Cisco, debe contener la noción de que la Justicia se adentra por caminos donde el Pueblo tiene tiempo esperándola. Su necesidad es urgente porque la impunidad permitió que una jauría de criminales llegara a la Asamblea Nacional. De esa misma jauría saldrá su candidato para el 2012 y como sabemos, hay gente que vota por ellos porque la memoria es frágil, infiel y tendenciosa.


coolthin@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2748 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad