Enfermos por Globovisión in crescendo: el canal que lava los crímenes de todos aquellos que atenten contra Venezuela

Lo peor es cuando uno se encuentra con chavistas que te vienen con preguntas y juicios que te dejan entrever que también están turulatos por lo que cada día riega Globovisión. Anoche veía en este canal como la Nitu Pérez Osuna defendía a muerte a la jueza María Lourdes Afiuni y al bandido de Eligio Cedeño, los dos ligaditos de una estruendosa estafa al país. Un programa de “Aló ciudadano” que pone totalmente al desnudo que la trama en la huida de Cedeño fue urdida junto con la referida Afiuni. Pero seguimos sin Ministerio Público y sin jueces con coraje y que amen a esta patria.

En el referido programa se encontraba un hermano de la jueza y otra señora que considera a Cedeño como a uno de los presos políticos de Chávez, que había podido huir heroicamente de Venezuela.

Todo un concierto delincuencial, que a uno lo que le venía a la mente constantemente eran aquellas palabras del Libertador: “En nuestra América no hay dignidad y tengo vergüenza de llamarme americano”.

Repentinamente la Nitu dice: “Estoy recibiendo en este momento un mensaje de Eligio Cedeño en el que me dice que va a luchar hasta la muerte por defender los derechos humanos en Venezuela”. Y los invitados pusieron caras de ángeles arrobados y conmovidos.

En esa monocorde guerra de Globovisión, permanentemente haciendo apología del delito, una gran parte de la población venezolana, varios millones de venezolanos, comienza a ceptar como real, como cierto, valido y glorioso a figuras abominables y degeneradas como a los que mataron a Danilo Anderson, a Carmona Estanga, Carlos Ortega, Nixon Moreno, Cabeza e´ Motor, Baduel, Lapi, Didalco Bolívar, Eduardo Manuitt, Guillermo Zuloaga, Mezerhane y Makled, entre muchos otros.

Globovisión lava los crímenes de todo aquel que atente contra Venezuela.

Y el resto del país decente tiene que cruzarse de brazos porque la justicia no actúa.

El resto del país decente tiene que tragar grueso y meterse el rabo entre las piernas. E incluso en estos pertinaces bombardeos de Globovisión se atenta contra ese resto del país decente que comienza a cansarse y que puede llegar en algún momento a ver como algo natural todas esas abominaciones. Y he aquí que entonces también se acabe por ver normal todas las inmundicias que se dicen contra Chávez.

Que se acabe por ver como cosa de poca monta el que el gobierno está destruyendo la propiedad privada de todo el mundo, que asesina, que persigue, que acaba con las autonomías de las universidades, que censura y reprime a mansalva.

Y de esa impunidad bestial que entonces muchos débiles chavistas acaben inconscientemente por aceptar que ya le ha llegado la hora al Comandante de irse y que debe entregarle el puesto a otro del bando opuesto para que arregle esto. Que ya se el Comandante se ha agotado, que aquí nada vale la pena, que lo mejor será rendirse otra vez y que hagan las cosas y que manden quienes siempre habían venido gobernando esta mierda.

Así están las cosas. Y como puede entenderse uno entonces vive estremecido de arrechera, impotente.

Qué vaina.


jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3168 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación




US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a111963.htmlCd0NV CAC = Y co = US