Nace, un día como hoy, en la Habana Cuba el Apóstol José Martí

Día veintiocho caminando por el filo de la navaja del 2018

Hace 165 años nació el revolucionario cubano José Martí quien fuera el más bolivariano de los políticos y escritores de su época. Para 1981 cuando llegó a Venezuela un 21 de enero nuestro Libertador estaba olvidado, salvo por el bronce y los actos protocolares. Martí revivió a Bolívar como le tocó hacerlo a Chávez desde que irrumpió en la historia de Venezuela. Por cierto que Martí nace en 1853, veintitrés años después de la muerte de Simón Bolívar, para los que creen que el venezolano y el cubano se dieron alguna vez la mano. Su único encuentro físico fue, si así podemos llamarlo, cuando Martí derramó una lágrima en la Plaza Bolívar frente a la imponente estatua ecuestre de nuestro Padre Libertador.

A Martí le debemos mucho los bolivarianos. Una circunstancia política poco conocida, que quizá nos interese sólo a los comunistas, es la ocurrida cuando todos los partidos marxistas de Latinoamérica reprobaron circunstancialmente a Bolívar por una nota inapropiada escrita por Marx sobre nuestro héroe de la independencia la cual fuera divulgada por el escritor marxista-leninista argentino Aníbal Ponce. Entonces sólo el partido socialista cubano evitó caer en el exabrupto. Claro, era secretario general del partido socialista cubano de la época, nada más y nada menos, que el martiano más apasionado de Cuba, el camarada Juan Marinello y a través de Martí los revolucionarios cubanos no dudaron desde el primer momento en reivindicar la figura de Bolívar. Años después vendría la revolución cubana y la historia la conocemos todos.

Martí tuvo una particular connotación en Venezuela por su presencia en nuestro país que, aunque fue corta, tuvo una significativa trascendencia cultural en el mundo intelectual y despertó en la Caracas de finales del siglo XIX una gran popularidad. En nuestros días con la revolución bolivariana y la presencia de los cubanos en las misiones sociales y culturales la obra martiana ha penetrado en las raíces de las mayorías. Eso es verdad, pero Martí lo odian igual que a Bolívar una una minoría numerosa de contrarrevolucionarios que adversan el cambio histórico. Ésta es una realidad que nos obliga a los revolucionarios a ocuparnos de seguir difundiendo el pensamiento de Bolívar y Martí, sin cuyo ejemplo y legado escrito, nuestro pueblo carecería de la fundamentación para defender el sentido de nuestra soberanía nacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 708 veces.



Sergio Briceño García

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /cultura/a258464.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO